¿Tienes miedo a invertir por temor a perder tu dinero? Descubre cómo superarlo

miedo-perder-dinero

Una vez, charlando con una pareja que había ahorrado una cuantía considerable de dinero, intentaba animarles a que empezasen a invertir un poco de ese capital. Explicándoles las ventajas de la inversión a largo plazo y la pérdida de poder adquisitivo que sufrían al dejar su dinero en la cuenta. La respuesta que me dieron me mató.

“Nosotros somos personas normales. Solo queremos un buen depósito. Nos ha costado mucho trabajo ahorrar y no nos gusta el juego, gracias por tus consejos”

Sé que en España la educación financiera debe mejorar, pero no es la respuesta que espero de dos personas con formación universitaria, que se presuponen preparadas y racionales. Él era arquitecto y ella abogada. Aunque sus estudios no tienen mucho que ver con las finanzas, me frustra mucho que estén tan llenos de prejuicios en relación con las inversiones.

Indagando un poco más, descubrí que el motivo real que se escondía detrás de esa excusa para no invertir sus ahorros, era que tenían miedo a perder su dinero. Y que no tolerarían tener menos de lo que habían puesto. Que los depósitos les gustaban, porque eran fáciles de entender y les daban seguridad. Se habían acostumbrado a eso. Pero además, estaban muy ocupadas con sus profesiones y no tenían tiempo ni ganas de formarse o asesorarse.

Con dos hijos de 8 y 12 años, les preocupaba poder pagar la universidad de los hijos. El tiempo de ocio era escaso. Y cuando iban de vacaciones o salían les gustaba disfrutar. No eran derrochadores, pero no escatimaban. Invertir, además de un juego, lo veían como una fuente de preocupación e intranquilidad. No como un camino para ayudarles a cumplir con sus objetivos financieros futuros.

Como ellos, hay miles de personas que piensan igual o parecido. Y sin saberlo, lo que se garantizan, es que su dinero con el paso del tiempo tenga menos poder adquisitivo. Y que les cueste mucho más esfuerzo de ahorro, tener el dinero suficiente para pagar y cumplir con las metas financieras que se plantean en su ciclo de vida.

¿Eres tu una de esas personas que tiene miedo a invertir por no perder dinero? Espero que no, pero si es así, déjame ayudarte con algunas recomendaciones para invertir tus ahorros.

Permíteme antes, aclararte algunas cuestiones. En las decisiones relacionadas con el dinero, influye un componente emocional y psicológico muy importante. Algunos de nuestros instintos, están fuertemente arraigados en la programación nuestro cerebro. Y que tiene que ver con nuestro proceso evolutivo.

El miedo a perder dinero, está relacionado de alguna manera, con los peligros que acechaban a nuestros ancestros y el instinto de supervivencia. Lo cierto es que, descendemos en mayor parte, de los antepasados temerosos que se quedaban en la cueva refugiados del peligro de los animales o de aquellos que corrían ante una amenaza. Porque los valientes guerreros y fuertes cazadores que se enfrentaban al mamut, solían morir en acción.

De modo que, el miedo está en nuestro ADN. En parte por esa razón, si al salir a la calle pierdes 50€ que llevabas en la cartera, te duele mucho más que la satisfacción que te proporciona encontrártelos por casualidad en el suelo. De hecho, se ha calculado que el dolor de la pérdida es 2,5 veces mayor, que la satisfacción.


En realidad es un poco más complicado. Pero quédate con la idea, de que para invertir y hacerlo con éxito, primero tienes que luchar contra tus propios instintos. Luego, hay que ser capaz de ver un poco más allá de los prejuicios y de lo que puedas pensar sobre lo que son las inversiones. El efecto de la capitalización compuesta o la pérdida de valor del dinero a lo largo del tiempo, son ideas un poco contra intuitivas. Que además, exigen hacer un esfuerzo de no enfocarse en el corto plazo y la inmediatez de los resultados.

“La gota de agua no rompe la roca por su fuerza, sino por su constancia”

¿Cómo superar el miedo a invertir tu dinero?

