-->

jueves, 5 de octubre de 2017

Widgets

¿Hay que sacar el dinero de los bancos catalanes?

bancos-catalanes-independencia

Una vez más ha vuelto la preocupación por la seguridad de los ahorros. Esta vez motivado por los posibles riesgos para el dinero por la independencia catalana. Justificado o no, lo cierto es que muchas veces aquellos riesgos y amenazas que parecen más improbables, son los que pueden tener consecuencias más devastadoras. Por lo que en ocasiones, las precauciones son pocas.

El Ministro de Economía, Luis de Guindos, ha salido a afirmar con prontitud, que los clientes de la banca catalana no tienen nada que temer. Cuando lo he leído, automáticamente me ha venido a la cabeza una aseveración similar que hizo recientemente sobre Banco Popular antes de su quiebra y compra por el Santander.

No quiero ser malpensado, pero muchas veces cuando las autoridades salen en los medios tratando de enviar un mensaje de calma a la ciudanía, lo interpreto como una confirmación de que hay un riesgo real.

Y lo cierto es que en este caso, los bancos catalanes están expuestos a un fenómeno diferente al que pueda haberse dado en otras situaciones.

No se trata tanto de que la preocupación que genera la posibilidad de un corralito por una hipotética independencia catalana o la falta de cobertura del fondo de garantía de depósitos español para los clientes de bancos de Cataluña, si realmente se llega a declarase la independencia.

Para un porcentaje de los clientes, ese miedo puede ser un motivo que les movilice  a sacar el dinero de los bancos catalanes. Pero en esta ocasión, a muchos clientes lo que les está impulsando, es la repulsa a tener el dinero en entidades o empresas que tengan sede en Cataluña. Porque no quieren que sus ahorros o sus inversiones les generen ni un euro de beneficio, como protesta por lo sucedido y la fractura creada en la sociedad por la actuación de los políticos.

independencia-catalana-2017

Es un movimiento similar a las campañas de navidad, de no comprar productos catalanes. Ese odio y esa animadversión, tiene un impacto en las cuentas de resultados de muchas empresas catalanas real, cuando ese fenómeno se ha manifestado más intensamente.

Y puedo afirmar por voces y fuentes de empleados de Caixabank, especialmente en banca privada y también en sucursales de Banco Sabadell, que está habiendo importantes salidas de saldos hacia otras entidades.

Algunos menos alarmistas, piden la apertura de una nueva cuenta en una sucursal o traslado de posiciones a otros centros de negocio como Zaragoza o Madrid, como medida preventiva.

Y lo cierto es que aunque se intente frenar con palabras y declaraciones institucionales, mientras que Caixabank y Banco Sabadell mantengan la sede social en Cataluña, ese flujo de dinero no va a parar de salir. Y eso puede poner contra las cuerdas a cualquier banco por grande que sea.

Por tanto, ante la preocupación y la consulta de algunas personas que se plantean si hay que sacar el dinero de los bancos catalanes, hay que decir que el dinero que esté invertido en valores o fondos de inversión está a salvo. Recordar que estos se encuentran fuera del balance de los bancos. Otra cosa es cuando hablamos del dinero en cuentas y depósitos. Hay sí, a pesar de los mensajes de tranquilidad, habría que ser más prudente y mover el dinero antes de que sea demasiado tarde.

No quiero ser alarmista ni quiero contribuir a que se desate un pánico bancario en la banca catalana, pero la realidad es la que vivimos. Y realmente no sabemos hasta donde van a llegar las tensiones políticas con el asunto de la declaración de independencia de Cataluña o no y lo que pueda venir después. Desde luego, se mire por donde se mire no es bueno para nadie.

Pero el problema es que esta vez el pulso al Estado y el desafío independentista, ha lleva las cosas a un extremo, en el que por mucho que las aguas vuelvan a su cauce, las coas ya no volverán a ser como antes. Pues se ha abierto una brecha en la sociedad catalana y española, que va a ser difícil de sanar.

A nivel financiero, el gran ganador de todo este rio revuelto, está siendo el Banco Santander. Que tradicionalmente y hoy más que nunca, es refugio del dinero y marca España por excelencia. Ninguna otra entidad ofrece esa seguridad. Quizás curiosamente Bankia, que en su día desató los temores de sus clientes, hoy participada por el Estado y saneada, es también refugio del dinero miedoso  auqneu en menor cuantía.

BBVA que es tercera entidad en Cataluña por cuota de mercado, a pesar de ser un banco internacional, sufre igual que el resto de la banca catalana el miedo de la clientela. Pues hay quien piensa que si hoy toca a Cataluña, después vendrá el País Vasco.

