¿Merece la pena contratar un fondo garantizado o de rentabilidad objetivo?

fondos-garantizados-2017


Si te ha vencido un plazo fijo en un banco recientemente, supongo que habrás podido comprobar que los tipos de interés que te ofrecen para renovar el depósito son el 0,15% con suerte y en el mayor de los casos algo entre el 0,10% y el 0,05%. Pero incluso hay entidades que ya hacen plazos al 0% TAE.

Sí, lo que has leído. Un contrato por el que dices que dejas tu dinero en el banco durante un periodo determinado y al vencimiento te lo devuelven sin retribución alguna. Y eso parece que sólo es el principio. Por eso no es de extrañar que los fondos de rentabilidad objetivo y los fondos garantizados, estén atrayendo tanto dinero. 

Tampoco es algo nuevo. Ya llevamos muchos años con fondos con objetivo de rentabilidad encima de la mesa y que además entrañan ciertos riesgos, aunque en sus inicios incluso han sido muy rentables.

Pero hoy ya merecen muchas más dudas. Y su conveniencia para el ahorrador ante la encerrona de la nada o algo de rentabilidad, esconce intereses ocultos y no precisamente financieros para el cliente de plazo fijo de toda la vida, que da el salto a estos productos.

Las rentabilidades que están ofreciendo los fondos garantizados y de rentabilidad objetivo no llegan ni al 1%. Mas concretamente los de rentabilidad objetivo entre el 0,25% y el 0,35%. Pero claro, entre un interés ridículo y un cero y poco, siempre parece que es mejor algo. 

Pero ojo, porque a lo mejor tan triste remuneración, no compensa las contraindicaciones posibles que puedes sufrir como ahorrador. 

Hoy día un ahorrador al banco le cuesta dinero, incluso aunque deje su dinero en una cuenta a la vista y evidentemente prefiere que este se haga partícipe de un fondo, donde ahí sí le gana siempre algo de dinero. 

Y hay que entender que a pesar de las cifras record de patrimonio gestionado por fondos de inversión en España, hay unas cuatro veces mas de dinero en los plazos fijos, a pesar de los tipos de interés en los que nos estamos moviendo. Luego a la banca le queda mucho mercado con el que trabajar y tratar de convencer para que dé el salto al fondo de inversión del tipo que sea.

La rentabilidad que le deja a un banco un fondo de rentabilidad objetivo es más o menos la misma que podría llegar a recibir el partícipe. Es decir, entre el 0,25-0,35% de ganancia para el banco. Eso sí, el banco lo gana sin asumir ningún tipo de riesgo. Es su comisión por montar este tipo de fondos simples llamados también de gestión pasiva. Aunque en realidad no se deberían llamar así, ya que no replican ningún índice sin gestión.

En realidad es mucho mas sencillo. El banco lo único que hace es respaldar las suscripciones con un bono, normalmente de deuda española, aunque también puede ser de otros emisores públicos y privados o una cartera de ellos y que coincide con el vencimiento y duración del fondo en cuestión.

Si el banco no los tiene, va al mercado y los compra para vendérselos a su vez al fondo. Cobrando una comisión de intermediación y otras por la gestión y el depósito de los activos, el funcionamiento del fondo y la información periódica al partícipe.

Los bonos o la cartera de renta fija paga unos cupones, de donde se resta el margen y lo que queda es para el partícipe. Si no pasa nada y se aguanta hasta el vencimiento, no hay riesgo. Los activos vencen y se abona el principal. Pero no hay nada garantizado, el riesgo es del partícipe. 

Te habrás dado cuenta además que cada vez tienen vencimientos mas y más largos. De cuatro años, de cinco o de ocho, como la duración del el incomprensible fondo superventas Caixabank Rentas Euribor que captó 2.500 millones de euros en un visto y no visto. 

Normalmente hay ventanas de liquidez. De un año, trimestral o más inusual mensualmente. En esas ventanas te puedes salir, pero a como esté el valor liquidativo del fondo, es decir a lo que valgan los activos que lo respaldan. Y aunque normalmente es renta fija, también tiene sus riesgos de pérdida. 

Date cuenta de que están tan bajos los tipos de interés, que a nada que suban los tipos o la prima de riesgo, estos fondos entrarán en pérdidas y nadie te garantiza que puedas salirte de los fondos objetivo en las ventanas de liquidez sin perder dinero. Se supone que si aguantas hasta vencimiento cobras los cupones que pone en el folleto y recuperas tu dinero. Pero si hay impagos en los activos de renta fija, también pierde el partícipe. 

Con los fondos garantizados, pasa tres cuartas de la misma. Los plazos son larguísimos, pero en este caso además de ser de renta fija, pueden ser de renta variable. Complicándose bastante más la estructura que va detrás del fondo y haciendo más complicado que el partícipe entienda por qué sube o baja el fondo antes de su vencimiento. 

Sé que la búsqueda de rentabilidad te puede llevar a terminar metiendo tu dinero en alguno de estos fondos garantizados o de rentabilidad objetivo, porque no ves otra alternativa que te encaje. Pero piensa también que estas asumiendo un coste de indisponibilidad de tu dinero al contratar un fondo garantizado a cinco, seis años o más, muy grande. 

No tienes ni idea de lo que puede hacer el mercado o los tipos de interés de aquí a cinco años. Y aunque me digas que tienes las ventanas de liquidez, eso no quiere decir que puedas salir sin riesgo de pérdida.

En definitiva, una vez hemos llegado a los niveles de rentabilidad que ofrecen los fondos objetivo o los fondos garantizados, la ecuación riesgo-recompensa, hace que se me antojen una equivocación. Aun con todo, estoy seguro que veremos seguir engordando el patrimonio de estos fondos en los próximos meses o años. 

Hay quien dice que son malos tiempos para tener dinero. Que hay gastárselo que es lo que quieren. O la estupidez que dicen muchos de que hay que guardar el dinero en casa debajo de una baldosa como protesta o para castigar a los bancos y que suban los tipos de interés. ¡No hay derecho! Le escuchaba a un señor mayor el otro día. 

Todo esto al final lo que pone encima de la mesa es que hay poca cultura financiera y no se entiende la situación en muchos casos. Pero yo lo que te digo es que, si tienes dinero, no te fustigues. Si no quieres asumir riesgo, déjalo a la vista. No pasa absolutamente nada. Y con el IPC como está, no perderás poder adquisitivo. 

También te puede interesar:

4 comentarios:

  1. Yo para q me den un 0,3 lo meto en bolsa y a cobrar dividendos y claro dejando 15 k de fondo de emergencias al 3% en la cuenta 123 del Santander

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, pero mucha gente no se atreve a meter su dinero en bolsa o por desconocimiento no piensa en otras alternativas. Y al final hacen lo que les dice en el banco su gestor de confianza, que son quienes empujan a los clientes a este tipo de productos.

      Un saludo.

      Eliminar
  2. Una mierda los garantizados, pero mierda mierda.
    Mejor en BANCOLCHÓN!!!.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y sin embargo siguen siendo productos superventas en las sucursales bancarias españolas. La gente oye la palabra garantizado y es mágico.

      Si al final no sacan ni un euro, al menos han estado tranquilos con su dinero durante ese tiempo.

      Un saludo.

      Eliminar

Participa en la conversación y déjame un comentario.

Con la tecnología de Blogger.