Haz el esfuerzo de dar el paso y empieza a invertir con un poco de dinero. Un dinero que no vayas a necesitar a corto plazo. Si no te lo crees o simplemente todavía no lo entiendes, tienes que confiar. Te voy a destrozar unos cuantos mitos, que los perversos conflictos de la industria financiera, seguramente han instalado en tu cabeza. A ver si te convenzo.

Invertir no es un juego, porque precisa conocimientos, experiencia y habilidad para ganar dinero consistentemente. Que por azar se pueda escoger una inversión cualquiera y ganar dinero,  no lo convierte en un juego. Un idiota y su dinero, no están mucho tiempo juntos. Algunos viven de esos incautos noveles que llegan a miles por primera vez a la bolsa. Siempre existirán. Pero no quiero te conviertas en uno de esos pollos sin cabeza.

En los mercados financieros el patrimonio se hace a largo plazo. Deberías aguantar pacientemente una década como mínimo para ver los resultados y juzgar. La rentabilidad media anual que deberías esperar, está en el 7% anual. No más. Igual te decepciona, pero es suficiente.

Para perder el miedo a invertir, céntrate en las cosas que puedes controlar. Diversificación al máximo, mantén los costes de tus inversiones lo más bajos posibles, escoge una combinación de activos con una volatilidad que puedas tolerar para que no incumplas tu plan de inversión y automatiza todo lo que puedas el proceso para mantener a raya las emociones. Empieza con poco hasta familiarizarte. Hazlo cuanto antes. Mantente invertido siempre. Aléjate del ruido. Dispón cuando lo necesites. Y disfruta de la vida. Con esto, los harás mejor que el 90% de la gente.

Las mareas y el oleaje no deberían impedirte disfrutar de un viaje en barco. Súbete a uno con una buena tripulación y disfruta del trayecto. Quedarse en el puerto no es una opción. Sal de la cueva, pequeño cavernícola financiero. Deja tus miedos atrás y no pierdas el tiempo dudando. Hay que mover los ahorros. No hay otra opción.  

También te puede interesar:

7 Comentarios

Participa en la conversación y déjame un comentario.

  1. Amen,yo un par de veces di en mi batería, dos charlas de educación financiera. Y les dije q si querían saber más q me preguntaran después.
    Pues solo me pregunto 1.
    A parte de no saber interés ninguno.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola José,

      Luego la gente se queja de que la engañan o de que no la llega el dinero, pero es que muchas veces la gente tiene interés cero. Y las cuestiones relacionadas con el dinero son algo tan cotidianas como comprar el pan a diario. Es algo que me choca muchísimo.

      Luego muchos de estos que te dicen que son gente normal y que no quieren riesgo, son los mismos que te vienen preguntando por invertir en bitcoin o que consideran que invertir en acciones individuales es menos arriesgado que hacelo con un fondo de inversión. Yo a esto lo llamo esquizofrenia financiaera o incoherencia de la incultura financiera. Pero pasa y mucho.

      Un saludo.

      Eliminar
  2. Igual lo que tiene que hacer la gente que no sabe, es pagar a un asesor financiero independiente. Quizás en ese momento, los mencionados asesores puedan vivir dignamente e incrementar su número, y los clientes realmente estar bien asesorados. Pero claro, eso hay que pagarlo. Nadie puede saber de todo. Cuando no se sabe de una cosa, hay dos opciones: aprenderlo o contratarlo. Con el poco tiempo que hay y la superespecialización que requiere el capitalismo, sin duda en la mayoría de los casos la opción de contratar un servicio especializado es más rentable, efectivo y eficiente. Pero claro, si con 1.500 euros te ves con el derecho a tener un buen coche, piso, iphone y vacaciones, la cosa se complica.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy de acuerdo. Pero las trabas administrativas que impone el regulador, impide que el asesoramiento financiero independiente sea algo asequible a cualquier bolsillo.

      Por otro lado, está el tema de la educación y la cultura financiera. Para empezar, no hay predisposición a pagar por servicios de profesionales basados en el conocimiento. Y para valorar el trabajo de aquellos que lo prestan, hay que tener un mínimo de educación financiera.

