-->

viernes, 24 de octubre de 2014

Widgets

Formas de financiación para emprendedores




Para montar un negocio, no basta con tener una buena idea que desarrollar. También hace falta algo de capital para empezar. Incluso aunque pienses en negocios con poca inversión, necesitas apoyo económico para empezar. 

Si no cuentas con ese dinero inicial, vas a necesitar financiación. El problema es que los préstamos para emprendedores no son una cosa fácil de conseguir.  Puedes hacer una ronda de financiación, buscar socios, acudir a un banco con tu plan de negocio o recurrir a préstamos rápidos para emprender, si el capital que necesitas para arrancar no es demasiado grande. 

Muchas y variadas soluciones a las que suele recurrir la gente, pero que no siempre son efectivas. Hoy día tener una buena idea, mucha ilusión o un buen plan de negocio desarrollado, no es suficiente para conseguir la necesaria financiación para emprender

Además de ser creativo en los negocios, hay que serlo también con las formas mediante las que puedas conseguir los recursos que necesitas para empezar con tu negocio. ¿Quieres conocer otras formas de financiación para emprender?

La crisis ha hecho estrago en las economías de muchos países, entre otras razones, por el cierre del grifo del crédito a pequeñas empresas y emprendedores. Mal que les pese a los gobiernos, el tejido empresarial de la pequeña y mediana empresa, es el que realmente levanta la economía de un país y crea puestos de trabajo de verdad. 

Pero sin financiación, muchos de esos negocios no pueden crecer y otros tantos nunca verán la luz.

Hace unos días leía que Banco Popular y BX+ abrirán 50 sucursales en México, con una clara estrategia dirigida a la financiación de pymes. Cuando uno ve cosas así, piensa que el crédito puede volver a fluir y que los bancos van a ponerse de nuevo con los emprendedores. Pero la realidad está muy lejos de los titulares de prensa. 

La banca tradicional ha colocado un muro entre el dinero que maneja y los proyectos que le llegan del lado de los clientes. Y rara vez hay préstamos para emprendedores si el banco no lo ve claro al 100%. 

Muchas veces se dice eso de, si tu como emprendedor no estás dispuesto a arriesgar un euro de tu dinero, ¿por qué lo va a arriesgar un banco? Pero yo siempre digo, ¿porque una persona va a arriesgar su tiempo y su reputación por un mal proyecto?

En Estados Unidos fracasar con un negocio es un triunfo digno de mención en el currículo de una persona. En España como en otros países, no sólo es un fracaso, sino que puede suponer la ruina personal. 

Por eso siempre digo que si no puedes esperar para ahorrar y tienes que acudir a la banca tradicional, asegúrate de pedir poco dinero y la forma de cubrirlo. De otro modo quedarás marcado por el sistema financiero y nunca más podrás tener una segunda oportunidad. 

Si no dan préstamos a los emprendedores, no te preocupes. Hay otras formas. Dicen que la mejor financiación para un emprendedor o una startup, es la de las tres efes. Que es la forma que puedes llamar con carriño a los socios que puedes recabar en tu entorno. Friends, Family and fools. Ya sabes amigos, familiares y tontos, que son los únicos locos a los que puedes “engañar” para que pongan dinero en tu proyecto. 

Otra opción muy de moda gracias a internet y las redes sociales, es la del crowdfunding. Gracias a webs o plataformas online como Arborius o Mola.FM, muchos emprendedores consiguen financiación para sus proyectos, por absurdos que puedan parecer. 

Las plataformas de financiación adoptan diversos formatos. A veces son espacios donde publicitar tu idea y recibir donaciones anónimas, un medio para conseguir préstamos, captar inversores o competir en un concurso en el que el ganador consigue una recompensa suficiente para lanzar su proyecto. 

También puedes llamar a la puerta de las llamadas incubadoras de negocios. Como por ejemplo la que dirige Rodolfo Carpintier, Digital Assets Deployment (DAD). Que al final son también un espacio donde pulir ideas de negocio y conseguir ese capital semilla o captar la atención de los business angels.

Pero entiendo que si lo que tratas de conseguir es un poco de dinero anónimo para ideas de negocio alejadas del concepto de financiación para emprendedores al uso o startups, también puedes acudir a los préstamos entre particulares. 

Y en este ámbito cada vez más ahorradores se animan a prestar su dinero a pequeños empresarios o autónomos, ante la falta de alternativas para rentabilizar sus ahorros. Hasta el punto de que nuevamente también y gracias a internet, han surgido plataformas como Comunitae, que han desarrollado espacios de intercambio financiero entre prestamistas e inversores de forma regulada.  

Como ves, hay muchas fuentes de financiación para emprendedores, más allá de las formas convencionales. Y es que el dinero ni se crea ni se destruye (relativamente, los Bancos Centrales lo hacen), simplemente cambia de manos. Lo que queremos es que vaya a parar a manos de buenos proyectos y negocios que creen valor añadido ¿no te parece?

También te puede interesar:

3 comentarios :

  1. Me parece un buen articulo aunque yo añadiría que en el momento de contratar se acudiera a un comparador de préstamos para así elegir la mejor opción.

    ResponderEliminar
  2. Si se me permite comentar, antes de contratar cualquier tipo de préstamos online,hay que hacer un buen estudio de la empresa a la que se va a solicitar, para evitar posibles problemas futuros, que esté legalizada y en orden.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El problema de buscar financiación para emprendedores en internet, no es tanto la seguridad jurídica, como las condiciones de la financiación. Según los métodos o recursos a los que se acuda las implicaciones son diferentes.

      Un saludo.

      Eliminar

Participa en la conversación y déjame un comentario.