-->

lunes, 22 de julio de 2013

Widgets

Cómo las deudas hipotecan tu libertad financiera



libertad-financieraCuando pides dinero prestado para comprar una casa, no hipotecas una vivienda, hipotecas tu libertad financiera. Lo mismo ocurre si te endeudas para comprar un coche, para amueblar el piso o para irte de vacaciones. 

En la mayoría de los casos, cuando pides dinero prestado o te hipotecas, te conviertes en un esclavo de tus deudas y por tanto dejas de tener independencia financiera financiera

Evidentemente no todas las deudas son malas. Si al endeudarte consigues obtener un rendimiento superior al del coste de tu deuda o si esa deuda te permite incrementar tus ingresos, se trata de deuda buena. 

Todo lo demás incide en mayor o menor medida en tu libertad financiera. Si, sé lo que vas a decir, oye que la mayoría de los mortales de necesitamos pedir un préstamo para comprar una casa en la que vivir. Pero también es cierto, que cuanto menor sea tu hipoteca, serás un poco más libre. 

Las deudas son una nueva forma de esclavitud del siglo XXI. Miles de ciudadanos, empresas y gobiernos enteros condenados a trabajar para pagar una deuda, que a veces es inasumible. Y todo por poseer un objeto o bien, que en ocasiones ni siquiera necesitamos. 

La publicidad, los medios de comunicación y las facilidades que nos ponen los bancos, nos hacen creer que podemos comprar cosas para las que no tenemos dinero suficiente. Todo está pensado para activar nuestra codicia y nuestra envidia. Vemos que el vecino se ha comprado un coche de marca y anhelamos tener uno mejor y mas nuevo. 

Caemos en la trampa porque creemos que podemos pagarlo. Y esa trampa nos priva de nuestra libertad financiera

El sistema financiero moderno ha creado una legión de yonquis enganchados al crédito. Algo muy urbanita y de nuestros tiempos, pero que pone en evidencia una vez más la falta de cultura financiera. Educación financiera que por cierto, creo que ni a los bancos ni a los gobiernos les interesa que tengamos. 

Por otro lado siempre me ha parecido un paleto el que ha vivido durante años pobremente, hasta ahorrar lo necesario para comprarse una casa o un coche. Una actitud muy de pueblo, pero que en esencia representa el concepto de la libertad financiera.

Sólo que ese camino hacia la libertad financiera, no tienen por qué ser tan rácano como el del cateto de pueblo, que se obsesiona con amasar su dinero sin saber para que lo quiere,  ni cómo invertirlo correctamente. 

No se trata de no gastar y convertirse en el más rico del cementerio. Tan esclavo es el que se endeuda en exceso, como el que se obsesiona con ahorrar el máximo posible dinero. 

Acumular dinero no es un objetivo en sí. La libertad financiera, consiste en establecer unas metas financieras basadas en unas necesidades y poder cumplirlas en el momento deseado, con independencia de las deudas.

La libertad financiera requiere ser capaz de no asumir riesgos financieros excesivos y saber ahorrar para una finalidad concreta. 

En cierto modo la libertad financiera, consiste en encontrar un equilibro emocional sobre la gestión y el uso del dinero. Pero la falta de cultura financiera, nos impide tener una visión clara cobre este tipo de ideas.

Hay mucha gente que se enfada si no le conceden un préstamo. Muchos suelen decir, “me lo tienen que dar porque yo lo puedo pagar”. Otros sin embargo son ricos en dinero, pero pobres en sus vidas. Es sintomático preguntarte ¿para qué quiero el dinero? y no ser capaz de dar una respuesta concreta. 

He escuchado a menudo durante estos años de crisis que hemos vivido por encima de nuestras posibilidades. Cuando en realidad se debiera decir, que el sistema había sido capaz de crear unan gran cantidad de esclavos de las deudas y del dinero.

¿Sabes lo que es no poder marcharte de un trabajo que detestas por tener hipoteca? ¿Te imaginas quedarte sin trabajo cargado de deudas? ¿qué sentirías si no pudieses salir a tomar una cerveza por haberte comprado un coche que no necesitabas?

La falta de educación financiera, facilita que muchas personas pierdan su libertad financiera sin casi ser conscientes de ello. Si no quieres ser un esclavo más, simplemente te diré una cosa. Puede que los asuntos relacionados con el dinero te parezcan aburridos o tan fáciles que no requieran tu atención. Las finanzas personales no son un juego. Busca la libertad financiera y fórmate. No hacerlo puede conducirte a la ruina. 

También te puede interesar:

3 comentarios :

  1. Coincido por completo con lo que comentas en el post.
    Parte del engaño está en la diferencia entre "querer" y "necesitar". Nos meten en la cabeza que lo necesitamos sin embargo simplemente lo queremos. Cuando somos capaces de ver esta diferencia salimos de matrix.

    Con respecto a lo de atesorar para ser el más rico del cementerio me hace gracia. Es ver el dinero como un fin y no como lo que es, un método de intercambio. Un medio para conseguir lo que realmente necesitas. En mi caso, y por lo que veo en el tuyo también libertad financiera :-)
    Genial el post..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Jose Carlos,

      La deuda es una forma de controlar las masas y convertirnos en un engranaje más, en una cadena para enriquecer a las grandes empresas y a los bancos mediante nuetro consumo.

      Hay que hacer lo posible por controlar nuestras finanzas personales y luchar por nuestra libertad financiera.

      Tomar decisiones relacionadas con el dinero y saber gestionarlo, es una tarea que requiere además de conocimientos, de un gran control de las emociones.

      Un saludo!

      Eliminar
  2. Coincido totalmente con tu artículo.
    El gran problema de este País es la incultura total financiera existente,tenemos que formarnos y no hay excusas ya que con internet tienes toda la infomación a mano.
    Los precios de las grandes empresas de ibex están de ganga,!aprovechalos!
    No hay que mirar la pantalla de tu pc ,hay que ver,visualizar,concentrarte,estudiar y poco a poco verás como tu economía se va saneando.
    Es una cuestión de disciplina,formación y si empiezas cuanto más jóven mejor.
    Nadie se va a preocupar de tus pequeñas finanzas(no les conviene).
    También quiero expresar mi pésame por todas las victimas del accidente de ayer.
    Espero que os vaya bien a todos,os deseo salud y suerte.
    gracias


    ResponderEliminar

Participa en la conversación y déjame un comentario.