Header Ads

Cómo afecta la inflación al poder adquisitivo de tu dinero

efecto-inflacion

Si tienes la suerte de tener algún dinero ahorrado, sólo deberías preocuparte de combatir una cosa, la inflación. Más allá de tus objetivos financieros, donde el ahorro es la base de todo, necesitas entender un concepto fundamental. 

Privarse se consumir hoy para disponer mañana, no es más que un pequeño paso para ser un poquito más libre con el paso del tiempo, gracias a tus ahorros. 

No se trata tampoco, de que vivas frugalmente. Con la mano encogida a la hora de gastar. Se trata de que entiendas que ese hábito del ahorro debe ir acompañado de otra cosa para poder combatir la carestía de vida

Necesitas invertir esos ahorros. Colocar ese dinero en activos reales, que produzcan rentas por encima del IPC y de los impuestos. Con el fin de que ese dinero, con el paso de los años, mantenga el poder adquisitivo. 

Invertir no es jugar con tu dinero y ponerlo en manos del azar. Tampoco es especular, ni inflar los precios de una cosa, tratando de ser más listo  y colocárselo al último tonto que venga detrás. 

¿Todavía no lo ves claro? Hagamos unos números. Supongamos que tienes 50.000€ ahorrados, pero decides que no quieres hacer nada con el dinero y lo dejas a la vista en cuenta. 


Inflacion-historica-españa

Históricamente, la inflación en España ha vivido épocas realmente duras. Donde el valor del dinero a lo largo del tiempo, se depreciaba rápidamente por el efecto de la inflación. Eran esas épocas en las que algunos de cierta edad, recuerdan hoy maravillados como las Letras del Tesoro pagaban tasas de más del 10%. Pero es que claro, la inflación entonces, era incluso superior.

Dejando de un lado la historia económica de nuestro país, pensemos también que el BCE logra su objetivo de inflación de equilibrio y permanece constante en el 2%. ¿Crees que con el paso del tiempo mantienes el poder adquisitivo?


En la tabla anterior, puedes ver cómo afecta la inflación al poder adquisitivo de tu dinero. Tus 50.000€ con una inflación del 2% se convierten en poco más de 45.000€ y en 10 años 40.854€ en términos reales. 

Puedes llegar a perder fácilmente la mitad de tu dinero, si te resistes a poner a trabajar tus ahorros y la inflación alcanza tasas un poco más altas de lo que estamos acostumbrados últimamente. 

Si eres de los que se consideran personas conservadoras en cuanto a las decisiones sobre tu dinero, debes saber, que lo arriesgado para tus ahorros es no invertirlos

Puede que sea algo contra intuitivo. E incluso algo que va en contra de nuestro ADN. De hecho hay una razón científica, que explica por qué tienes miedo a perder tu dinero. La respuesta está en tu amígdala. Un pequeño órgano situado en lo más profundo de nuestra estructura cerebral y que representa algo así como el botón de emergencia de nuestro organismo, que se acciona cuando hay un estímulo externo que interpretamos como una señal de peligro.

Es un mecanismo primitivo de supervivencia, que nos servía para activar nuestro organismo y subir corriendo a un árbol en presencia de un León o saltar y alejarnos de una tarántula u otro animal con colores o formas que interpretamos como una amenaza. Es una respuesta totalmente innata, presente en otros animales y que podemos ver en la naturaleza.

Hoy por suerte, nuestro estilo de vida ha avanzado mucho. Pero seguimos estando programados para reaccionar igual que nuestros ancestros ente el peligro, y a todas aquellas experiencias a lo largo de nuestra vida, que nos han hecho sentir miedo. 

Se sabe que la sensación de angustia que genera una pérdida, es el doble de intensa que la satisfacción que genera una ganancia equivalente en cuantía. Y que aquellas personas que tienen alguna anomalía o daño en la amígdala, son más propensos a asumir riesgos o a apostar su dinero. 

Pero debemos demostrar que hemos evolucionado como seres humanos. Y no dejar que nuestros pensamientos y nuestros miedos irracionales, dominen nuestras acciones en relación con el dinero. 

Que la valoración de un activo fluctúe no es una amenaza. Es la condición necesaria que hace falta para que sea posible obtener beneficios. Entendido esto, lo que no tiene lógica, es mantener los ahorros no invertidos, cuando se sabe a ciencia cierta que por efecto de la inflación es seguro que perderemos dinero. 

La inflación resta poder adquisitivo a tu dinero. Y en procesos inflacionarios como los que se viven en Venezuela, Argentina o en Zimbabue, dejar el dinero a la vista, es exponerse a perderlo todo. Mientras que si se invierte en empresas a través de acciones, es seguro que mantendrás mejor el poder adquisitivo de tu dinero. 