Pero daña a todo el sistema financiero en general, porque se descuenta un deterioro en la economía española en su conjunto por el freno de las inversiones y sube el riesgo país que se refleja en la prima de riesgo de la deuda española.

Como quiera que sea mal asunto. Más vale que los presidentes de Banco Sabadell y Caixabank, actúen como han salido a decir en protección y beneficio de los intereses de accionistas y clientes, anunciando un cambio de sede o probablemente terminen pagándolo en el mercado. Especialmente banco Sabadell que es el más débil de los dos grandes bancos catalanes.

Ante la duda, no cuesta nada traspasar el dinero a otros bancos hasta que pase la tormenta, no vaya a ser, que por esperar, seas uno de los perjudicados por la situación. Como ejemplo, la firma de inversión iBroker, ha retirado sus depósitos de Banco Sabadell. Tú decides. 

También te puede interesar:

6 comentarios :

  1. Se te olvida una cosa, si se declara la independencia de Cataluña, los bancos con sede allí dejan de acceder a la liquidez del BCE, se quedan fuera del sistema de compensación Target2. Pero para que eso ocurra, España y la Unión Europea tienen que reconocer la independencia y la constitución del nuevo Estado como dentro de la legalidad.

    Más problema que eso, es lo que pueda hacer tambalearse a Caixabank y Banco Sabadell una estampida de saldos de clientes. Eso sí que da miedo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si es así, que tiene que haber un reconocimiento de la independencia por parte de España y la UE, la probabilidad del escenario es CERO. Por lo tanto, el artículo es no sólo alarmista, sino tendencioso e interesado, incitando a una corrida.

      Eliminar
    2. El mayor peligro con los bancos catalanes, no es tanto por un riesgo relacionado con las consecuencias de una hipotética independencia de Cataluña, que parece poco viable, sino por la crisis de confianza en la banca catalana y la repulsa desde el resto de España de trabajar con empresas con sede en Cataluña. Lo que generaría un flujo de dinero de salida, que puede hacer tambalearse a cualquier entidad. Por tanto ¿quién quiere quedarse de brazos cruzados esperando con su dinero dentro a ver que pasa?

      También es cierto que los saldos en fondos y acciones, estan más protegidos, porque estan fuera del balance de los bancos. Que cada cual decida como se queda más traqnuilo.

      Saludos.

      Eliminar
    3. El artículo hace referencia a las "consecuencias devastadoras de la quiebra de Banco Popular". ¿Quiénes perdieron su dinero como consecuencia de la quiebra? ¿Acaso los clientes han perdido sus ahorros?. La respuesta es NO, perdieron los accionistas, que NO ES LO MISMO. Y aunque hubiera una corrida, que es lo que este artículo pareciera intentar promover, el fondo de garantía de los depósitos cubre hasta 100 mil euros por cuenta y por titular. Sí, también a los clientes del Sabadell y CaixaBank, que ya han cambiado su sede fuera de Cataluña. Pero, claro, eso no lo dice el artículo.

      Eliminar
    4. Hola Sergio.

      El caso del Popular es distinto al de los bancos catalanes. Pero tienen en común, que una retirada de saldos de los clientes por el motivo que sea, puede llevar a comprometer la viabilidad de cualquier entidad a pesar de su tamaño.

      Y en el caso de los bancos catalanes, es una cuestión de inseguridad jurídica, incertidumbre rechazo a lo catalán y pérdida de confianza, lo que hace que la gente se lleve su dinero. Y lo que ha motivado que Banco Sabadell y Caixabank hayan cambiado su domicilio social.

      Te aseguro que no les hace ninguna gracia tener que tomar esta decisión. Y que si lo hacen es porque están teniendo salidas de dinero muy importantes.

      Lo razonable es tratar de enviar un mensaje de tranquilidad y contener el pánico de los clientes. Pero dime honestamente, si tuvieses un amigo con mucho dinero en Sabadell y Caixabank que te pidiese consejo, ¿qué les recomendarías que hiciesen con su dinero?

      Un saludo.

      Eliminar
    5. Este articulo, es tendencioso y, de alguna manera, intenta que los lectores muevan el dinero a otros bancos mas "españoles".
      Entendiendo el fondo de este articulo, está claro que en España hay separatistas y separadores.
      No se olviden que la mitad, o mas, de los ciudadanos catalanes no son independentistas.

      Eliminar

Participa en la conversación y déjame un comentario.