Header Ads

A VUELTAS CON EL IMPUESTO a las TRANSACCIONES FINANCIERAS y la TASA TOBIN

La reciente reunión entre Merkel y Sarkozy ha puesto de nuevo encima de la mesa la intención de implantar un impuesto conocido como la Tasa Tobin, (ideado por el economista James Tobin en 1972) y que ya se planteó como medida para encarar la crisis tras la caída de Lehman Brothers.
Sin embargo y aunque aún no se han concretado cuales serían los términos en los que se aplicaría este impuesto, ha provocado una autentica debacle en las bolsas europeas donde la banca está liderando las caídas arrastrando al resto de sectores. Ya se sabe que la bolsa lo descuenta todo y de forma inmediata.
La intención de implantar esta medida con la supuesta intención de contener la especulación y limitar los riesgos del mercado no ha gustado nada al sector financiero.


Curiosamente esta medida cumple en cierto modo una de las demandas que surgieron desde algunas plataformas en el inicio del movimiento del 15M. En ellas se defendía la tasa Tobin como una medida que serviría para mejorar la redistribución de la riqueza y frenar la especulación, pensando entonces que esta sólo se aplicaría a las transacciones realizadas por la banca y la banca de inversión o grande inversores.
El problema está en que esta tasa podría gravar todo tipo de operaciones realizada por cualquier tipo de agente económico. Es decir que las familias y pequeños inversores o ahorradores también se verían afectados.
Aún queda por definir qué tipo de operaciones financieras estarían sujetas a esta nueva tasa. Se baraja la posibilidad de que esta sólo afecte a las compras de bonos, acciones y operaciones con derivados. No se sabe si el impuesto será de un 0,1% o de un 0,01%, ni si se aplicaría en toda la Unión Europea o sólo en la zona euro. De ser sólo en la zona euro esta intervención en el libre mercado generaría enormes ineficiencias, dejando en clara ventaja a Gran Bretaña y otros países, o al menos así lo veo yo.
Por tanto y hasta que no se defina bien en que líneas y formas se va aplicar esta medida, no se puede determinar el impacto en las cuentas de resultados de bancos e intermediarios financieros.
Desde mi punto de vista el único objetivo con el que va a cumplir la implantación de la Tasa Tobin es con el recaudatorio. Ni va a mejorar la eficiencia ni va a ser más justo. Fundamentalmente porque la banca lo que probablemente haga sea repercutir el impuesto o tasa a sus clientes. Con el consiguiente perjuicio para el ciudadano de a pie.
Otro punto de discusión es el destino de estos fondos que van a recaudarse. A buen seguro aunque la medida sí agrade a plataformas como Attac o Democracia real Ya, no va a ir ni mucho menos en línea de lo que estas plataformas esperan. En mi opinión considero que no es oportuno intervenir en el libre mercado. Ni por ser el momento adecuado ni la forma acertada. ¿Y tú qué opinas?

No hay comentarios

Participa en la conversación y déjame un comentario.

Con la tecnología de Blogger.