      Súmale desinformación y falta de interés. Ni aunque lo regales, mucha gente te escucha. Y además, es habitual encontrarse gente que cree que sabe más que profesionales que llevan 20 años en activo, formándose continuamente. Es muy frecuente el efecto Dunning-Kruger en temas de inversión en bolsa y más en España en general.

      Por eso también es fácil que engañen a la gente. No tienen interés. Cuando se interesan por algo, con muy poco, creen que lo saben todo. Y como no quieren pagar, porque el mundo de las inversiones les parece muy fácil y obvio, están en manos de la codicia y de la ignorancia. Y así nos va.

      Un saludo.


      Eliminar
  3. Hay dos cosas,
    por las que POR NO saber ni tener formación, acabamos pagando un coste altísimo. Una son las finanzas, cuyos errores en las decisiones lastran el futuro. Y otra la nutrición, cuyo desconocimiento arruina nuestra salud, a menudo definitivamente.
    Y en ambos casos hay industrias cuyo modelo de negocio está basado, precisamente, en nuestra ignorancia al respecto.
    Y lo malo es que tenemos a mano herramientas suficientes para ponerle remedio. A mí me gustaría que algún experto (psicólogo o sociólogo) nos explicara por qué la gente no tiene problema en dedicar tanto tiempo a cosas absolutamente improductivas, como ver tv, ir de bares durante horas, etc, y sin embargo nos resulta tan difícil dedicar el tiempo suficiente a conocer lo imprescindible.
    Un saludo,
    Anton

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo te lo digo y no soy ni una cosa ni la otra. Es más divertido para ellos y para mi, en muchos casos. Y más fácil. También te digo que el dinero no da la felicidad, por lo que si tienes más de lo que necesitas no se debe pensar mucho en él. Te puede hacer infeliz. No es broma, conozco muchos casos. Se hacen tan huraños que se les va la pinza. Solo disfrutan según ven crecer su patrimonio. Ese es su objetivo en la vida, muy triste, por cierto. Si tienes más que lo que necesitas lo sabrás igual que yo. Tengo varias carreras relacionadas con finanzas y tengo cierta cultura, pero una buena comida en un restaurante, o unas cañas con los colegas o la mujer, me gusta. También ver cosas intrascendentes el la TV me hace desconectar el cerebro (la tele no me divierte gran cosa, pero me produce el efecto comentado).

      Eliminar
  4. Hola Anton.

    El camino fácil es muy tentador. Esas actividades improductivas que mencionas, ayudan a mucha gente a no pensar. Hay gente que le interesa que eso ocurra y simplemente hay otras personas que eligen no esforzarse. Pero a estas últimas se les permite echar la culpa a otros de sus males y no responsabilizarse, para no sentirse tan mal.

    Al segundo comentario: No hay que perder el foco. Las cosas que más feliz te pueden hacer en la vida no cuestan dinero. Por alguna razón, vivimos la mayor parte del tiempo pensando que somos inmortales o que las desgracias les ocurren a otras personas. Y cuando estamos en el final de nuestros días, recordamos de golpe lo mucho que lamentamos no haber dicho más te quiero o simplemente haber estado mas tiempo con personas a las que tal vez descuidamos. El dinero debe ser un medio, pero nunca un fin (salvo que tengas una vida muy vacía). A veces algunas personas se obsesionan con el dinero, en una competición de privación y sacrificio absurda. Otras, lo que se esconde detrás, es el anhelo de poder (que creen, comprarán con dinero, para suplir la falta de competencias o capacidades).

    En general, la gente que hace dinero con esfuerzo, no suele ostentar. Pero puntualmente si se permiten comprar tiempo pagando a otros, cuando es mas necesario. Ahorrar e invertir, es necesario para alcanzar ese objetivo. Por eso me parece importante, perderle el miedo a perder dinero poniéndolo a trabajar para uno mismo.

    Un saludo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Participa en la conversación y déjame un comentario.

Artículo Anterior Artículo Siguiente