Amenazas y oportunidades de inversión en España 2014


amenazas-oportunidades-inversion-2014


Estamos a punto de terminar el primer mes de 2014, sin tener una idea clara del rumbo que van a tener los mercados y la economía. 

Después de un buen comienzo en la bolsa española, nos hemos encontrado con una excusa para corregir los excesos y la sobrecompra en renta variable. El mercado siempre encuentra un motivo y esta vez ha sido la devaluación de las divisas emergentes

Por eso que siempre hay que tener en cuenta las amenazas y oportunidades de inversión antes de tomar cualquier decisión. Si fuera tan fácil, todos podríamos ganar mucho dinero o simplemente desaparecerían las oportunidades de beneficios extraordinarios en poco tiempo. 

Invertir conlleva asumir riesgos. Algunos podemos preverlos y anticiparnos. Otros sin embargo cogerán por sorpresa. 

En mi caso he realizado una breve síntesis de las amenazas y oportunidades de inversión para España en 2014, que voy a tener en cuenta a lo largo de todo el año para desarrollar mi estrategia de inversión. Empecemos por las amenazas.

Hay datos que invitan a ser esperanzadores, pero que analizados en detalle, aun siembran muchas dudas. El PIB Crecerá, pero aún no se sabe su cumpliremos el objetivo de déficit, o si un nuevo repunte de la prima de riesgo hará resentir los presupuestos del Estado. 

Hay muchas incógnitas en el aire, pero lo que más me preocupa es la elevada tasa de paro que hay en España aún. ¿26,5% en 2014?, ¿25% de paro en 2015? Es irrelevante. Que una de cada cuatro personas esté en paro en una economía desarrollada como la nuestra es letal. 

Si bien es cierto que existe un altísimo nivel de economía sumergida en España, estos datos de paro, impiden que el consumo suba, las cuentas de resultados repunten y el Estado recaude más dinero. 

Pero un preocupante impacto de la prolongación en el tiempo de esta tasa de paro, es la destrucción de clase media, el aumento de morosidad en los créditos y la puesta en riesgo de la estabilidad del sistema financiero. En definitiva el empobrecimiento de una sociedad que es incapaz de crear nuevos puestos de trabajo e impulsar sectores que generen empleo.

Y eso tiene un impacto directo en el futuro de nuestro país. Se cifra en unos 700.000 españoles, la mayoría de ellos menores de 35 años, que han abandonado el país en busca de un futuro laboral. Muchos de ellos, son jóvenes titulados, que no cotizarán para sostener nuestro sistema de pensiones, sus hijos no nacerán en España, etc. 

Es decir, una población ya de por si envejecida, pierde una cifra significativa de los jóvenes, muchos de ellos además con niveles educativos más altos que la media. 

Por otro lado tenemos la amenaza creciente de la inestabilidad política. A la denostada clase política de nuestro país, envuelta en corrupción, falta de transparencia y nula capacidad de liderazgo, se le suma el momento álgido de los nacionalismos. Todo el mundo apunta que las consecuencias de una Cataluña independiente, serían de tal magnitud, que lo hacen impensable. Pero de producirse generarían tal incertidumbre y volatilidad en los mercados que evidentemente, la hacen una de las mayores amenazas para las inversiones en España en 2014 y que los inversores extranjeros temen. 

Por otro lado y aunque a priori la renta variable será un año más el activo más rentable, las buenas previsiones sobre la bolsa española como inversión, quedan en entre dicho ante la valoración de consenso que sitúa al Ibex35 con un PER de 17,5. Es decir que o engordan rápidamente las cuentas de resultados de las empresas o la valoración indicaría sobrecompra.  

pib-europa-2014

Pero en el otro lado de la balanza, igualmente se pueden encontrar varios argumentos para pensar que la bolsa española es una clara oportunidad de inversión en 2014

Para empezar hay una masa de liquidez muy grande que podría entrar de lleno en renta variable, ante la falta de alternativas de inversión rentables. No es casualidad que se estén batiendo records de suscripciones en fondos. Lo intereses de los depósitos están por los suelos y a la renta fija se le acaba la mecha. Además se espera que las gestoras roten sus inversiones ponderando bolsa europea.

No obstante, si la bolsa puede española y europea pueden ser una oportunidad de inversión, es también porque hay buenas razones de peso que acompañan esta idea. Si uno hace un repaso de las estimaciones de crecimiento del PIB en Europa, uno se encuentra con datos alentadores. Muchos indicadores adelantados están marcando un posible repunte de la economía y eso, antes que en la calle, se verá reflejado en la bolsa.

Por otro lado, mientras que siga bajando la prima de riesgo, las bolsas seguirán su tendencia de fondo alcista. Ya ha quedado plasmada la correlación inversa existente entre la prima de riesgo y la evolución de la bolsa, luego mientras la tendencia de una sea a la baja, la otra seguirá subiendo.

Para terminar te puedo decir, que mientras haya una tendencia de fondo alcista, creo que las oportunidades de inversión más claras, las vas a tener en los sanos recortes que evidentemente deberá haber en el camino. 

También te puede interesar:


 

No hay comentarios

Participa en la conversación y déjame un comentario.

Con la tecnología de Blogger.