-->

lunes, 26 de octubre de 2015

Widgets

Cómo ahorrar para vivir de alquiler e independizarse



vivir-de-alquiler

Si tienes entre 25 y 35 años hay una probabilidad de 4 sobre 10, de que aun sigas viviendo en casa de tus padres. Independizarse no es fácil en España por varias razones. La principal causa es el la falta de empleo y la estabilidad laboral. 

El paro juvenil roza el 50% en España. Y si tienes menos de 35 años, es muy posible que si tienes un trabajo, no te de la seguridad y estabilidad que necesitarías para plantearte independizarte comprando casa. 

Puede que ya hayas tenido varios intentos frustrados de emancipación o que hayas tenido alguna experiencia de vivir fuera de casa mientras estabas en la universidad o disfrutando de alguna beca de estudios. Pero independizarse de verdad, implica tener capacidad económica suficiente para costearte todos los gastos que su pone vivir por tu cuenta. 

Por eso la primera opción y más sencilla es irte a vivir de alquiler. A mayor edad en el rango de entre 18 y 35 años, hay menos jóvenes que desean esta opción para independizarse. Pero claro, una cosa es lo que se quiere y otra lo que se puede. Empieza por lo fácil. Ahora te explico razones y como ahorrar para vivir de alquiler y emanciparse de una vez por todas. 

Vivir por tu cuenta, tener tu propio espacio y cubrir tus necesidades básicas de vivienda, es uno de los principales objetivos de muchos jóvenes después de los estudios. 

Lo más fácil es ir a vivir de alquiler con unos amigos o amigas al principio. Si has tenido alguna experiencia de vivir fuera de casa después de los 18, es posible que tengas una imperiosa necesidad de seguir viviendo de ese modo. Una vez se da el paso, nadie quiere volver, porque ya no se está a gusto en muchos aspectos. 

Compartir piso es la forma más barata de independizarse. Pero aun así precisa de tener una fuente de ingresos regular o un colchón de ahorro detrás. De otro modo, si te has anticipado demasiado, es muy probable que tengas que volver al nido. 

Según los estudios y encuestas de Eurostat, los españoles somos algunos de los jóvenes que más tarde salen de casa de los padres. De media a los 29 años. Pero hay diferencias entre sexos. Las mujeres se independizan a los 27,9 años mientras que los hombres lo hacen a los 29,8. En general se debe a imposibilidades económicas, pero es curioso constatar, que muchos jóvenes prolongan su estancia en el hogar familiar aun teniendo los medios. 

Estereotipos aparte, vivir de alquiler para muchos menores de 35 años pude tener mucho sentido por varias razones. Como la precariedad laboral, el desarrollo de una carrera profesional que le lleve a desplazarse constantemente, no tener pareja y otros factores. 

Aunque pueda ser algo engorroso, el alquiler te proporciona cierta libertad de cambio de residencia. Y te permite poder aspirar a viviendas más espaciosas o mejor situadas, según tus circunstancias y preferencias. 

Puede que no lo hagas nunca, pero normal es que cuando te estabilices a nivel laboral y personal, termines optando por la compra. Pero mientras tanto, para llegar al primer paso de vivir de alquiler hay que ser capaz de generar un ahorro inicial mínimo. 

Lo más difícil para muchos jóvenes es acostumbrarse a vivir de acuerdo a un presupuesto y llevar cierto control de gastos. Dar este paso implica superar la inmadurez financiera que supone verse al final de cada mes con la cuenta a cero y sin tener una idea clara de donde se te ha ido el dinero. Algo que es muy frecuente, pero que se debe subsanar.

Para poder irte a vivir de alquiler no basta con juntar el dinero para los tres o cuatro primeros meses. A pesar de que independizarse de este modo requiere un esfuerzo económico mucho menor que la compra, tendrás que tener en cuenta además de la renta mensual, una fianza o un aval para el alquiler, todos los gastos que sueles tener en un mes normal incluyendo la comida. Punto este último, con el que no cuentan muchas personas, pero que supone un desembolso fijo muy importante que antes no tenían.

Si realmente quieres emanciparte, tienes que se capaz de correr con todos los gastos, no vale eso de irse de alquiler, pero ir a comer a casa de los padres. Y por supuesto no que no te vas a poder permitir es comer fuera o de comida rápida la mayoría de los días. Porque entonces sí que no te va a dar el presupuesto. 

Tomar conciencia de todos los gastos que se generan, suele ser un jarro de agua fría muy grande para muchos jóvenes, que no habían contado con pagar, internet, gas, luz, gastos de transporte etc. Con esto lo que te quiero decir es que no tengas prisa en irte a vivir de alquiler, para luego evitar volver frustrado a casa de los padres.

Antes de empezar a ahorrar, analiza en que te has gastado el dinero en los últimos meses. Si no eras capaza de ahorrar nada de dinero, es evidente que tendrás que hacer algunos sacrificios o incrementar tus ingresos. Como será más fácil lo primero que lo segundo, ajusta tu tarifa de móvil, muévete por la ciudad con transporte público o bicicleta y racionaliza tu gasto de ocio. Llevar cuenta de tus gastos con una Excel de contabilidad personal puede ayudarte. 

Sabes que te dejas un montón de dinero cada vez que sales de copas o alternas de cañas. Así que tendrás que reducir tus salidas. Cuando vivas en tu piso no tendrás tanto tiempo, pero además tendrás otras alternativas de ocio, como cenas o fiestas en tu casa, ver una película etc. Lo mismo te digo de las escapadas de los fines de semana y de los viajes. Todo no se puede. Sé más selectivo y comienza a ahorrar al ritmo que puedas. Poco a poco, no te agobies. Deberías se capaz de retirar cada vez que cobres, el presupuesto de alquilar más los gastos. Si al principio no puedes ahorrar una mensualidad, empieza poco a poco. Ahorra un mínimo de 3 a 6 meses, mientras buscas tu piso ideal. 

No te vayas de casa con el dinero muy justo. Normalmente si entras a vivir de alquiler tendrás la casa amueblada, pero siempre hace falta gastar dinero en algún detalle. Puedes pedir ayuda en casa y que te den un poco de dinero para tirar al principio, pero si realmente no haces el esfuerzo de adaptar tu ritmo de vida, terminarás volviendo. Otra opción es planteártelo en pareja. Es más fácil porque son los ingresos de dos. Pero si lo que realmente buscas es vivir de alquiler a tu bola y vivir la vida como tú quieres, con tus propias reglas y sin dar explicaciones, esa es la única forma. 

En cualquier caso, si consigues independizarte, el siguiente paso sería ir juntado un pequeño fondo de emergencia para imprevistos. Sobre todo si sabes que tienes cierta precariedad laboral o ingresos inestables. Así podrás hacer frente a meses malos, irte de vacaciones o darte un capricho. ¿Cuándo crees que podrás logarlo? ¿Lo has hecho ya? ¿Te fuiste pero volviste? ¿Cuéntame tu experiencia?

También te puede interesar:

1 comentario :

  1. Enhorabuena por el artículo!!!. Actualmente la mejor opción es vivir de alquiler, mejor que comprar un piso. Sin estabilidad laboral, enfrascarse en una hipoteca puede ser arriesgado. Yo para ahorrar sigo un blog: www.elmejorahorro.com Cada día ofrecen consejos de ahorro, que siempre vienen bien. Saludos!!!!

    ResponderEliminar

Participa en la conversación y déjame un comentario.