-->

jueves, 16 de noviembre de 2017

Widgets

¿Qué es la libertad financiera y cómo logarla?


libertad-financiera-2018

¿Te gustaría poder dejar de trabajar y jubilarte joven para disfrutar de tu tiempo como te venga en gana sin ataduras de ningún tipo? Si tu respuesta es afirmativa, esto que deseas es precisamente la libertad financiera, algo que por desgracia está al alcance de muy pocos en la sociedad en que vivimos.

Desde que nacemos iniciamos sin saberlo un camino, que nos conduce casi a una insatisfacción permanente, hasta el último de nuestros días. Si alguien nos hubiese explicado cuando éramos pequeños que era la libertad financiera y nos hubiese dado la posibilidad de elegir, probablemente todos hubiésemos escogido ese camino. 
Pero por alguna razón, el sistema nos programa para llevar otro tipo de vida. Es casi seguro que esto es así porque para que unos pocos puedan disfrutar de la libertad financiera, otros muchos tengan que pasarlo mal. 

Y sólo si tienes suerte, en algún momento de tu vida, te paras a reflexionar y decides cambiar tu estilo de vida. Reordenando tus prioridades.

Porque el sistema no hace más que ofrecerte cosas que deseas, que al final terminan convirtiéndose en necesidades, que te lleva a endeudarte y a vender parte de tu vida en un empleo, para pagar todas esas cosas que crees que necesitas para ser feliz y que en realidad amargan un poco más tu existencia. ¿Cómo se logra la libertad financiera?

La buena noticia es que da igual la edad que tengas, porque tú también puedes lograr la libertad financiera. Puede que estés un poco más cerca o un poco más lejos, pero puedes hacerlo. Tu situación dependerá bastante de las decisiones financieras clave a las que te hayas tenido que enfrentar hasta ahora y que elección hiciste en ese momento.  

Para lograrlo, hay una cosa muy importante que tienes que entender cuanto antes. Las cosas más importantes de la vida que más pueden hacerte feliz son gratis y no se pueden comprar con dinero. Muchas personas se dan cuenta de esto demasiado tarde. A veces en el lecho de muerte y entonces ya no tiene remedio.

Supongo que estabas pensando que para conseguir la libertad financiera, hay que ser rico o ganar mucho dinero, pero te equivocas. De hecho la riqueza a muchas personas, especialmente si es repentina, le suele traer más desgracias que alegrías. 

A veces me pongo a pensar en gente que conozco desde que era muy joven y ahora que han pasado unos cuantos años, pienso en la situación que se encuentran muchos de ellos. Y una cosa dela que me doy cuenta, es que la razón por la que a unos les va mucho mejor que a otros, es en muchas ocasiones haber estado en el sitio y en el momento adecuado y haber dicho que si a una oportunidad que pasaba. Nada más.

Luego la vida es injusta. Mucho a veces. Eso ya lo sabrás. Muchos de esos excelentes estudiantes cuando eran jóvenes, no llevan ahora una vida mejor, que las de los que no eran tan buenos. 

Si te paras a pensar un poco cuánto dinero ganaras a lo largo de tu vida en total, más o menos y dentro de un orden, llegarás a una cifra parecida a la de cualquiera que conozcas. Y como decía, aquel que más tiene, probablemente deba esa diferencia simple y llanamente al azar. Aunque por supuesto, cualquiera de nosotros tenderemos a pensar que se debe a nuestras decisiones y capacidades. 

Pero ¿Quién es más feliz? ¿Quién tiene más independencia y libertad financiera? Ahí si que cambian mucho las cosas. Puede ser que ese que gana mucho más, se haya metido en una rueda de gasto creciente, precisamente para exhibir ante los demás lo bien que le ha ido en la vida y restregárnoslo por las narices. Pero no es más feliz, ya te lo digo yo. Y no creo que sea más libre financieramente hablando. 

Detrás de eso suele haber deudas y mayores gastos, para pagar esas vacaciones en ese destino exótico con el que impresionarte, ese coche de marca y el piso en la zona buena entre otras muchas cosas.

Entonces ¿cómo se logra la libertad financiera? El primer paso es dejar de quejarte y  valorar lo que tienes. La realidad que te haya tocado vivir. Siempre hay algo bueno, da igual tu estatus. Deja de mirar de reojo lo que tiene el vecino o tu compañero de trabajo y querer superarle. Hay gente que vive instalada en la queja continua y eso mata la felicidad propia y la de la gente que te rodea. 

Segundo punto clave, son las deudas. Para alcanzar la libertad financiera, es esencial no ser esclavo de tus deudas. Entiendo que en algún momento de tu vida tienes que pedir prestado, para comparte una casa por ejemplo. Pero trata de evitar deudas demasiado grandes. Pide algo que puedas quitarte cuanto antes. Y si para eso tienes que rebajar un poco tus expectativas de vivienda o ahorrar y espera un poco más, hazlo. Con el tiempo te alegrarás de tomar esa decisión. 

Para conseguir la libertad financiera tal y como estamos montado el sistema, hay que tomar decisiones financieras inteligentes. Hay gente que vive al día y no por necesidad. Euro que le entra al bolsillo euro que ya está pensando en que se lo gasta. Y con esa mentalidad es imposible ser financieramente independiente. Tienes ahorrar. Lo que puedas. Cada cual según sus circunstancias. Y pensar al revés. Que cada euro que no gastas es un poco más de tiempo de libertad que ganas. 

