-->

jueves, 20 de julio de 2017

Widgets

Negocios y medio ambiente: cómo hacer tu empresa más "verde"



cambio-climatico-medio-ambiente

Combatir el cambio climático es el principal reto de la humanidad en este siglo. Porque el cambio climático es muy amplio y todos tenemos una parcela en la que poder trabajar para intentar que la temperatura no siga subiendo. En casa y en las empresas. Se puede hacer mucho sólo con el gesto de reciclar, disponer de contenedores de basura para cada tipo de desecho, es ya un paso importante.

Es más, ya el término basura o residuo está empezando a ser eliminado del vocabulario de expertos en medio ambiente y, poco a poco, también del de la administración pública. Estos conceptos se han transformado, la basura ya no es un producto finito que acaba en el cubo, puede tener otra vida, una segunda vida que hace que abandone el título de residuo y adopte el título de recurso.

Todo esto, inmerso en una corriente, en un círculo virtuoso denominado economía circular y de la que tanto se está hablando últimamente debido a las nuevas estrategias europeas y la preparación de una a nivel nacional en la que tendrán que integrarse todas las comunidades autónomas.

Este concepto de economía circular, no obedece sólo a objetivos marcados por la Unión Europea o por los ODS – objetivos de desarrollo sostenible de la ONU -, obedece también a una necesidad que se está dando casi inconscientemente en la sociedad: no se puede seguir produciendo de la misma manera porque tampoco se puede seguir consumiendo de la misma manera.

El modelo de producción y consumo que siempre hemos conocido se está quedando obsoleto y son las empresas quienes deben impulsar este cambio si no quieren, además, quedarse atrás y perder competitividad.

Así que todos los sectores se están convirtiendo y poniendo en marcha políticas de sostenibilidad. De sostenibilidad con su entorno, tanto en materia de medio ambiente, económico y social. De hecho, existe un ranking de las empresas que más contaminan publicado recientemente y en el que nadie querría estar.

Con acciones tan sencillas como fomentar el reciclaje o usar energía renovable en instalaciones o en procesos de producción siempre que sea posible, ya se consigue un importante ahorro en emisiones y, de alguna manera, se contribuye a la lucha contra el cambio climático.


Para las oficinas puede ser sencillo. Ya el uso de iluminación de bajo consumo es hacer algo por el medio ambiente. Reciclar papel o, sobre todo, evitar su uso. En este sentido, aprovechando el Día Mundial del Reciclaje celebrado el 17 de mayo, la plataforma de impresión 360imprimir publicaba un informe en el que revelaba que sólo 3 de cada 10 españoles reciclaba los tóner usados.

En el siglo XXI en el que cada vez se tiende a usar menos papel, es incongruente que no se preocupe la sociedad, los trabajadores y las empresas en ver a dónde van esos restos de tinta cuando hay miles de fórmulas al alcance de la mano, fórmulas que además, pueden ayudar a otra parte de la sociedad.

Estos pequeños gestos o cambios de hábitos en las empresas, en los directivos y en los trabajadores, cada vez se harán más comunes. Desde luego, hoy ya son necesarios.

También te puede te puede interesar: 

0 comentarios :

Publicar un comentario

Participa en la conversación y déjame un comentario.