Financiación del circulante: Cómo evitar que se hunda tu negocio


financiacion-circulante


Dime como financias tu activo circulante y te diré si estás en riesgo de arruinar tu empresa. Una de las principales funciones del director financiero es la financiación del circulante y la gestión de la liquidez de tu compañía. La importancia que tiene el circulante en tu empresa, radica en que es la pieza clave a través de la cual tu negocio genera beneficios. Y cuanto mayor es su rotación o circulación con margen, mayor será el resultado atribuible a tu empresa. 

La proporción entre activo corriente y pasivo corriente en el balance de tu empresa, tiene un significado muy relevante, ya que diagnostica la solvencia y determina la viabilidad de tu negocio. Además, sirve como indicador de necesidad de actuaciones que permitan corregir posibles problemas de gestión. Veamos cómo mejorar la gestión del circulante de tu empresa.

La importancia del fondo de maniobra y la gestión de la liquidez

El fondo de maniobra es la diferencia entre activo circulante y pasivo circulante. Si la diferencia es positiva, es un síntoma de equilibrio patrimonial en la estructura de balance de la empresa. Sin embargo si este es negativo, es una señal que debería llevarte a tomar medidas urgentes, para devolver las deudas a corto plazo. 

Hay discrepancia de opiniones sobre este aspecto, pero una primera medida para resolver el problema del fondo de maniobra negativo, podría ser desinvertir en activo no corriente para conseguir liquidez y reequilibrar los circulantes a corto. 

No obstante un fondo de maniobra negativo no tiene por qué ser malo en todos los sectores. Depende, en gran parte, de la actividad. 

Por otra parte, antes de entrar con la financiación del circulante, ni que decir tiene que el cash, es el oxígeno de la empresa. Y que si no se toman ciertas medidas para casar correctamente cobros y pagos, los problemas no tardarán en llegar. 

Financiación circulante. Formas de financiar a la empresa

Una de las principales partidas que hay que analizar antes de buscar otras vías de financiación del circulante, es el periodo de pagos y cobro a clientes. Según tu actividad, esto puede variar, pero lo normal es que no tengas financiación espontánea gracias a tus deudores, sino al contrario. 

Si los periodos medios de cobro son superiores a los de pago, hay que recurrir a otras formas de financiación para empresas que puede proporcionarte la gestión bancaria. Desde cuentas de crédito, a descuento de pagarés y facturas, pasando por anticipos y financiación de impuestos, son algunas de las fuentes de crédito para empresas que puedes encontrar en los bancos. 

Cuando esos créditos a corto, se convierten en disposiciones permanentes por el alto desfase entre cobro y pago o son de alta rotación, puede asfixiar los flujos de caja a corto y en ese caso es conveniente prestamizar y llevar a plazos más largos los métodos de financiación. Para poder conseguir financiación para empresas a medio y largo plazo, es necesario presentar una buena situación financiera.

Hay que entender, que en la mayoría de empresas, el capital circulante va a ser el motor de la generación de beneficio de tu negocio. Por lo que no se puede descuidar el cash-flow de la compañía. Es un buen indicador que suele determinar la capacidad que tiene la empresa de atender tus obligaciones de pago en el corto plazo. 

Como ves la gestión del circulante es crítico para la evolución y supervivencia de tu negocio. Un buen control y análisis financiero de la financiación del circulante a tiempo, puede problemas derivados de su gestión. 

También te puede interesar:

1 comentario:

Participa en la conversación y déjame un comentario.

Con la tecnología de Blogger.