¿Es el fin del dinero en efectivo?

es-el-fin-del-dinero-en-efectivo

Las autoridades están absolutamente convencidas, como probablemente tú también puedes imaginar, de que cada vez más, los pagos grandes en dinero en efectivo, tienen que ver con dinero procedente de actividades ilícitas. O de personas que quieren evadir impuestos y, por tanto, no quieren que sus operaciones queden registradas por un soporte bancario y así evitar el control.

Este es un motivo de peso, por el que podemos entender que se quiera eliminar el dinero en efectivo de la circulación. Como ya a ha empezado a ocurrir con los billetes de alta denominación, como el billete de 500€ en Europa y otros de alto importe en distintos países en el mundo.

Hay otra razón por la que se argumenta que el dinero en efectivo es un atraso y por la que muchos abogan que se deben eliminar los billetes y las monedas. Y es el coste de la manipulación de dinero y los riesgos asociados al mismo.

A las entidades financieras les supone un enorme coste, abastecer a las sucursales y cajeros de dinero en efectivo. Y realizar todas esas tareas de caja del día a día de los clientes y no digamos ya de los comercios. Además del riesgo operacional de robos, atracos y detección de falsificaciones.

Manejar grandes movimientos de efectivo sólo para dar servicio a los clientes, representa un enorme coste en medidas de seguridad y detección de fraude. No sé si te habrá pasado alguna vez, pero si has pedido un importe grande de dinero en tu banco, es posible que para no tener que llamar al furgón del transporte de dinero, te hayan ofrecido a bajo coste o sin coste, otra formula para retirar tus ahorros.

Bueno, es un motivo que entiendo, pero que no comparto totalmente. Si fuese que realmente el dinero electrónico fuese más barato y más seguro, podría estar de acuerdo. Pero todos sabemos, que anualmente se producen millones de fraudes en pagos electrónicos en el mundo. Y los medios de pago electrónicos, así como sus sistemas de cifrado seguro, también tienen un coste. Aunque ciertamente, mucho menor.

Si seguimos así, con el dinero electrónico ya no podrás sacar tu dinero para meterlo debajo de la baldosa como hacían nuestros abuelos. Esto presenta un riesgo y un beneficio. Por un lado, te expones a que, en cualquier momento, tu dinero puede ser bloqueado, por ejemplo, en un corralito o un pánico bancario. Pero al no guardar dinero en casa, evitas ser objeto de robos.

En la actualidad, sólo un 12% de la masa monetaria mundial, es dinero en efectivo. Y todo lo demás, dinero electrónico. Al ritmo de reducción de monedas y billetes en circulación, en 10 o 15 años, podríamos tener un escenario, donde prácticamente no hubiese dinero en efectivo en el mundo.

De hecho, hay países que hoy son el futuro que podemos vivir dentro de una década. En Suecia, el país del mundo con mayor transparencia financiera, donde puedes consultar lo que gana tu vecino, más del 95% de las transacciones se hace con dinero electrónico. Han suprimido el dinero en metálico a la mínima expresión y hasta los mendigos reciben sus limosnas con lectores de tarjetas.

En Suecia, un país con un elevadísimo nivel de digitalización, los billetes son casi una pieza de museo. La legislación permite a los comercios prohibir a sus clientes el pago en efectivo. Tanto es así, que su Banco central, trabaja en estos momentos, para ser la primera nación que emita su primera criptomoneda o moneda digital. La e-Krona. Muy cerca de avanzar por el mismo camino, están el resto de países escandinavos.

Puede que, como medida para paliar la lucha contra la corrupción y la economía sumergida, sea un gran avance. Pero el robo digital y el fraude online, es ya en la actualizad, mayor que el riesgo de robo físico de dinero en bancos, comercios o particulares.

bizum

¿Qué otros motivos nos pueden estar dirigiendo hacia un mundo sin efectivo?

Detrás de la facilidad que compañías tecnológicas como Apple, Samsung o Amazon nos ofrecen a través del pago móvil, se esconde un interés oculto muy concreto, compartido con entidades financieras, gobiernos y corporaciones.

Se trata de la posibilidad de establecer un perfil psicosocial perfecto de los individuos, con la excusa de poder ofrecer una mejor experiencia de cliente. Lo que en realidad se traduce en un complejo mecanismo de control total de los ciudadanos.

No es ciencia ficción, ni una teoría conspiranoica. Muchas compañías en la actualidad están trabajando para diseñar modelos de comportamiento predictivo de los clientes, analizando bases de datos que recogen de sus usuarios y cruzando información. Buscan como pueden influir con una mayor efectividad, con sus impactos publicitarios en los comportamientos de los consumidores para conseguir mas ventas.

Pero esto puede tener otras aplicaciones, como se desveló con el caso del filtrado de datos y Cambrige Analytica, en relación con las elecciones en EEUU o el referéndum sobre el Brexit. Y no voy a decir que, para manipular la opinión de los ciudadanos, pero sí con el objetivo de emitir los mensajes más efectivos para provocar y dar el empujón hacia el comportamiento deseado por sus promotores.

carta-amenaza-hacienda-2019
También tiene aplicaciones para incrementar al máximo la recaudación tributaria. En España, donde la Agencia Tributaria, tiene la granja de registro y análisis de datos mas potente del mundo, ya envió recientemente una carta amenazante, a pymes, profesionales y autónomos, acerca del conocimiento que tenía de todas sus transacciones. Y la posible desviación de estás, con sus ingresos declarados.

Todo el rastro de información que dejas con la geolocalización de tu móvil, tus publicaciones en redes sociales, tus consultas en buscados y la información que consumes, combinada con todas tus transacciones financieras electrónicas, permiten establecer un perfil perfecto de tu persona, quedando tu privacidad totalmente expuesta. Lo que, además, lo convierte en un auténtico sistema de vigilancia y control total. ¿Todavía piensas que no vamos hacia el final del dinero en efectivo?

