¿Por qué funciona la inversión indexada?

Inversion-indexada-por-que-funciona

Unos lo llaman gestión pasiva indexada, otros inversión simple o inversión indexada. Llámalo como quieras, pero es el estilo de inversión que está empezando a traer de cabeza a los gestores de fondos activos y que está poniendo en evidencia los malos resultados de la industria de fondos de gestión activa. Y que amenaza con llevarse por delante un jugoso negocio.

La realidad empírica, contrastada en distintos mercados y países es que, aproximadamente sólo un 5% de los gestores activos, es capaz de superar al índice del mercado en el que invierte o con el que se compara.

Se supone que nosotros, los inversores de esos fondos de gestión activa, soportamos elevadas comisiones porque entendemos que merece la pena pagar a esos profesionales. Y que estos, con sus estudios y sus modelos de selección de activos, son capaces de añadir valor.

Pero los hechos nos demuestran una y otra vez, que cargar con esas piedras en la mochila, nos impide llegar a lo mas alto de la montaña. Los costes son, por tanto, una razón muy evidente, que explica un gran número de casos, en los que la gestión activa no es capaz de hacerlo mejor que la gestión indexada.

El problema es que solemos centrarnos en el corto plazo. Nos cuesta ver las consecuencias en un horizonte temporal mas amplio. Y quizá no somos del todo conscientes de las consecuencias de estas limitaciones.

Si yo invierto 100.000€ en un fondo de gestión activa con unos costes totales del 2,10% y otros 100.000€ en un fondo índice del mismo mercado en el que invierte el primer fondo, pero con una comisión total del 0,60%. La diferencia de un 1,50%, suponen 1.500€ al año que no se quedan en mi bolsillo en el caso de la estrategia activa. Y que encima, no se capitalizan a mi favor con el paso de los años.

Independientemente de los resultados, la realidad es que, en el fondo de gestión activa, me habré dejado en comisiones al cabo de 10 años, 15.000€ más que en el fondo de inversión indexado. Cuanto mayor sea el plazo en el que los comparemos, mas evidente se hace el hecho de que los costes son un tremendo lastre para la gestión activa. Que es por otro lado donde se genera el lucrativo negocio de la industria de fondos.

Los actores dominantes de la industria, que normalmente son gestoras de bancos comerciales, nos intentan convencer con grandes despliegues de marketing, conferencias, charlas y redes de distribución, que la complejidad de su modelo de inversión es un plus. Y que, con él, serán capaces de predecir el mercado y decidir mejor que otros, en que acciones invertir para rentabilizar mejor el patrimonio.

Normalmente se enfocan a obtener resultados a corto plazo, y no se arriesgan demasiado en sus estrategias, ni tratan de salirse del consenso. Por lo que mas o menos a la larga, todos obtienen resultados parecidos, pero por debajo de los índices. Hay múltiples factores que explican el por qué, de un comportamiento tan pobre en una gran mayoría de fondos activos, que darían para otro artículo entero.

Otro hecho ignorado por la mayoría, es que la inversión indexada, es en realidad un proceso muy dinámico. Y que el hecho de que fluya de forma automática, no significa que necesariamente, sea una forma de inversión totalmente pasiva.

Porque invertir mediante índices, lo que te permite es ir incorporando en cada ciclo económico y en cada época, aquellas empresas de éxito que mejor lo hacen y que mejor se adaptan a los tiempos. Ponderándolas por su capitalización. Unas entran y otras desaparecen de los índices. Pero de una manera natural, mediante la inversión indexada, siempre va a invertir en la Amazon, Apple o el Facebook de cada momento.


No tendrás que romperte la cabeza tratando de descubrir cuál será la próxima gran acción de la siguiente década, ni tendrás que tratar de buscar el mejor momento para invertir. Muchas acciones que componen el índice te reportarán un rendimiento bastante mediocre en el largo plazo. Pero siempre tendrás en cartera todas las que generen rentabilidades increíbles. Y la combinación de todo eso te dará la rentabilidad promedio del índice. Que como nos están demostrando todos los estudios, baten al 94% de los fondos activos.

De modo que. Si supieses quien va a ser la dama de honor en un concurso de belleza, para que volverse loco tratando de adivinar quien ganará y apostar por ella. Aunque si aciertas, te dará mas beneficios, las probabilidades están en tu contra. Por tanto, es mejor apostar por la segunda. Puede que ganes menos dinero con ello, pero te será más fácil estar entre los ganadores.

