1024x512

10 errores comunes de los nuevos inversores

errores-comunes-inversor

Si eres nuevo en el mundo de la inversión, deberías leer esto.

Todos los años, veo a nuevos inversores que se interesan por aprender a invertir sus ahorros, cometiendo los mismos errores que otros principiantes antes que ellos, han cometido una y otra vez.

Una de las primeras cosas en las que deberías centrarte si eres nuevo en esto de las inversiones, es en evitar los errores típicos. Y no, en pretender ser un genio de las finanzas desde el minuto uno.

A continuación te resumo los 10 errores más comunes del inversor novel

1. Mentalidad de corto plazo

Los nuevos inversores suelen caer fácilmente en la aleatoriedad del mercado a corto plazo.

No es difícil que por puro azar, compres unas acciones y ganes dinero una semana. Pero estas dejando los resultados de tus inversiones a la suerte. Por el contrario, hay quienes no tienen la suerte de cara, y pierden dinero en sus primeras operaciones. Creyendo que esto de la bolsa y los mercados no es para ellos.

Solo los inversores experimentados saben que la rentabilidad de sus inversiones se debe medir con el transcurso de los años. No de unos pocos días. Pero lleva tiempo (y a veces, cuesta mucho dinero) llegar a entender esto.

2. Invertir todo en una o unas pocas acciones

Los nuevos inversores sólo suelen pensar en las ganancias y no en lo que les puede pasar si se equivocan. Caen en el exceso de confianza fácilmente y ponen casi todo su dinero en una o una pocas acciones.

Los inversores experimentados y profesionales, diversifican. Porque saben que el futuro es incierto. Y que ninguna empresa por grande que sea, está libre de sufrir algún desastre.

3. No hacer ninguna investigación o análisis

Los nuevos inversores, suelen comprar acciones sin hacer ningún análisis previo.

Muchos, no tienen ni idea de cómo se hace eso. Algunos creen que basta con cacharrear un poco en internet y leer foros de inversiones. Si hay alguno que por casualidad descubre el esfuerzo que implica hacer un análisis fundamental y el tiempo que conlleva, lo desprecian completamente. El inversor novato confía en las ideas de inversión que lee en internet y en las recomendaciones del cuñado de turno, para ganar dinero fácil y rápido.

Lo cierto es que si no haces un buen análisis previo por ti mismo, es imposible que puedas tener convicción. Y sin convicción, no vas a tener la fortaleza que se necesita para mantener esas acciones en cartera, cuando llegue algún inevitable traspié en los mercados a lo largo del tiempo. Si no sabes porque estás invirtiendo en una empresa ni cuál puede ser su rango de valoración intrínseca, estás más perdido que un pulpo en un garaje. Y nuevamente en manos del azar y de la angustia de tus emociones, al no ser capaz de controlar la situación, ni entender lo que está pasando.

4. Mirar demasiado las cotizaciones y nada los negocios

Muchos inversores novatos, pierden un montón de tiempo a diario, siguiendo las cotizaciones de las acciones y consultando los precios varias veces al día. Jamás se plantean investigar de que van los negocios de las empresas en las que invierten, cuáles son sus márgenes, si tienen alguna amenaza o como ganan dinero. Sólo miran los gráficos.

Los inversores profesionales, saben que tienen que estudiar con detállela información periódica y las publicaciones de resultados, para reajustar las expectativas de las acciones que les interesan y recalcular su valor intrínseco.

5. Vender las inversiones ganadoras y comprar más de las perdedoras

A muchos inversores primerizos, les queman las ganancias y están ansiosos por vender, en cuanto ven que ganan un poco de dinero. Y sin embargo, doblan la apuesta varias veces, promediando a la baja en las acciones que tienen en cartera y que no paran de bajar.

Los inversores con experiencia saben, que justamente hay que hacer lo contrario. Mantener a largo plazo e incluso comprar más acciones, de aquellos negocios en los que los beneficios y las expectativas futuras, no paran de mejorar. Y vender las acciones de los negocios ruinosos, con problemas, etc.

6 . Exceso de confianza

Otro error típico, es que algunos inversores noveles creen que en poco tiempo ya han aprendido todo lo que necesitan saber para invertir con éxito.

Los inversores con experiencia saben, que cuanto más aprenden, más se dan cuenta de lo que no saben y de lo mucho que les falta para convertirse en buenos inversores.

Esta situación se describe muy bien por lo que se conoce como el efecto Dunning-Kruger.

 


7. No tener método y seguir al rebaño

Muchos inversores, novatos y no tan principiantes, no tienen un proceso inversor e invierten sin más criterio, que el de seguir aquellas inversiones calientes o de moda, que se vuelven populares. Prestan atención en aquellas sobre las que la gente empieza a hablar a menudo.

El inversor experto trata de diseñar e ir mejorando su proceso inversor. Tratando de ampliar poco a poco su círculo de confianza, sin prestar demasiada atención, a las inversiones que se mencionan constantemente en las noticias y los anuncios sobre inversiones.

8. Usar endeudamiento o productos apalancados para invertir

A los nuevos inversores les suelen a traer los atajos para ganar mucho dinero en poco tiempo. Cuando descubren que con un ETF apalancado, un contrato por diferencias o con futuros y opciones, pueden multiplicar el resultado de sus apuestas, van de cabeza. Pero ese camino, es sólo una receta para el desastre.

El inversor medio e incluso el profesional, no necesita endeudarse ni usas productos financieros sofisticados para ganar dinero con sus inversiones.

9. Hacer demasiadas operaciones

Muchos inversores que empiezan a mover sus ahorros, creen que hay que operar mucho si quieren ganar dinero. Cuando realmente, el único que gana haciendo un número elevado de compraventas, es el bróker.

Precisamente por el enfoque a un horizonte temporal de corto plazo, se tiende a operar demasiado. Lo que se traduce en elevados costes de transacción, que a la larga, merma el resultado agregado de la cartera de inversión.

Los buenos inversores intentan rotar al mínimo su cartera de inversión y mantener sus posiciones el mayor tiempo posible para que puedan crecer.

10. No darle importancia a las comisiones y costes de transacción

Los inversores novatos no suelen reparar en las comisiones. Algunos piensan que no tienen importancia. Si la rentabilidad que ofrece un fondo de inversión o una acción ganadora de crecimiento compensa, no importa lo que haya que pagar por invertir.

Pero los inversores experimentados, saben que cada euro cuenta. Que menos costes, es más rentabilidad que se queda en tu bolsillo.

También te puede interesar:

Escribe un comentario

Participa en la conversación y déjame un comentario.

Artículo Anterior Artículo Siguiente