-->

sábado, 26 de octubre de 2013

Widgets

Lo que te estás perdiendo por no ser de Banca Privada



banca-privada

En algunos sitios lo llaman Banca Premium, otros lo llaman Banca personal o Banca Premier. Pero en definitiva ¿Sabes qué es la banca privada

Seguro que tienes una idea. Es la banca para ricos ¿no? La banca para los que tienen pasta. Un servicio exclusivo, especial, personalizado.

Bien, vale. Y ¿qué tiene de especial la banca privada que no tenga la banca tradicional minorista? ¿No les venden sartenes? ¿Les recomiendan de verdad un producto que les conviene? Es decir, en banca privada ¿no engañan al cliente? Bueno, eso estaría bien. Si esa fuese la principal ventaja me parece una buena recompensa por tener dinero ¿verdad?

Más o menos es todo eso. Pero técnicamente Banca Privada se podría definir como un servicio pensado para gestionar riqueza o para guiar un patrimonio de forma global y satisfacer unas necesidades financieras. Atendiendo a unas especificidades muy concretas del cliente o grupo familiar. Luego entonces ¿Qué te estás perdiendo por no ser de banca privada?

La gente que es de banca privada no camina sobre pasillos de pétalos de rosa, ni les reciben en sillas de oro, no. Bueno, vete saber. A lo mejor en algunos sitios sí. Pero en principio no es nada de eso. 

Recepción del Alior Bank Private Banking
Lo que sí que te encuentras cuando te gestionan en un servicio de banca privada, es una imagen muy cuidada. Tanto de las instalaciones, como del personal que te atiende. No es que sean unos estirados, que los hay, sino que cuidan notablemente la imagen. Los espacios de encuentro tienen un una decoración muy diferenciada del de una oficina bancaria tradicional. Con objeto de que te encuentres más a gusto.


Sala de reuniones de Noble Bank

Además de eso, los asesores financieros o gestores de banca privada que encontrarás, tienen una amplia experiencia en el sector, acreditados conocimientos en fianzas, suficiente formación en materia legal y adecuado dominio del marco tributario. 

Hasta aquí, todo bastante normal. En cierto modo son cosas que serían deseables de cualquier empleado de banca y que alguno cumple, pero que son estrictamente necesarios para estar en banca privada. 

¿Qué ventajas tiene el servicio de banca privada frente a la banca minorista?

Dado que en banca privada la discreción es la norma.  La confidencialidad es máxima. Y por tanto se dan las condiciones para que puedas hablar de las cuestiones relacionadas con tu patrimonio y tu dinero en total confianza en sus instalaciones. 

Pero también puede ser frecuente que te encuentres que tu asesor de banca privada se llegue a desplazar a tu domicilio o que se reúna contigo en el lugar que tu le indiques que te sientes más a gusto. En ese sentido, tú mandas. 

Depende mucho de cuál es el origen de tu capital (Herencia, empresarial, nuevo rico, etc). Pero aunque al ser de banca privada se te presupone cierta cultura financiera, te intentan instruir en la materia. Para que en la medida de lo posible, comprendas con más detalle las propuestas que te plantean para tu dinero. 

Te interesará saber también, que los departamentos de comunicación y relaciones públicas de banca privada, procuran mimar y tener contentos a sus clientes. Ofreciéndoles servicios exclusivos, a fin de establecer una relación más estrecha y directa. Son frecuentes las invitaciones a desayunos con importantes gestores de firmas de inversión, pases exclusivos para eventos no directamente relacionados con las finanzas o atenciones especiales con los clientes. 

¿En que invierten los clientes de banca privada?

A lo mejor piensas que en banca privada los clientes ganan más dinero que un inversor corriente con sus inversiones. 

Bueno, eso es sólo un mito. Es verdad que si eres de banca privada, vas a tener acceso a una gama de productos financieros más amplia. E incluso pueden fabricarte tus propias soluciones a medida. Y a veces soportando mensos costes que el pequeño ahorrador/inversor. Pero no necesariamente tienen por qué ser más rentables. 

Tienen acceso a contactos y a información de calidad, que un asesor de una oficina bancaria tradicional no es habitual que tenga al alcance. Y eso puede marcar la diferencia. Pero al final, no tienen ninguna bola de cristal. No tienen ni idea de que va a pasar en la bolsa dentro de 12 meses al igual que tú tampoco puedes saberlo. 

Simplemente tienen herramientas técnicas, que les permiten establecer una gran diversidad de escenarios y trazar una ruta a medida para tus inversiones, con cierto grado de probabilidad. Pero no son infalibles. También la pifian y bastante.  

Intentan alinear sus objetivos con los tuyos con primas por resultados. Te plantean minuciosas soluciones financieras a medida, teniendo en cuenta la fiscalidad y el marco legal. 

¿Quién puede ser cliente de banca privada?

Depende un poco del momento del mercado, pero por patrimonio líquido, en general a partir de 300.000€ se puede tener acceso. Últimamente es verdad que algunas entidades han subido bastante los mínimos y puede que por menos de medio millón o un millón de euros se nieguen a gestionarte dentro selecto club de la banca privada.

En definitiva, ser de banca privada te permite acceder a profesionales de primer nivel. Que te van a mimar. No te van a revelar ningún secreto especial que te haga estar por encima del resto de los mortales. Pero te van a dedicar tiempo. Mucho tiempo en el que intentarán conocer lo máximo posible e intentarán hacerte sentir un poco especial. A veces puedes llegar a pensar que más que un gestor personal, tienes un amigo de confianza.

Ahora que ya sabes lo que te estás perdiendo yo te pregunto ¿te esperabas más de la banca privada?

También te puede interesar:

0 comentarios :

Publicar un comentario

Participa en la conversación y déjame un comentario.