Esto lo que ocurre con los fondos de inversión en realidad. Nos aferramos al hecho de que hay un 5% que bate a la inversión indexada y tratamos de adivinar quien será el siguiente gestor estrella para invertir con él. Sin embargo, los hechos nos demuestran que, incluso acertando, nuestro comportamiento nos impide mantenernos invertidos en el mejor fondo. Porque aun todavía, nuestra naturaleza y nuestra arrogancia, nos hace creernos más listos que el mejor gestor de fondos del momento. Y no paramos de entrar y salir.

Que es lo que le ocurrió a la gran mayoría de inversores que suscribieron participaciones del ya legendario Fidelity Magellan Fund de Peter Lynch. Que registrando una rentabilidad anual del 29,2% durante 13 años, sus participes obtuvieron una rentabilidad por debajo de la media. Debido a su exceso de acción, comprando y vendiendo participaciones, tratando de anticiparse a los movimientos del mercado y del propio gestor.

Invertir en índices funciona. Es sencillo y además de eficiente, es efectivo. ¿Por qué complicarse?

Si crees como yo, que la inversión indexada es una muy buena forma de invertir a largo plazo, quieres probar los servicios de gestión delegada de fondos indexados, haciendo tu test desde aquí, puedes tener 10.000€ exentos de comisión gratis en Indexa Capital el primer año y 15.000€ gestionados sin comisión en inbestMe durante 1 año, si entras a descubrir tu plan inversor con mi enlace de invitación-descuento. Si tienes dudas, pregúntame.

Y si todavía no estás convencido de las ventajas de la inversión indexada frente a la gestión activa, te invito a que leas “Cómo invertir en fondos de inversión con sentido común” de John Bogle o “Un paseo aleatorio por Wall Street” de Burton G. Malkiel. Si ellos no te abren los ojos, es que nadie puede hacerlo.

También te puede interesar:

4 comentarios:

  1. Quizá daría para otro artículo una explicación de que es un índice, cómo se calcula, cuántos hay, etc…
    Lo que no entiendo es si un fondo de inversión de una gestora está compuesto por una heterogeneidad de valores de empresas, incluso de distintos países, ¿cómo sé cuál es el índice idóneo con el que se debe comparar ese fondo (si es que lo hay) y cómo sé que la gestora lo está comparando con el índice correcto? ¿Cada fondo no tiene su propio índice que es el formado por los valores propios en los que invierte? Me da la impresión que debe haber muchas medias verdades en esto de compararse con el índice.
    Por ejemplo, cuando se busca un fondo en Morningstar para ver cómo lo hace, hay una línea verde y otra naranja que es la “Categoría”. No entiendo que es la “Categoría” y quién pone el índice, si un organismo independiente y neutral o la propia gestora… ¿Cómo sé si la gestora lo ha hecho mejor que el índice de referencia? ¿La tabla de rentabilidades muestra lo que ha rentado el fondo y lo que habría hecho el índice?
    Por otra parte, en el tema de las comisiones, tengo entendido, si no estoy equivocado, que la gestora resta al valor liquidativo de la participación en el fondo la parte que le correspondería en comisiones. Sin embargo, ¿cómo materializa eso en dinero en efectivo si para obtener liquidez el inversionista tiene que rescatar toda la participación?
    Además, ¿por qué si he comprado participaciones en distintos momentos de un fondo, no puedo elegir qué participaciones quiero vender y tengo que rescatarlas inexcusablemente siguiendo la cola F.I.F.O?
    Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola.

      Sí, quizá habría que escribir algo explicando qué son los índices. Bueno, el caso es que los fondos digamos que cuando se crean, tienen que establecer un marco de inversión que determine como se va a invertir en ese fondo, para que el organismo regulador o la CNMV en nuestro caso, autorice el funcionamiento del fondo. Todo eso viene en el DFI. Donde se establece la filosofía de inversión, la política de inversión los costes, el estilo inversor, y el índice con el que se compara.

      Morningstar es un proveedor de datos financieros. Hace análisis del universo de fondos y los categoriza. Pero no necesariamente tiene que asignar el mismo índice de referencia que vine definido en el folleto legal de del fondo.

      Las comisiones de gestión, así como la comisión de depósito y todos los gastso, se van descontando diariamente del patrimonio del fondo. Y una vez descontados todos los gastos y valoradas todas las inversiones en cartera, se determina el valor liquidativo de cada día.

      No hay elección respecto a vender una participación u otra. Se aplica el sistema FIFO, porque así lo fija la norma tributaria. La gestora de fondos unicamente se encarga de transmitir la información a Hacienda como corresponda.

      Un saludo.

      Eliminar
  2. Sobre tu última pregunta, la escala FIFO es el criterio por el que Hacienda computa a efectos fiscales el beneficio o pérdida de la venta de valores mobiliarios. Quizás los tiros van por ahí.

    ResponderEliminar

Participa en la conversación y déjame un comentario.

Con la tecnología de Blogger.