1024x512

Mi balance en Indexa Capital después de 4 años invirtiendo

experiencia-invirtiendo-indexa-capital

Han pasado ya 4 años, desde que decidí empezar a invertir en fondos indexados con Indexa Capital, y creo que es buen momento para hacer balance y sacar algunas conclusiones.

Llevo tiempo, casi dos décadas, buscando el santo grial de la inversión. He pasado por muchas etapas y he probado muchos productos y formas de invertir. Cómo anécdota te diré que empecé haciendo trading. Supongo que como muchos que se acercan al mundo de la bolsa y deciden empezar a invertir.

Poco tiempo después, vino una crisis y se me quitó la tontería esa del trading rápidamente. La crisis de las puntocom casi me aleja del mundo de la inversión para siempre. Afortunadamente, por aquel entonces, no tenía mucho dinero que perder. Pero me dolió bastante.

Tras esa experiencia, entendí que lo de estar encima del mercado comprando y vendiendo cada poco tiempo y quemándome las pestañas con las pantallas mirando gráficos, no era el camino correcto. Así que decidí buscar algún libro para aprender a invertir en bolsa y mi biblioteca de libros de bolsa empezó a crecer. Sin duda, la mejor inversión.

Entonces me llegó el día en que me topé con “El Inversor Inteligente” de Benjamín Graham. Y tuve una especie de revelación. Aquí ya se habla de los costes de los fondos de inversión y de cómo lastran su rentabilidad a largo plazo. Se explica la baja persistencia de los fondos 5 estrellas y la eficiencia de los fondos indexados. O del conflicto de intereses de los asesores financieros en sus recomendaciones, etc. La verdad es que en ese momento me quedé más con la idea del margen de seguridad y de que un inversor particular inexperto podía hacerlo mejor que un gestor de fondos cualquiera.

Supongo que fue un poco sesgo de confirmación. Leía y me quedaba con lo que quería para reforzar mis convicciones de ese momento. Por aquel entonces pocos conocían a Francisco Garcia Paramés que lo estaba “petando” en España con la inversión en valor. Por puro azar, yo me subí por primera vez al Bestinfond a mediados de 2008. Y sin no pocas dudas, después de comerme parte de las caídas de la crisis financiera e inmobiliaria, empecé a ver la luz al final del túnel con alivio a comienzos de 2010.

Un poco asustado por las noticias de crisis que circulaban entonces, me salí poco después con una exigua ganancia. Mi visión largoplacista no estaba del todo instalada en mi cabeza. Y aunque creía estar seguro de todo lo que había leído, una cosa es la teoría y otra la práctica.

Más tarde, en el verano de 2012 tras el “whatever it takes” de Mario Draghi, la suerte me volvió a sonreír. Me subí de nuevo a Bestinfond, confiado en que Europa saldría reforzada. En aquellos años, lo de invertir en fondos indexados era todavía impensable. Bueno, de hecho, ni conocía la manera de hacerlo ni nadie en España hablaba de ello aun. Y los ETFs no me llamaban por la fiscalidad y la escasa oferta.

Mi fortuna continuó con algún que otro fondo más. Ya estaba empezando a abandonar la idea de que tenía capacidad de invertir en acciones individuales por mi cuenta y hacerlo mejor que los gestores de esos fondos independientes que empezaban a emerger.

Mi permanencia en los fondos todavía era breve. Entre 1 y 3 años. Pero no me iba mal. Me dejaba llevar un poco por las tendencias o modas del momento y ganaba algo de dinero. Eso sí, con muchos menos sobresaltos que hasta 2008, donde la volatilidad del mercado condicionaba mis emociones.

Entre tanto, había leído a Burton Malkiel y su best seller “Un paseo aleatorio por Wall Street”. Donde ponía a caldo al análisis técnico y fundamental, alabando la indudable ventaja de los fondos índices en contraposición. Volví a releer parcialmente el inversor inteligente y entonces ya me fijé en lo de los fondos indexados y los costes. Lo que me llevó a investigar un poco más en internet.

Las primeras referencias me llevaban a los primeros gestores automatizados que habían surgido en EEUU. Hasta que empezó a operar Indexa Capital en España. Aun escéptico y desconfiado, no me abrí cuenta en Indexa al principio. Sino que busqué donde podía contratar esos fondos indexados sueltos, para montarme yo la cartera de fondos y di con BNP Paribas personal investor, donde me hice cliente. Porque comercializaban fondos de Vanguard a partir de cifras razonables.

