¿En qué gastar el dinero para ser más feliz?


en-que-gastar-el-dinero


Dicen que el dinero y los ceros de nuestra cuenta corriente, es la forma que tenemos de cuantificar nuestros progresos en la vida en comparación con otras personas. Pero ¿De qué sirve si no sabes en que gastar el dinero? ¿Quieres ser el más rico del cementerio?

Hay mucha gente obsesionada en acumular riqueza, pero que sin embargo está muy lejos de ser feliz en su vida. Puede que tengas un buen trabajo y que ganes una buen sueldo a final de mes o tal vez tengas un gran negocio que te reporta enormes beneficios, pero al final lo que puedes hacer con tu dinero es mucho más importante que el dinero que tienes o puedes llegar a tener. No sé si me entiendes.

Si tienes una buena suma de dinero en tu cuenta corriente, piensa que hay mucha gente en el mundo que desearía estar en tu situación y que sabría claramente qué hacer con ese capital. 

Una de las cosas más desconcertantes con las que se encuentran los asesores financieros, es que la mayoría de personas adineradas, no saben qué hacer con su dinero ni dónde invertirlo. Sufren estrés por no saber dónde colocar sus ahorros y normalmente no tienen una finalidad definida para el dinero que tienen y el que quieren acumular. Te voy a dar unas pistas para saber en qué gastar el dinero y ser más feliz, no vaya a ser que caigas en el mal de estas personas.

Puede que te resulte gracioso, pero muchas de las personas que acumulan las mayores cantidades de patrimonio, ahorran dinero sin tener una finalidad definida. ¿Cuánta gente habrá en el mundo que sabría emplearlo mejor que ellos?

Lo cierto es que la mayoría de nosotros, aspiramos a tener ingresos elevados en nuestra vida profesional y acumular riqueza, pensado que de ese modo seremos más felices. Pero no es la cantidad de dinero y tiempo lo que nos hace más felices. Sino en qué y cómo gastamos nuestro capital e invertimos nuestro tiempo lo que puede darnos la mayor satisfacción. 

Fue el único premio Nobel de Economía no economista, Daniel Kahneman, quien dijo que el dinero y la felicidad dejan de tener una relación proporcional una vez alcanzado cierto nivel de riqueza. En el momento en que se cubren ciertas necesidades, es la realización personal del ser humano en el trabajo la única fuente de riqueza existente de manera independiente al incremento de las rentas del individuo. 

Es más, una vez llegas a determinado nivel de ingresos si no sabes en que gastar el dinero, lo mejor que puedes hacer es gastar tu dinero en experiencias y actividades. Las experiencias y los momentos o situaciones vividas tienen un impacto emocional mucho mayor que la posesión de bienes. Perdura más. 

como-gastar-el-dinero

Existe la creencia popular de que dinero y felicidad están directamente relacionados. Pero no es así. Como te decía una vez llegas a determinado nivel de ingresos, un incremento adicional no supone mayor satisfacción. Esto esta estudiado. 

Luego lo que debes saber y muy poca gente te dirá, es que ese exceso de riqueza más allá de tus mínimos vitales cubiertos, reportan una gran satisfacción y felicidad cuando son gastadas o invertidas en terceras personas. Si no sabes en que gastar el dinero para ser más feliz, que te quede bien claro, no hay nada más gratificante que invertir el dinero en los demás y ver cómo les haces felices a ellos. 

Otra cosa que seguramente no imaginabas podía hacerte feliz, es que comprar algo para consumirlo en un momento futuro, proporciona mucha más felicidad y satisfacción que el consumo inmediato. Pues ese disfrute ante la expectativa futura, incrementa el impacto emocional en la persona y en consecuencia su satisfacción y felicidad. 

Cuantas veces los asesores financieros y fiscales no se ven presionados para conseguir más y mejores rendimientos para el dinero de sus clientes. Y sin embargo estos no son capaces de disfrutar del patrimonio que han conseguido acumular. Creo que habría que saber orientar en otro sentido.

Mucha gente cuando ve a algunos de estos millonarios que ocupan la lista Forbes de los más ricos del mundo, piensa que lo que ellos hacen por filantropía, tiene un sentido desde el punto de vista fiscal. Para pagar menos impuestos o lavar su imagen públicamente. Pero en realidad, es porque a muchos de ellos ese dinero les hace mucho más felices empleado de esa forma. 

