-->

martes, 2 de octubre de 2018

Widgets

Imagen corporativa: envío de gadgets y cartas a los clientes

imagen-corporativa

Cómo fomentar el recuerdo de una determinada marca es uno de los retos empresariales del siglo XXI, caracterizado por clientes potenciales más exigentes e infoxificados. Una clave que cada vez las empresas están volviendo a contemplar más, es la comunicación directa, el envío de gadgets en sobres acolchados para que, al llegar a destinatario, la evocación sea inmediata.

Pero está claro que, siguiendo el refranero popular “lo poco gusta y lo mucho cansa”, por lo que la compañía, si no quiere que esa acción se convierta en algo contraproducente que evoque negatividad a la marca, deberá marcar bien sus tiempos y establecer algunos protocolos que sí permitan o justifiquen, de alguna manera, estos envíos.

Antes de nada, además, el paso previo se vuelve fundamental y este es la elaboración de la base de datos, la selección de los contactos a los que se quiere hacer llegar determinada comunicación. Es tan importante la dirección de envío como la persona correcta que tenga que recepecionar, sobre todo si se trata de B2B o si es una acción con medios de comunicación cuyos sectores estén repartidos entre los periodistas del medio en cuestión.

Así pues, tan fundamental es elaborar la base de datos como proceder al seguimiento después de los envíos. La base será dinámica por lo que muchos contactos pueden haber variado y la única manera de saberlo es comprobando uno a uno.

Igualmente, muchas empresas son las que recurren a una acción mixta, off y online, aprovechando todos los beneficios y facilidades que ofrece internet y el desarrollo de aplicaciones móviles en las que el usuario cada vez es más protagonista.

En cualquier caso y en lo referido a la actividad offline, con el objetivo de hacer una acción efectiva, a continuación se recogen algunos momentos o situaciones en los que están más que justificadas este tipo de comunicación con el cliente:

  1. Campaña teaser o de pre-lanzamiento, que sirve para calentar motores, sembrar intriga y misterio a lo que vendrá después.
  2. Nuevo producto: si se ha lanzado un producto al mercado, es importante que se comunique, esté o no dentro de una campaña teaser. Si se trata de gran consumo, siempre podrá enviar una pequeña muestra para que puedan verlo y, si procede, probarlo.
  3. Felicitación navideña: un christmas, una botella de vino o un obsequio con un mensaje entrañable escrito a mano, siempre es agradecido, pero ojo, siguiendo con el refranero popular, “las costumbres se hacen leyes”
  4. Fechas señaladas: junto con la Navidad, existen distintas fechas que pueden ser una buena excusa para establecer contacto con el cliente. Un Día Mundial que tenga que ver con la actividad de la empresa o, dependiendo del sector, el cumpleaños del proprio cliente, con un regalo incluido.
  5. Promociones: el fin último de estas comunicaciones no es tanto la compra, si no el recuerdo y la búsqueda de un pretexto que haga conectar con el cliente. Es la acción más difícil de encajar ya que es la menos sutil y es importante prepararlo muy bien para que el cliente no se sienta violento.
También te puede interesar:

0 comentarios :

Publicar un comentario

Participa en la conversación y déjame un comentario.