¿Por qué el auge de las hipotecas online podría acelerar el cierre de sucursales bancarias?

hipotecas-online

Parece que después de mucho esperar, tendremos por fin una nueva Ley Hipotecaria en España. La cual, por cierto, traerá importantes mejoras para los consumidores. Además, en breve también, tendremos claro el criterio definitivo sobre el reparto de los gastos hipotecarios. Por lo menos en lo que respecta a los nuevos préstamos. 

Sin embargo, estas nuevas reglas de juego en el mercado hipotecario podrían a su vez revolucionar por completo las ofertas bancarias de financiación para compra de vivienda, con el despegue y el auge de las hipotecas online. Un hecho que a su vez podría acelerar aún más el cierre de gran parte de la red de sucursales bancarias. 

Las hipotecas, son una de las palancas clave del negocio en banca minorista. De hecho, es en la negociación de las condiciones de la hipoteca, donde los clientes establecen las bases de la relación con la entidad prestataria por muchos años. Y el momento en el que el gestor desarrolla un vínculo de confianza más fuerte con los clientes. 

Después de todo, para muchas personas, la compra de vivienda será el hito más relevante en su ciclo de vida financiero. Y por esa razón hasta ahora, es donde el asesoramiento por parte del gestor comercial del banco aportaba más valor añadido. 

Pero para las nuevas parejas de jóvenes que compran su primera vivienda, el espacio de relación principal ya no son las oficinas, sino el smartphone o los canales digitales. Las nuevas generaciones de compradores buscan para los trámites bancarios rapidez, sencillez y comodidad. Y eso también se está haciendo extensible a la financiación. 

Por esa razón, si el nuevo marco legal deja claro el reparto de gastos hipotecarios y la nueva Ley da pie a que se abra la puerta a hipotecas sin vinculaciones, el campo está abonado para que las hipotecas online despeguen. 

Sin vinculaciones y sin necesidad de llegar a un acuerdo en el reparto de gastos, todo el proceso se vuelve mucho más ágil y fácil. Y la comparativa de condiciones, se hace mucho más transparente. Por lo que contratar una hipoteca íntegramente por internet y sin pisar una sucursal bancaria, cada vez está más cerca.

Eso va a provocar que los gestores van a dejar de aportar valor en inicio de la relación con el banco cuando pidas una hipoteca. Sencillamente, ya no los necesitas. Todo va ser plazo, comisiones y tipo de interés. Nada más. 

Y a su vez, las entidades van a tener que ajustar más los costes operativos, al tener que asumir prácticamente todos los gastos de formalización de hipotecas. 

Por lo que muchos bancos se van a sumar a la oferta de hipotecas online. Mientras otros van a seguir buscando formas de captar leads en internet y forzar la negociación en la sucursal, para tratar de sacar un poco más de margen a las formalizaciones. 

Pero los clientes potenciales de hipoteca de hoy en día, valora por encima de todo las hipotecas sin ataduras ni comisiones. El publico joven en su mayoría busca información en internet, compara pecios y quiere obtener respuestas inmediatas. Sólo si es estrictamente necesario va a la sucursal a ampliar la información. El perfil de cliente de hipoteca en 2019 es muy distinto al de hace 10 años.  

La mayor traba a transformar todo el proceso a formato online, es el riesgo de concesión. Son las operaciones que van un poco más justas, son las que va a ser más complicado digitalizar al cien por cien. 

En estos casos el factor humano y la entrevista cara a cara va a seguir siendo determinante. Mientras que, en las operaciones de mayor calidad, las hipotecas online van a reducir el criterio de elección a cuestiones meramente numéricas. 

A no ser que haya una mejora tremendamente sustancial en las condiciones de financiación, lo de contratar un seguro de vida o un seguro de hogar para bajar el diferencial, va a quedar para la historia financiera de la banca comercial en España. 

hipoteca-digital

El cliente de hipoteca actual, demanda precio, inmediatez, poco papeleo y cero vinculaciones. 

Es un cambio notable en la forma de hacer negocio para la banca tradicional. Y los nuevos cambios regulatorios podrían darle un empujón a la oferta de hipotecas digitales para avanzar en este modelo. Por lo que muchas entidades se van a ver obligadas a reducir sus costes fijos y de personal. 

Por el momento, sólo las entidades nativas de internet son quienes se atreven a ofrecer hipotecas sin vinculaciones, sin comisiones y asumiendo todos los gastos de formalización de hipoteca. 

Realmente las condiciones son rompedoras. Hoy en día si tuviese que pedir una hipoteca, no dudaría en contratar una hipoteca online. Por el momento sólo ING, Pibank, Coinc (Bankinter), Openbank o Myinvestor se atreven con las hipotecas online. 

La banca tradicional, por ahora, se limita a captar compradores potenciales de vivienda que buscan información sobre hipotecas y financiación en internet. Leads, que proceden de comparadores, buscadores de pisos, etc. 

La concentración bancaria que se ha producido en los últimos años hace que el dominio del mercado esté concentrado en muy pocos bancos, que ostentan una cuota de mercado del 70%. Y eso les permite seguir manteniendo el liderazgo en la concesión de hipotecas e imponer la negociación en oficinas para tratar de sacar más margen con venta cruzada o seguros financiados paquetizados. 

Pero es cuestión de tiempo que las hipotecas online ganen terreno. El avance de las contrataciones digitales es imparable y tarde o temprano, se tendrán que sumar a la tendencia que demanda el nuevo consumidor de financiación. El reto es dar mas valor añadido en la gestión en oficina para que el cliente no financie por internet. 

Pero la misma herramienta que les está permitiendo ganar en concesión de crédito al consumo, es la que puede provocar un cierre masivo de oficinas y más despidos en las plantillas de la denostada banca comercial española. 

También te puede interesar:

No hay comentarios

Participa en la conversación y déjame un comentario.

Con la tecnología de Blogger.