Lo cierto es que hay que saber en qué gastar el dinero para ser más feliz y disfrutarlo de verdad. Ya sea porque ha llegado con trabajo duro o sin esfuerzo, tener un capital por encima de las necesidades básicas de una persona, es fundamental saber cómo emplearlo. 

Por eso mi recomendación es que fijes siempre metas financieras para tu ahorro y en todo caso, dediques parte de tu dinero a vivir situaciones o experiencias que hagan de tu vida un periplo más rico e intenso. Mucho más que el dinero, tu tiempo es tu activo más valioso. Piensa bien a que lo dedicas y como utilizas el dinero para conseguir sacarle el mayor provecho. 

Trabaja duro, invierte bien y consigue alcanzar la independencia financiera si puedes, pero piensa bien en que gastar el dinero para ser más feliz en tu vida. Esta bien que te preocupes por el futuro de tus seres queridos, pero cuando estés bajo tierra ya no te hará falta. 

¿En qué cosas gastas tu dinero para ser más feliz? ¿Ahorraras para finalidades concretas? ¿Te reporta tú dinero más preocupación que satisfacción?

También te puede interesar:

5 comentarios:

  1. Simplemente , excepcional. Gran artículo, de los que no suele verse publicado todos los días, y dice verdades como puño. Muy buena reflexión.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Alejandro. No tiene la intención de dar una receta común para todas las personas, sino como bien dices, invitar a la reflexión.

      Vivimos en un mundo en que hemos aceptado el convencionalismo del dinero. Lo que hace que muchas personas sean infelices y muy pocas felices. Perdiendo totalmente la perspectiva de las cosas al dejarnos dominar por lo monetario.

      Un saludo.

      Eliminar
  2. Te sigo desde hace tiempo muy buenos, y si bien tus articulos me parecen muy buenos, aunque en ocasiones "te mojas poco", como digo son de mi agrado, pero este me ha parecido sensacional y realmente me siento plenamente identificado.
    Yo era una de esas personas que no sabia en que gastar el dinero, lo digo literalmente, no tengo gustos extravagantes y mis necesidades con 37 años estaban cubiertas, de esto hace 2. Tenia y tengo, mi vivienda abonada, una segunda residencia vacacional tambien pagada, mi vehiculo de una gama normal porque veo innecesario un coche de 50000 euros, un scooter para uso diario, un pequeño local de almacenaje y como taller que estoy convirtiendo en un sitio de reunion y bueno un trabajo estable asi como mi pareja una maravillosa hija, me iba de vacaciones una vez al año 15 dias sin mirar mucho el gasto a parte de alguna corta escapada y una cuenta corriente muy cercana en total a los 100.000 euros de ahorro. Pero realmente nada mas necesitaba y me sentia vacio y no sabia porque, decidi irme un par de dias a un hotel rural solo y reflexionar y vine con las ideas muy claras, lo unico que me faltaba era vivir y lo que me sobraba era trabajar asi que sin ningun temor solicite reducir mi jornada a 20 horas semanales a costa de perder un 40% de ingresos, ahora disfruto de recoger a mi hija, me voy 3 o 4 veces de vacaciones al año invirtiendo en experiencias y no en cosas materiales como bien has explicado, quiza mi capacidad de ahorro se ha mermado, pero desde mi punto de vista es suficiente y como he indicado no necesito un gran coche ni un gran chale, no cambio nada de eso por la disponibilidad de tiempo. Disculpad el tocho pero me parecio interesante compartir mi experiencia, saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estamos tan dominados por la cultura del consumo y la ostentación de bienes como muestra de lo que creemos es el éxito en la vida, que dejamos de lado las cosas que realmente importan.

      A veces viene bien pararse a reflexionar, tomar un poco de distancia y decidir cual es el camino que quieres para tí y los tuyos. No hay que olvidar que el dinero es una herramienta que puede ayudarte a vivir mejor, pero todo depende de como se utilice y lo obsesionado que estes con él. El dinero no es el fin, sino el medio.

      Me alegro de que hayas descubierto un camino mas sano y más enquicedor. Tu hija te lo agradecerá. Muchas gracias por compartir tu experiencia y por leerme.

      Un saludo.

      Eliminar
  3. no creo que el dinero compre la feclicidad, pero si es verdad que la falta de este genera tristeza, yo la verdad es que me conformo con poco, yo ahorraría hasta comprarme mi casa, un coche y poder pagarme mi movil e internet. con eso y comer a diario soy feliz

    ResponderEliminar

Participa en la conversación y déjame un comentario.

Con la tecnología de Blogger.