Y no fue hasta 2017 que decidí abrirme una cartera delegada de fondos indexados en Indexa Capital. No había históricos y aún tenía algunas dudas. En España prácticamente nadie hablaba de invertir en fondos indexados y no había históricos para contrastar. Solo backtesting y los resultados de roboadvisors extranjeros.

En estos años posteriores hasta hoy, han pasado muchas cosas. Cada vez estoy más convencido de que invertir en acciones sueltas por mi cuenta es una locura. Como Dice Joel Greenblatt, “elegir acciones individuales sin una idea de lo que estás buscando, es como atravesar fábrica de explosivos con una cerilla encendida en la mano. Puedes sobrevivir, pero sigues siendo un idiota”. Con la bolsa y los inversores aficionados pasa un poco lo mismo.


Ahora ya no tengo dudas de que la gran mayoría de fondos que venden los bancos comerciales son una castaña y del enorme conflicto de interés que existe, a pesar de MiFID II. Y entre tanto, se me ha caído el mito value de Francisco García Paramés con su desastrosa performance en su etapa de Cobas AM, confirmando lo que decía Benjamin Grahan sobre la persistencia de los fondos y gestores estrella.

Y aunque es cierto que la coyuntura ha acompañado a la inversión indexada en este tiempo, en estos 4 años que he estado con ellos, ha habido de todo. Un 2018 con un último trimestre criminal de malo y un 2020 de pandemia. Me parece un buen test para ponerles a prueba.

He de decir que he tenido un poco de suerte con el momento de las suscripciones adicionales. Esencialmente lo que he hecho, es añadir más dinero en esos momentos de caída fuerte (obviamente nunca acerté con el punto más bajo). Pero eso hace que mi rentabilidad ponderada por dinero sea bastante mejor que mi rentabilidad ponderada por tiempo (6,8%). Las carteras de Indexa me han proporcionado un 8,5% anual en estos 4 años que llevo con ellos, con una perfil 8/10 y soportando una volatilidad del 13,8%. Y sólo he cambiado una vez el perfil.

rentabilidad-historica-indexa-capital

Sé que es una rentabilidad alta y que con el tiempo se irá moviendo hacia la media del mercado. Pero es tiempo suficiente para confirmar que los costes importan. Que las mayores subidas vienen después de las mayores caídas. Y que no sólo hay que aguantar y ser paciente, sino aprovechar las crisis para invertir si se puede.

Me ha gustado mucho de Indexa Capital, que son honestos y transparentes. Que bajan las comisiones a medida que gestionan más volumen. Su formación al inversor con esos correos periódicos y esas llamadas a la calma en los malos momentos para contener el impulso de vender y salir corriendo.

Pero vamos, estoy más que contento con estos 4 años de inversión en fondos indexados bajo gestión delegada y automática. Más cómodo no puede ser. Seguiré con ellos. Los resultados le dan mil vueltas a cualquier cosa que pudiese haber contratado en la banca personal/privada del banco de turno. El único pero que le saco, es que me escuece el ego, de no ser capaz de hacerlo mejor por mi cuenta. Y mira que le he echado horas a esto de las inversiones. Pero seguiré intentándolo. Por lo demás, todo correcto.

Si tú también quieres probar el servicio de inversión que ofrece Indexa Capital, desde este enlace, puedes invertir 10.000€ sin comisiones de gestión durante un año.

2 Comentarios

Participa en la conversación y déjame un comentario.

  1. Leí El Inversor Inteligente hace algunos años, no recordaba que ya tuviese datos fehacientes sobre la eficiencia de los fondos indexados. Pues tendré que darle más mérito si cabe a Graham, porque el libro se escribió varias décadas antes de que Bogle los arrancase.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Obagi,

      La primera edición del Inversor Inteligente es de 1949. Y por entonces no existían los fondos indexados. Pero la edición de Deusto de 2007,que es la que yo compré, el contenido está actualizado y comentado por el periodista financiero Jason Zweig. Que lo hace un poco más digerible y actual.

      Pero vamos, en el capítulo 9 y 10 se habla de las comisiones de los fondos, los asesores y los conflictos de interés.

      Un saludo.

      Eliminar

Publicar un comentario

Participa en la conversación y déjame un comentario.

Artículo Anterior Artículo Siguiente