-->

sábado, 17 de octubre de 2015

Widgets

Secretos para llegar a ser millonario desde cero


ser-millonario


El pasado jueves un boleto de primitiva sellado en una administración de Barcelona, agració a su afortunado propietario con más de 100 millones de euros, entre el premio especial y el de primera categoría. 

Esta es una forma de llegar a ser millonario algún día. Pero si pretendes conseguirlo siguiendo el mismo camino, puedes esperar sentado a que la suerte te toque. No quiero ser cenizo, pero antes de que te toque un premio que te saque de pobre, es más probable que te haya salido un cáncer. 

La vida es corta y se tuerce cuando menos lo esperas. Si quieres que tus sueños se cumplan, deja de fantasear esperando un golpe de suerte para ser rico y toma decisiones que te lleven por el camino de tus ilusiones olvidándote del azar. 

Ya lo dijo Thomas Jefferson “Soy un gran creyente de la buena suerte. He constatado que cuanto más duro trabajo, más suerte tengo”.  Por ahí van más bien los secretos para llegar a ser millonario desde cero. Pero espera que te cuente. No te creas que es tan sencillo ni decepcionante. Hay factores que están al alcance de cualquiera, pero que no todo el mundo es capaz de usarlos a su favor ¿quieres saber cuáles son los secretos para hacerse rico

Me molestan en cierta forma las últimas campañas publicitarias de Loterías y Apuestas del Estado. ¿Has visto los anuncios o escuchado las cuñas publicitarias? Resultan un tanto superficiales. Y evocan los conceptos más frívolos, de una vida fácil y sin esfuerzo. Muy cultura española del pelotazo. ¿No te parece?

Ojo, que no digo que sean malos anuncios o campañas publicitarias. De hecho dan donde más le duele al público objetivo de estos anuncios. Pero es que te meten por los ojos la idea de una vida de lujo y la resolución de todos tus problemas con un boleto de apuestas. 

Y es una pena, porque te pierdes la satisfacción del proceso de acumular riqueza a través de una serie de decisiones que puedes ir tomando a lo largo de tu vida. Como he dicho en otras ocasiones, el dinero no da la felicidad, pero soluciona problemas. Y así como llega, fácilmente se va. 

Los secretos para ser millonario radican fundamentalmente en potenciar ciertas habilidades personales y en la forma en la que afectan las cosas que te rodean. Dicho de otra forma, la historia que tú te cuentas sobre la realidad que tú percibes y que tipo de emociones despiertan en ti. 

Para empezar debes tener una autoestima sana. Que te permita tener una sólida confianza en ti mismo y creer en tus capacidades. 

En segundo lugar, si quieres ser millonario alguna vez en tu vida, debes tener una visión un poco más amplia del camino que marca la sociedad de estudiar y encontrar un buen empleo. Piensa en los negocios y en emprender cuanto antes.

Si eres brillante y tienes buena formación, puedes llegar a tener buen empleo bien retribuido. Pero ¿conoces algún trabajador que se haya hecho rico trabajando para otros? Puedes llegar a vivir muy bien, pero nunca llegarás a ser millonario

Si quieres conseguir tu objetivo, debes evitar endeudarte. Las deudas esclavizan y te impiden ser totalmente libre para tomar decisiones. Y además limitan tu capacidad de ahorrar dinero, para después asumir riesgos invirtiendo. 

Y esto me lleva al cuarto punto. Cuando comiences a ganar dinero, ya sea con un trabajo o un negocio, evita llevar un tren de vida elevado. Lo normal es que los hábitos de consumo te llevan a gastar más dinero cuanto más ganas. E incluso puedes caer en la falsa idea de que vas a ser más feliz poseyendo cosas materiales lujosas y haciendo ostentación del dinero. 

Darse demasiados lujos y caprichos, así como hacer ostentación de riqueza, te impedirán llegar a ser millonario. Y si llegas a serlo pero adquieres esos hábitos, también puede llevarte a la ruina. 

Hay varias formas de adquirir la riqueza. El primer grupo de motivos es exógeno. Te viene dado por un hecho externo circunstancial o fortuito. Herencias, traspasos de negocios de padres a hijos, premios elevados en juegos de azar, etc. El segundo grupo son motivos endógenos a tu persona. Es decir, es riqueza que se genera en función de la toma de tus decisiones. Ya sea decisiones de inversión o de generación y desarrollo de negocios. 

En el primero de los casos, necesitas cultivar tu educación financiera al máximo y entender cómo funciona el mundo del dinero. Es necesario, para evitar que otros te engañen o dirijan tu dinero hacia donde no quieres. A casi nadie le gusta el tema de las finanzas, es muy aburrido lo sé, pero es un mal necesario por el que debes pasar si quieres ser millonario y tener el control sobre tu dinero. 

En el segundo de los casos, cuando pienses en crear un negocio rentable, tienes que olvidarte de la idea de hacerlo sólo por ganar dinero. Eso nunca funciona. Siempre se ha dicho que si quieres ganar tu primer millón, encuentra la manera de ayudar a un millón de personas

La clave es esa. Encuentra la forma de satisfacer una necesidad de muchas personas y el dinero vendrá solo. Debes sentir pasión por aquello que hagas. No hace falta que seas muy original e innovador. A veces basta con fijarse en los que tienen éxito y tratar de hacer lo mismo un poco mejor o diferente. 

Para ser millonario necesitas controlar las emociones. Tú eres tu peor enemigo. Aunque los ataques te vendrán de fuera. Muchos te dirán que estás loco, que no lo conseguirás o que te estas equivocando. Se fuerte y constante. Nunca te digas a ti mismo que no puedes ni te desanimes. Si superas esos obstáculos y sigues tu camino lo lograrás. 

Por último piensa que el dinero no es un fin en sí mismo. Ser millonario te aportará seguridad y tranquilidad en tu vida. Y tu patrimonio no será más que un medio para hacer lo que realmente quieres en la vida y ser feliz. Pueden pasar muchas desgracias a la vuelta de la esquina que el dinero no puede solucionar. Reflexiona para qué quieres ser millonario y la forma en que vas a intentar llegar a serlo. Recuerda que no hay atajos. 

También te puede interesar:

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Participa en la conversación y déjame un comentario.