Calcular los gastos familiares para el nuevo año


calcular-gastos-familiares


Superadas las fechas navideñas, la época de regalos y cenas, llega la hora de afrontar el nuevo año, y no sólo hay que vérselas con la cuesta de enero, sino que muchas familias aprovecharán para hacer reformas o plantearse la nueva etapa como una oportunidad para ahorrar o mejorar la economía doméstica. 

Muchas plataformas como Credy24 han detectado esta necesidad, y ofrecen créditos rápidos online a aquellos que necesiten una pequeña ayuda para iniciar los nuevos proyectos o cubrir pequeñas deudas que hayan podido contraer durante las navidades.

Sin embargo, lo mejor antes de empezar el año, nuevas aventuras con la familia o pedir dinero prestado, es aprender a calcular una cifra estimada de los gastos familiares que habrá que asumir, y hacerse una idea de cuánto habremos consumido a final del año e intentar planear un ahorro o una mejor distribución de nuestro dinero. 

Para tener una economía familiar saneada debe ahorrarse, al menos,  un diez por ciento de los ingresos, que pueden destinarse a saldar deudas, hacer reparaciones en el hogar, un fondo de emergencias o preparar la jubilación. Conviene aprender a organizarse, ya que los gastos de las vacaciones pueden llegar a desequilibrar las previsiones de economías muy estables. Para llevar un buen control de ingresos y gastos, lo más aconsejable es elaborar un presupuesto familiar completo y lo más detallado posible. 

Un presupuesto familiar puede servir de gran ayuda para visualizar las opciones que habrá de cuadrar las cuentas mensuales. Es una herramienta que debe crearse antes de que comience el año y revisarse de manera permanente para realimentarlo con datos reales y actuales que reajuste las cuentas, para poder tomar mejores decisiones. 

Un presupuesto puede ayudar a una familia, igual que ayuda a las empresas a controlar su negocio y organizar su dinero.  

Calcular gastos fijos y tomar conciencia de ellos puede suponer un pilar fundamental para aquel que quiere fomentar el ahorro y optimizar los gastos. Después, siempre pueden aplicarse trucos o descuentos para reducir el impacto económico. 

Para esto, habrá que tener una relación de todos los gastos que tendremos seguro mensualmente, algunos de ellos son la luz, el agua, la hipoteca,  la gasolina, el teléfono o la alimentación. Al finalizar, es tan sencillo como sumar las cantidades mensuales, el resultado nos permitirá saber a cuánto ascienden nuestros gastos fijos a final de año. 

Además,  podemos añadir algunos desembolsos anuales, como los seguros de vida y salud. A continuación, una vez identificados los gastos, puede hacerse un primer planteamiento de cuales son reducibles, cuáles fijos y cuáles los más recurrentes. Por último, tienes que estimar las fuentes de ingresos que se tiene, si es que se dispone de una nómina fija, o los que se estiman si no es así,  para cada mes del año, aunque parezca un detalle es aconsejable hacerlo con un color diferente,  para distinguirlos a simple,  vista. Restando a los ingresos los gastos,  se puede obtener una idea bastante aproximada del ahorro que puede esperarse para cada mes del año.

También te puede interesar:

No hay comentarios

Participa en la conversación y déjame un comentario.

Con la tecnología de Blogger.