Las empresas y los negocios, tienen la capacidad de ajustarse y trasladar la inflación a través de su cadena de valor al precio final del activo que vende, manteniendo sus márgenes. Y tarde o temprano eso se refleja en el precio de las acciones. 

¿Entiendes ahora el peligro que representa la inflación sobre tu dinero? Dejar los ahorros en cuenta, es con toda certeza la forma más segura de perder dinero. Aunque eso te deje dormir más tranquilo, si inviertes tu dinero, tienes muchas más posibilidades de mantener tus ahorros y ganar algo de dinero. 

También te puede interesar:

6 comentarios:

  1. No acabo de coincidir exactamente con la cifra de la tabla sobre cómo se deprecia el dinero por efecto de la inflación. Por ejemplo, para 50.000 € en 30 años, la depreciación que yo calculo la veo como 50.000/(1+0,025)^30 = 23.837,134 €. Sin embargo en la tabla pone 23.394 € ¿Cómo hace el cálculo de depreciación?
    Hay algo que me no acabo de ver muy claro en esto de estar totalmente invertido, como también aconsejan algunos inversores como Paramés.
    Según usted, un ahorrador que quiera mantener como mínimo el poder adquisitivo de su dinero debería tener invertido el 100 % de sus ahorros en renta variable a través de fondos de inversión. Pero, ¿qué pasa si en un momento determinado necesita echar mano de ese dinero porque ha surgido un imprevisto, una oportunidad de un inmueble interesante o necesita abrir un negocio porque ha perdido el empleo? Puede ser que ese ahorro todavía no se haya revalorizado o incluso se haya depreciado fuertemente por el advenimiento de una crisis, y entonces si, cuando la necesidad impera, se tiene que echar mano de él, sí que experimentaría una depreciación brutal y resultaría peor el remedio de la inversión por prevenir la enfermedad de la inflación.
    Tal como yo lo veo, no sé si estaré equivocado con los porcentajes, quizá lo mejor sería tener el 75% del ahorro a mano en productos muy conservadores como depósitos; que aunque no consiguen contrarrestar la inflación, ese dinero ve compensada la pérdida de poder adquisitivo por la punta de lanza de un 25 % de los ahorros invertidos en renta variable, que con una perspectiva de largo plazo si puedan corregir esa depreciación. El problema sobre el 25 % es cómo distribuirlo: en cuántos fondos y si ponerlo todo de golpe o con pequeñas aportaciones con periodicidad regular, como se hace con la gestión automatizada pasiva, porque creo haber visto algún estudio comparativo en el que se evidencia que con una inversión de golpe en un fondo a largo plazo, era incluso muy factible perder parte del capital inicial invertido frente a la ganancia de distribuir el mismo capital con aportaciones periódicas regulares en el mismo fondo a largo plazo.
    Gracias y un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Está mal deflactado. A ver si corrijo el cuadro. Gracias por la observación.

      Respecto a estar 100% invertido. Siempre obvio comentarlo, pero me refiero a aquel capital que podemos invertir a largo plazo, excluido el fondo de emergencia y aquellas partidas de dinero con un horizonte temporal mas corto, destinadas a un objetivo más concreto. Donde no queda otra que modular el riesgo en el vehículo de inversión escogido y compartimentalizar el ahorro.


      Repecto a hacerlo todo de una vez o periódicamente. Yo me decanto por hacerlo periódicamente. Especialmente en periodos o ciclos bajistas. En los ciclos de crecimiento o euforia, quizá suspendería esa aportación periódica.

      Un saludo.

      Eliminar
  2. Interesante como siempre,
    piensa que en una coyuntura como la actual, con el riesgo del portazo del Brexit a la vuelta de la esquina, es un buen momento para invertir?? No es mejor esperar?
    Un saludo y gracias,
    Anton

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Anton.

      Los peores momentos y los de mayor incertidumbre son siempre los mejores para invertir. Pero como a veces es imprevisible saber como y cuando ocurren, siempre tiene que haber una parte invertida. Además, normalmente siempre es posible encontrar algún tipo de activo barato en el mercado.

      Un saludo.

      Eliminar
  3. Tienes razón en cuanto a la pérdida de valor debido a la inflación, pero curiosamente, en mi caso, en los últimos años que teníamos deflación mus inversiones generaban ganancias. Ahora que ya estamos por encima del 2% tengo pérdidas. Es decir pierdo 2 veces, porque en algún caso ya estoy por debajo del capital inicial. En otros casos mantengo el inicial, pero a costa de las ganancias anteriores. Y todo esto manteniendo la inversión 5 años. Conclusión: bate la inflación con rentas fijas acumulables.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Depende de tus inversiones. Pero si crees que esto es así como te ha ocurrido, tu solución sería invertir en una cartera de acciones con dividendo creciente.

      Un saludo.

      Eliminar

Participa en la conversación y déjame un comentario.

Con la tecnología de Blogger.