También te puede interesar:

12 comentarios:

  1. El interés oculto que hay es el total control al que aspiran las Haciendas y el ahorro en coste de las Entidades Financieras. Pero si acudimos a la definición clásica del dinero, este es cualquier medio de pago que los particulares aceptan entre sí para sus transacciones privadas, y esto ahora son billetes, antes eran semillas de cacao, y mañana serán bitcoins u otra cosa, pero siempre buscaremos un medio de pago que nos dé libertad frente al control del Gran Hermano, en este caso bicéfalo (fiscal y financiero) Y pienso que debe ser así, porque si no nos jugamos mucho en tema de libertades frente a esta burocracia que cada vez pretende apretarnos más.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vamos hacia una sociedad sin dinero porque las nuevas tecnologías nos llevan a ello. Pero es acelerado por los Estados y las corporaciones, no sólo para tener un mayor control del ciudadano, para ahorro de costes de los bancos y una mayor fiscalización. También nos mueven a ello por intereses comerciales. Simple y llanamente para vender más.

      Las criptomonedas se crearon con ese idílico fin. Para que los Bancos Centrales no fuesen los dueños y señores de la emisión y retirada de dinero del sistema. Pero se ha convertido en un loco mercado de especulación. Luego habrá que buscar otros medios.

      Un saludo.

      Eliminar
  2. Iremos pero mientras tengamos gente mayor nos costará.
    El banco q se atreva hacerlo perderá a todos nuestros abuelos,xq esta gente no tiene ya la capacidad de manejar todo esto.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola José.

      En España y en la Europa del Sur, la desaparición del dinero irá mucho más lento, por cultura y porque es donde más instaurada está la economía sumergida. Pero es cuestión de que una generación se vaya yendo para que cambie la tendencia.

      Un saludo.

      Eliminar
  3. Antes de que en España se pueda saber lo que gana el vecino cómo en Suecia, Muchos se dejarían hacer otras cosas. Ahí lo dejo. Spain is diferent.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Y porqué tiene que saber nadie lo que tú y yo ganamos? Tan privado y protegible es ese dato como tu ideología, religión y orientación sexual. Opino.

      Eliminar
    2. Bueno, no sé hasta que punto tiene que ser parte de tu privacidad. De hecho, a los políticos se les exige retratarse e informar de su patrimonio por un criterio de transparencia.

      Otra cosa es que en España sea algo poco conveniente o insano. Ya tenemos bastante con lo nuestro por cultura y mentalidad, como para alimentar más los motivos para las envidias entre nosotros.

      Yo personalmente no estoy muy de acuerdo que ese dato sea público. Tampoco creo que nos aporte nada, pero no deja de sorprenderme como en los paises escandinavos hablan con tanta naturalidad del dinero que ganan, lo que compran y de su salario. A lo mejor estoy un poco anticuado.

      Un saludo.

      Eliminar
  4. El cash no tiene porque ser en metálico. Si hubiese voluntad se podría lanzar una criptomoneda de euro que funcionase como Cash, y así liberar a la banca de esa carga tan pesada que parece es para ellos. Aunque pensando mal lo que quieren es que todo el dinero esté en cuentas bancarias para poder gestionartelo ellos con los corralitos o comisiones abusibas que les apetezca.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por eso pienso que debemos revelarnos y no hacer desaparecer la fórmula de dinero en efectivo, si no con dinero, con bitcoins o lo que sea, porque nos estamos jugando la libertad frente a los poderes, tanto políticos como fácticos.

      Eliminar
    2. Hola Entrópico.

      Vamos a una sociedad sin dinero en efectivo, pero como dices, no está claro todavía que no podamos diseñar otras alternativas. A lo mejor podríamos pagar con tiempo, como en la película "In Time". Que de hecho, es lo que hacemos. Si lo piensas, en el fondo es así.

      Pero entiendo que los bancos quieren acabar con el dinero fisico, porque realmente necesitan ajustar su estructura de costes. Y con ello acabar con un montón de puestos de trabajo, subcontratas a blindados o manipuladores de billetes, dejar de pagar seguros, cajas fuertes mantenimientos etc.

      Pero a la vez, es peligroso. En cualquier momento podrían bloquearte tu dinero electrónico o vaciarte la cuenta.

      No si resistirse para que no desaparezca el dinero en efectivo es la solución. Desde luego, con los nuevos medios de pago, todo va mucho más depreisa. Bizum, Apple Pay, Google pay, Samsumg Pay...

      Un saludo.

      Eliminar
  5. Desde hace tiempo siempre que sale este tema no sé dónde posicionarme, si a favor o en contra de la desaparición del dinero en efectivo. Pero de un tiempo a esta parte el dinero en efectivo ha ganado un pro. Hace unas semanas mi hijo pidió un juguete, le dije que no, que costaba mucho dinero y el me respondió que lo pagase con la tarjeta. ¡Con menos de 4 años! Con el dinero en efectivo para un niño es fácil visualizar el gasto, con una tarjeta o móvil es imposible explicarle que el dinero es algo finito y no se puede gastar en cualquier cosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego ese es un buen motivo jaja. Al fin y al cabo, otra de las consecuencias que trae con sigo el dinero digital o electrónico, es precisamente que no seamos conscientes del gasto o consumo que realizamos. Favorece la inmediatez. Hay toda una generación a la que no la estamos preparando para la frustración y la espera, en la consecución de sus metas u objetivos. Y eso es un gran problema.

      Eliminar

Participa en la conversación y déjame un comentario.

Con la tecnología de Blogger.