Header Ads

QUANTITATIVE EASING 3 | NO LUCHES CONTRA LA FED

Cuando en junio de este año el QE2 estaba a punto de llegar a su fin me preguntaba si también sería el fin de las subidas en los mercados. A penas dos meses después los mercados se han derrumbado con un mes de agosto tremendamente negro, que ha arrastrado a muchos valores a precios que no se veían desde hace dos años.
Coincidencia o no, en el momento en que la Reserva Federal dejó de administrarle la dosis de liquidez al sistema todo se derrumbó. En ese momento también existía la incertidumbre de si se llegaría a alcanzar un acuerdo sobre el techo de deuda en Estados Unidos. Superado este hito quise pensar que lo peor había pasado. Pero ya no por los problemas en Europa, sino por un renovado temor de que Estados Unidos podía recaer en recesión tras varios datos macro bastantes flojos, de repente todo cambió y se tiñó de rojo.
            En junio como ya dije, decidí cerrar largos en basé a que asumí que el mercado alcista había terminado con el QE2. El mercado ha sufrido una dura pero también sana y necesaria corrección que puede dar pié a plantearse que podría ser un buen momento para reincorporarse al mercado. ¿Por qué?
            El motivo que me lleva a creer en este escenario, es que considero factible un tercer paquete de estímulos cuantitativos o QE3. Los riesgos y las consecuencias de entrar de nuevo en recesión son tan grandes y alarmistas que considero que los americanos harán todo lo posible por evitarlo. Entre otras cosas porque el año que viene es año electoral en EEUU y si Obama quiere tener los datos económicos a su favor cuando esté en campaña, el momento para implementar medidas es este.
            Por eso, el próximo viernes 26 de agosto, en el mismo acto en que Ben Bernanke dio a conocer en 2010 las primeras pistas para creer en un QE2, creo que podría adelantar algo de lo que la Reserva Federal estaría dispuesta a hacer para reactivar la economía y lo que sería el Quantitative Easing 3.
            Si un tercer plan de estímulos se materializase, entiendo que los mercados reaccionarían nuevamente al alza, basándome en lo ocurrido en las dos ocasiones anteriores. Parafraseando al popular analista José Luis Cava, “si la Reserva Federal inyecta de nuevo dinero en la economía compra sin miedo, ¡No luches contra la FED!”.
            Si nos fijamos en el gráfico, con el primer QE1 el S&P500 subió más de un 60% como lo hicieron muchos otros mercados. Con el QE2 la subida fue algo menor, pero si alguien le parece poco un 24% en ese periodo y sabe hacerlo mejor con ese nivel de riesgo, que me lo diga y le dejo que me gestione el dinero.
            Si que es cierto que un tercer paquete de estímulos podría no tener el efecto de otras ocasiones. Ya que realmente hay muchos agentes económicos que tienen grandes cantidades de liquidez, pero que no las están poniendo en circulación simplemente las retienen por miedo a lo que pueda venir.
            De cualquier forma y sea como sea, si hay QE3 la palabra clave es comprar. Lo que venga después ya veremos. Que puede haber un grave problema de inflación, que aun así la economía termina entrando en recesión, puede ser, pero en ese momento ya se verá cual es la estrategia más adecuada.
            De no cumplirse este escenario, creo que lo más probable es que continuasen los descensos hasta los mínimos de marzo de 2009 confirmando así un patrón de salida de la crisis en forma de W.
            Los niveles de 43,05 en que cerró este viernes el Índice VIX de Volatilidad nos indican claramente que estamos viviendo unas sesiones de pánico aunque que posiblemente estemos cerca del final de las mismas. Con lo que los mínimos de hace dos semanas servirían para marcar el suelo de mercado.

No hay comentarios

Participa en la conversación y déjame un comentario.

Con la tecnología de Blogger.