-->

jueves, 18 de septiembre de 2014

Widgets

¿Por qué contratar un seguro de vida?



contratar-seguro-de-vidaMuy al contrario de lo que piensa mucha gente, no se debe contratar un seguro de vida para conseguir una hipoteca barata, si no como una herramienta más de previsión y planificación financiera.

Que en el imaginario de muchos de nosotros este grabada la idea de rechazo a la propuesta de un seguro de vida por parte de un banco, es sólo consecuencia de las malas prácticas bancarias y de los productos vendidos con calzador. 

Pero eso no significa que no sea necesario contratar un seguro de vida. Hay muchas razones por las que deberías valorar asegurar tu vida. ¿Aseguras tu coche y no vas a asegurar tu vida?

Mira, a priori, no conozco a nadie que quiera morir. La mayoría de nosotros tenemos ilusiones, proyectos o sueños que cumplir en nuestra vida. Y deseamos que esta, sea larga y plena. Lamentablemente, muchas veces pasa que aunque nosotros hagamos planes en nuestra vida, la vida tiene planes para nosotros.  

Y cuando nos llega la hora, nos llega. Dejando muchas veces detrás situaciones difíciles para los seres queridos que nos sobreviven. Una parte de la planificación financiera, consiste en pensar y prevenir en aquellos eventos no deseados, que pueden echar al traste el desarrollo de un ciclo de vida financiero normal de una persona o de una familia. ¿Quieres saber a algunas de las principales razones por las que merece la pena contratar un seguro de vida?

Para empezar te diré que cuando pienses en un seguro de vida, no pienses solo en el fallecimiento. Hay otro tipo de siniestros que pueden cubrirse por un seguro de este ramo. 

Olvídate de los seguros de vida hipotecarios. Esos sólo interesan al banco porque dejan jugosas comisiones por las primas de seguro pagadas y porque si la palmas, se aseguran cobrar la deuda. 

La carga de una o varias deudas puede ser un motivo para valorar cubrir el fallecimiento y no dejar el problema financiero a la familia. Pero no es lo principal. 

Cuando valores contratar un seguro de vida, piensa también en la incapacidad total o permanente y en la enfermedad. El sufrimiento de quedar postrado y dependiente, condicionado pos costosos tratamientos médicos, es incluso más pernicioso que la muerte. Pues no solo acarrea la desgracia de una persona, sino que arrastra durante tiempo a familiares y amigos, llevando a situaciones económicas difíciles a quienes lo padecen. 

Muchas incapacidades o enfermedades graves son el paso previo al fallecimiento. Asegurar sólo la muerte y dejar sin cubrir la invalidez es un error. 

En España según el INE hay alrededor de 400.000 defunciones al año. Y dentro de las causas que conducen al fallecimiento, las enfermedades del corazón, cerebrovasculares y el cáncer, se llevan la palma. 

Las cuales en muchos casos llevan un proceso previo, que lamentablemente a veces desencadena en la muerte por falta de recursos económicos. 

Estas estupendamente, una mañana te levantas y te encuentras mal. Vas a urgencias, te hacen unas pruebas y te detectan un cáncer en estado avanzado. El mundo se cae a tus pies y te parte la vida sin poder hacer nada por ti, ni por y tu familia. Y todo por no haberlo previsto antes. 

Los estudios, la compra del coche, una casa, los muebles, las vacaciones, la educación y el bienestar de tus hijos, una segunda vivienda, la jubilación, etc. Son algunos de los objetivos financieros típicos en un ciclo de vida. Y yo me pregunto ¿no vas asegurar tu salud? ¿No vas a asegurar que si te pase algo tus hijos no puedan ir a la universidad?

Cuando piensas en contratar un seguro de vida, no lo hagas sólo porque hay una deuda detrás o porque tienes una familia. Hazlo por ti y hazlo para garantizar que tus proyectos se cumplan. Pero porque además si te pasa cualquier cosa, puede que si sobrevives, tus ingresos o tu ahorro pueden verse mermados o consumido por un hecho no previsto. 

