¿Cuál será el mejor fondo de inversión del año 2020?

mejor-fondo-inversion-2020

Tratar de adivinar cuales serán los mejores fondos de inversión para invertir en 2020, es casi tan difícil como encontrar una aguja en un pajar. No digamos ya, si intentas subirte al que será el mejor fondo de inversión de los próximos cinco años o de la próxima década.

La reflexión que quiero hacer hoy contigo, es que a veces, la búsqueda del siguiente fondo estrella, es un esfuerzo inútil. Casi tanto, como invertir con alguno de los mejores fondos de inversión del año pasado o de la última década.

Hace poco, me contactó un inversor novel de mediana edad en busca de consejo, pues había recibido una herencia y que quería empezar a invertir. Según él, era un dinero que no iba a necesitar a corto plazo. Y dado que le había caído del cielo una buena suma, decía que se podía permitir asumir riesgos.

El tipo, que no tenía prácticamente experiencia inversora, me decía que se había estado informado en internet y que ya sabía o que quería. Le dije, que eso era estupendo, porque en ese caso, seguramente le podría ayudar seleccionar los activos adecuados, decidir dónde invertir ese dinero y montar un plan de inversión.

Cuando empezó a enumerar su lista de preferencias, me quedé perplejo. Quería que le seleccionase fondos de inversión que no hubiesen bajado nunca en la última década y especialmente, que no hubiesen bajado en el año 2018. Que él, no quería fondos perdedores. Porque esos eran malos fondos. Y él como mucho quería disponer del dinero en 2 años o por ahí.

Así que le pregunté ¿podrías ponerme algún ejemplo del que tu crees que podría ser el mejor fondo de inversión para ti? Sí, claro. Me contestó rotundamente. ¿Qué fondo? Insistí brevemente. El fondo Polar Capital Global Technology. No bajó en 2018 y en los últimos 10 años ha dado un 536% de rentabilidad. Quiero fondos de ese estilo, ¿conoces alguno? Me dijo.

Entonces, disimuladamente esbocé una sonrisa, pero contuve la carcajada. Para no tratar de ser muy duro con él, me puse en su pellejo e intenté hacerle razonar, para que entendiese las incoherencias de lo que él creía que era lo mejor.

Para empezar, había escogido de ese fondo la clase de participación más barata, que exigía un mínimo de inversión de 1 millón de dólares, que obviamente, él no tenía. Las había más asequibles, que igualmente habían subido más de un 500%. Desconocía todo eso de las clases de participaciones de fondos y no le quise liar.

Lo primero que le pregunté a continuación fue, si tu fondo pierde un 25% en un trimestre ¿tú que harías? El tío me hizo un aspaviento de sorpresa, y me contestó con una mueca chulesca, como si yo no supiese lo que hablaba, “no hombre, no, yo ahí no meto mi dinero, que dices”.

A lo que contesté, pero sabes que el fondo que me has puesto de ejemplo, tiene una volatilidad del 17% ¿no? Como eso, no parecía que le dijese mucho, proseguí. El mejor fondo de inversión de la última década, para conseguir la rentabilidad que ha tenido en este periodo, ha tenido que pasar por momentos en los que ha tenido pérdidas importantes. Si no puedes soportar mucha volatilidad, no deberías invertir en este tipo de fondos de inversión.

No contento con mi respuesta, me dijo que, si yo era el que sabía, porque no era capaz de decirle un fondo que no tuviese perdidas y que diese una rentabilidad como la que él esperaba tener (50% anual, como mínimo).

Como te puedes imaginar, la conversación siguió con más incongruencias y algún disparate más por su parte, hasta que me cansé y conseguí enfadarle con mis preguntas y respuestas. Que por abreviar, omitiré. Acabando ahí nuestra breve entrevista.

Este es un claro ejemplo, de como una persona que ha recibido un dinero inesperado, sin cultura financiera ni experiencia inversora, que ha leído cuatro cosas en internet y se lanza en busca del mejor fondo de inversión del año 2020, puede ser la carne de cañón perfecta de algún desalmado que trabaja en alguna de las oficinas de bancos o empresas de asesoramiento financiero. Y que termine colocándole una serie de productos prometedores, que le hagan perder más o menos rápido su dinero.

Es un caso que ejemplifica muy bien, ese dicho de que un tonto y su dinero, nunca están mucho dinero juntos. En este caso, como en muchos otros, lo que falta es educación financiera. Y sobra, una ambición desmedida por ganar mucho dinero, de forma fácil y en poco tiempo.

Y que exista este tipo de personas, explica, porque todavía hoy, en el siglo XXI y después de todas las cosas que han pasado, siga habiendo incautos que pueden entregar su dinero al mejor postor, si valorar ni querer entender los riesgos. Porque, además, lo que nos pasa es que tenemos poca memoria para las malas experiencias ajenas.

En general, los mejores fondos de inversión de 2020 y los de cualquier año, terminan encabezando el ranking de los mejores fondos de inversión del año, por una mezcla entre habilidad, suerte y otros factores diversos.

Por obvio que parezca, hay qye recordar que rentabilidades pasadas no garantizan rentabilidades futuras. Y que no hay ninguna razón, para que un fondo ganador de un año, lo siga haciendo igual de bien el año siguiente. De hecho, las probabilidades para que sigan en el primer decil de ganadores, van disminuyendo año a año. De tal forma, que menos de un 10% de los fondos ganadores hace 5 años, lo siguen siendo en la actualidad.

Hay un montón de factores que se escapan a nuestro alcance y te impedirán siempre seleccionar el mejor fondo de inversión del año para invertir en él. El gestor que arriesga al máximo para ganar el bonus, el gestor veterano que comete errores por exceso de confianza, el comportamiento inversor de los partícipes que destroza la estrategia de inversión del gestor, etc.

A toro pasado es fácil verlo. ¿Quién se iba a imaginar que el Fundsmith de Terry Smith lo iba a seguir haciendo increíblemente bien durante 8 años consecutivos? ¿Lo hará un año más?

En general, suele haber una reversión a la media. Donde los gestores activos, mas tarde o mas temprano, terminan perdiendo el exceso de rentabilidad que obtuvieron frente al mercado. Sería maravilloso poder verlo de forma anticipada. Pero por esa razón, ahora hay tanto inversor, que está quemado con los fondos value y sus super gestores estrella, venidos a menos.

No tenemos la paciencia necesaria para soportar las malas rachas, que a veces duran demasiado tiempo. Aunque a veces haya recompensa en el largo plazo. Pero eso, sólo lo llegan a saber, los que se quedan. Que son muy pocos. A veces digo que necesitarías estar muerto o en coma para no actuar y poder ver el resultado final. Por eso es tan difícil.

Lo único cierto, es que hay que centrarse en las únicas pocas cosas que podemos controlar. Los costes, la asignación estratégica de activos adecuada para tu tolerancia al riesgo y volatilidad, tu horizonte temporal y tu comportamiento ante el devenir del mercado y las inversiones. Y no hay más. Olvídate de buscar el mejor fondo de inversión del momento, la siguiente megatendencia rentable o la inversión sectorial de moda, porque es una absoluta y total pérdida de tiempo.

También te puede interesar:

2 comentarios:

  1. Excelente artículo con el que no puedo estar más de acuerdo. Muchas gracias.

    ResponderEliminar

Participa en la conversación y déjame un comentario.

Con la tecnología de Blogger.