No voy a defender no obstante una vida de frugalidad absoluta y privación de tomarse unas tapas y cañas. Entiendo y disfruto esos pequeños placeres. Pero hay que encontrar el equilibrio. Primero el ahorro y luego si sobra el gasto. 

La cuarta pata es qué haces con ese ahorro y como consigues tus ingresos. Para conseguir la libertad financiera no te queda otra que ganar más dinero con el dinero ahorrado. Es así de fácil y así de complicado a la vez. Pero tienes que invertir, sino estas condenado a ser un esclavo más de la sociedad de consumo. 

Y eso también tiene que ver en la forma en que te ganas la vida. Tú verás lo que haces, pero trabajando para otros tu libertad financiera va a ser un asco toda la vida. Ya sé que no es fácil, pero deberías de intentar montar un negocio, para tener otras fuentes de ingreso, no depender de un empleo para vivir y tratar de ganar algo más que con una nómina. 

Recuerda la máxima de que no es más rico quien más tiene, si no quien menos necesita. No necesitas demasiado dinero para ser libre y feliz, pero sí que tienes que tomar inteligentemente unas pocas decisiones que tienen que ver con el dinero en algunas etapas de la vida y que marcan la diferencia en la forma en que vivirás el resto de tus días. 

También te puede interesar:

5 comentarios :

  1. El sistema no nos programa para nada en absoluto. Simplemente esta sociedad en la que vivimos tiene una estructura con muchas opciones para que cada cual pueda elegir trabajar para otris y hacerlos ricosa ellos, o trabajar para si mismo, arriesgarse y llegar hasta donde desee. Lo que pasa es que la gran mayoría no se plantea el hacer algo diferente al resto de la manada y se conforman con un trabajo que le permita subsistir y por tanto su vida transcurre de una forma que no les llega a dar la felicidad que quisieran.
    Pero algunos nos creamos una meta, con datos concretos de fecha, cantidad, etc, y nos arriesgamos en lo necesario para conseguirla. Con mucho esfuerzo pero también con muchísima ilusión ya que la esencia de esa meta suele ser el tener una actividad (no un trabajo) que nos llene de gozo y felicidad. De esa forma nuestra actividad diaria no nos supone, como a la gran mayoría, un sufrimiento al estar trabajando en algo que no nos gusta, Regalando nuestro tiempo por poco dinero para que alguien (el dueño de la empresa) se haga rico.
    Yo conseguí mi libertad financiera con 52 años. Hasta entonces se puede decir que, aunque los primeros años fueron muy duros económicamente, nunca he trabajado ya que he tenido una actividad diaria con la que he disfrutado y con la que además he ganado dinero que, en lugar de gastarme en cochazos, juergas, etc, he ido invirtiendo y los resultados de esas inversiones es lo que hoy día me permite disfrutar del resto de mi vida sin tener que trabajar.
    Si quieres conocer mi historia y como lo conseguí, lo cuento todo en mi libro:
    El Carpintero Fénix

    Resumen
    Para triunfar en la vida, encuentra algo que te apasione y conviértelo en una actividad rentable. Así tendrás un motivo para saltar de la cama por las mañanas, con ilusión, y recibirás a cambio un bienestar y satisfacción tremendos que te permitirán llevar una vida feliz y plena. En este libro narro cómo triunfé en los negocios teniendo como base lo que aprendí de mi padre con su ejemplo a la hora de poner mucha pasión e ilusión en su actividad diaria, así como aplicando los conocimientos adquiridos mediante la lectura de los libros de muchos de los grandes maestros de gestión y de superación personal. He llegado hasta donde he querido, hasta lo que he considerado el límite de mi zona de confort y en el camino he disfrutado y aprendido de todas las vivencias que he tenido.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Manuel.

      Gracias por compartir tu opinión y tu experiencia personal.

      La verdad es que la sociedad está llena de personas que están insatisfechas con su trabajo, que sienten que necesitan un cambio, pero no hacen nada por el riesgo de dar el paso, el miedo a no alcanzar esa libertad financiera soñada y por el juicio moral de quienes les rodean al atreverse romper con lo establecido.

      Por eso digo que muchas personas consideran que se les ha programado para una vida gris e infeliz. Aunque las opciones están al alcance de todos, muy pocos se atreven.

      Un saludo.

      Eliminar
  2. Me encanta estás entradas ya te las echaba de menos.
    Esto es una vitamina para seguir el camino.. saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Jose María.

      El camino es duro, pero la recompensa es mayor. Adelante y ánimo con el sueño de ser libres financieramente y vivir la vida como deseas.

      Un salduo.

      Eliminar
  3. Una persona de 46 años con un piso libre para alquilar y un patrimonio líquido de 400.000 €, ¿podría rentabilizarlo para obtener unas rentas que reportan el poder adquisitivo actual de ± 1.500 €/mes con las que se conforma para vivir y pagar una cotización a la S.S hasta la edad de jubilación para tener luego pensión? Es decir, ¿podría ser financieramente independiente y plantearse no trabajar para vivir?
    Hace tiempo que tengo la duda sobre si esa es una masa crítica suficiente de dinero para ese propósito. Y cómo sería la forma de lograrlo: si invirtiendo una parte importante en fondos de inversión y el resto en liquidez para el día a día…
    Cuándo considera que se tiene suficiente dinero para ser financieramente independiente, según las expectativas expuestas. ¿Un mínimo de un millón de euros?

    ResponderEliminar

Participa en la conversación y déjame un comentario.