Entiende que hay cosas que escapan a tu control. Nadie contrata un seguro pensando en usarlo, al igual que nadie hace un seguro de hogar pensando en quemar su casa. 

Aunque se ha avanzado mucho en la seguridad vial, los accidentes de coche o de cualquier otro medio de transporte son una de las principales causas externas de fallecimiento y de invalidez. Puedes ser un excelente conductor, pero un día tienes mala suerte, se cruza un descerebrado por tu camino que invade tu carril y tienes un accidente que te deja tonto o paralítico. 

Por otro lado es verdad que también hay muertes por acción propia, no en vano en los países desarrollados es donde la salud mental se ve más afectada y donde hay más muertes por suicidios. La vida moderna conduce a situaciones muy complicadas. 

Pero también hay asesinatos. Venganzas, ajustes de cuentas, violencia de género, gente que te quiere mal y un largo etc. Y todo por lo que has soñado, se esfuma en un momento. Coge un periódico para ver algún ejemplo actual. 

Ahora bien, si hay una razón por la que deberías contratar un seguro de vida, es porque un buen seguro de vida cubre riesgos asociados a enfermedades graves. Como atención médica, pruebas médicas costosas y tratamientos. No sabes lo triste que es morirse por no tener dinero para pagar una operación o una prueba médica que te de una diagnóstico a tiempo. 

Como resumen te diré que si tienes cierta capacidad económica, tienes entre 35-55 años, hijos menores de edad o gente a tu cargo, deudas o tienes negocios, tendrías que contratar un seguro de vida como parte de tu previsión financiera. Es el rango de edad y la casuística que más merece la pena cubrir. Tarifica y compara tus seguros con aseguradoras especializadas. Evita pagar sobreprecios con las primas niveladas de los seguros de los bancos ¿Contratarías un seguro de vida?

También  te puede interesar:

5 comentarios :

  1. jode!
    hace una semana me ha ofrecido uno una compañia ,con la que tengo asegurado otras cosas, y lo he pensado,pero me sale un pico al año

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues mira en más sitios. El precio y la necesidad son dos cosas diferentes.

      Si tu crees que por tus circusntancias personales merece la pena contratar un seguro de vida y te lo puedes permitir, contrata uno. Si la oferta que te han hecho te parece mal precio, busca y compara, pero también mira las coberturas. No tienes porque hacer un seguro de mucho capital asegurado.

      De todos modos no esperes cosas incongruentes. ¿Te parece razonable pagar 600€ por un seguro auto todo riesgo para tu BMW? y sin embargo ¿360€ por asegurar tu vida te parece mucho?

      Analizar las cosas con perspectiva ayuda a tomar decisiones.

      Un saludo.

      Eliminar
  2. Pero quien ha escrito este artículo? Un comercial de seguros? Por supuesto que si nos liamos a hacer seguros por todo, si pasase algo, respirariamos más tranquilos. De esto estamos todos más que seguros. Y si contratamos un buen seguro médico y si nos hacemos un buen plan de pensiones... Eso está muy claro: si te pasa algo, estarás cubierto.
    Que si 360 euros/año me parece mucho? No, mucho no, MUCHISIMO!!! Ahora bien, si me pasa algo muy grave....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cada cual valora su vida como le parece. Otra cosa es todos puedan asegurarla como les gustaría.

      De todos modos aquí nadie está vendiendo nada, de lo que se trata es de conocer como puedes usar correctamente un seguro de vida y que utilidad real aporta.

      Y si 360€ sin saber las coberturas te parece pagar mucho por tu vida, será porque tienes un problema con el precio que te puedes permitir en relación a tu percepción coste-beneficio, pero no porque te parezca mal contratar un seguro de vida. ¿no es así?

      Un saludo.

      Eliminar

Participa en la conversación y déjame un comentario.