Banner - 970x250

Cómo mejora un sistema de cobro automático la gestión de efectivo de un negocio

sistema-gestion-efectivo

La robotización y la automatización de procesos, no es algo sólo exclusivo de las grandes industrias. Los pequeños comercios o negocios, también se benefician y pueden mejorar en muchos aspectos con nuevas tecnologías, aplicando sistemas automáticos en pequeñas funciones de su día a día.

A pesar de que usamos mucho el dinero de plástico, todavía hay un buen número de negocios y actividades, donde el dinero en efectivo, se usa de manera muy habitual.

Los sistemas de cobro automático para el comercio, son algo más que máquinas sólo para ayudar a los empleados a ser más eficientes y no cometer errores devolviendo los cambios más rápido o cuadrando la caja al final del día.

Por qué implantar un sistema de cobro automático en tu negocio

Manipular efectivo en un pequeño comercio, tiene sus inconvenientes. Te puedes equivocar devolviendo los cambios mientras charlas con un cliente. Sufrir un hurto por un descuido o coger un billete falso por despiste.

Una máquina de cobro automático, no es precisamente una novedad. De hecho, diría que ya nos hemos acostumbrado a verlas en todo tipo de negocios. Desde la cafetería de la esquina, pasando por la panadería o la farmacia del barrio. Lo raro, no es que haya este tipo de sistemas de cobro. Lo extraño es que no estén ya implantados en todo tipo de negocios en los que se maneja efectivo con frecuencia.

De hecho, esta clase de máquinas mejoran la satisfacción de los clientes. Porque reduce el tiempo que el empleado tarda en cobrar. Y se forman menos colas.

Otras ventajas de los sistemas de cobro automático para comercios

Te parecerá una bobada. Pero cuando estás detrás de la barra de un bar o en la caja de un comercio de barrio, no estás pensando en cómo dar las vueltas de la manera más eficiente, para evitar quedarte sin cambios antes de tiempo. Y una máquina de cobro automático, te da el cambio de manera inteligente. Teniendo en cuenta los billetes y monedas que tienen almacenados. Están programadas para eso.

Es más seguro y rápido. La máquina no se cansa, ni tiene el día espeso. Te va a echar la cuenta igual de rápido siempre, con el cambio correcto cada vez. Y lo mejor de todo, evita que te cuelen falsificaciones. Protege de hurtos

Con un sistema de cobro automático, se acabaron los descuadres y las faltas de caja. Para empezar, ya nadie mete mano en el cajón del dinero a lo largo de la jornada laboral, salvo cuando se quiera retirar la recaudación. Te garantiza que puedas cuadrar en cualquier momento al céntimo en cuestión de segundos y varios terminales en un mismo establecimiento.

Y además, son adaptables para las necesidades de cada tipología de negocio. No sólo te hablo de programación, sino de dimensiones y características, para ajustarlos de la mejor manera.

Conclusión

El coste e instalación de una tecnología que te permite trabajar de forma más eficiente y mejorar la experiencia de cliente compensa con creces. Además te tener un mejor control de la gestión del efectivo con informes detallados. Pero si lo miras en términos estrictamente económicos, lo que cuesta incorporar un sistema de cobro automático, lo amortizas con creces a lo largo del tiempo. Piensa en el dinero que puedes perder con errores, hurtos internos o externos, billetes falsos, etc. 

También te puede interesar:

Escribe un comentario

Participa en la conversación y déjame un comentario.

Artículo Anterior Artículo Siguiente