-->

viernes, 28 de julio de 2017

Widgets

Así es como las fintech le ganan terreno a la banca por todo el mundo

empresas-fintech

El mapa fintech en España, Iberoamérica y de todo el mundo, están en constante movimiento. No paran de emerger nuevas empresas que tratan de dar soluciones especializadas y de manera mucho más eficiente, que la forma en la que lo hacen los actores tradicionales del sector financiero.

Mucho más rápido de lo que somos capaces de percibir, los bancos en todo el mundo comienzan a perder terreno, en determinadas áreas de su negocio en las que no compiten de forma eficiente con estas nuevas compañías.

Al final el mercado y el cliente es soberano. Y es quien dicta que empresas que sobreviven y quienes desaparecen con el paso de los años. No sé si triunfan las fintech que identifican y dan soluciones a las necesidades de los clientes o son los clientes los que con sus necesidades validan las ideas de algunas fintech. El hecho es que todo está cambiando muy rápido y la trasformación viene desde cualquier del mundo.

A veces son modas, pero en otras ocasiones son tendencias imparables que se extienden y propagan su uso por todo el mundo. Esto puede ocurrir con un nuevo medio de pago móvil que surge en Kenia, como con una compañía de préstamos personales en Panamá. A veces son soluciones locales a un problema concreto de una región. Pero otras, son un formato que se expende de forma viral por todos los países de forma imparable, como ha ocurrido en poco tiempo alrededor del mundo con WhatsApp o Telegram en el sector de las telecomunicaciones.

¿Cómo están ganado terreno las fintech a sus competidores naturales?

Lo que está ocurriendo, es que muchas de estas nuevas empresas financieras apoyadas en y gracias a la tecnología, se están especializando y están presentando un servicio que antes era dominio de la banca, haciéndolo de forma más eficiente, más barato y sobretodo mejor adaptado al estilo de vida dl consumidor actual.

¿En qué sectores están ganando terreno las fintech?

Uno de los áreas en los que más está creciendo la innovación independiente, es el de los medios de pago. Está claro que el dinero en efectivo en un futuro no muy lejano va a perder mucho terreno y que a las tarjetas no le quedan muchos años de vida. Visa, AMEX y Mastercard, entre otros tendrán que ponerse las pilas.

Quizá el tipo de actividad en el que más se está adentrando la innovación de las fintech, es el de la financiación en distintos niveles. Se canaliza un gran flujo de dinero desde los ahorradores a los prestatarios, lo que da de lleno en el negocio básico de la banca. Que es comprar dinero barato para prestar caro y obtener márgenes financieros.

Ese flujo es canalizado por estas empresas fintech y llega al capital riesgo, a pequeñas empresas, pero también a los particulares. Donde está habiendo un crecimiento enorme por todo el mundo de pequeños créditos al instante y créditos al consumo desde canales alternativos.

Al final estos nuevos intermediarios financieros, dan un servicio mucho más ágil, con menos papeleo y de manera mucho más práctica. Ya que el espacio de contratación ya no es la oficina sino la web o el terminal móvil a través de apps que puedes descargar desde tu play store. Es difícil de encargar, pero aquí el cambio es brutal.

A la banca tradicional le está costando adaptarse, porque la competencia en una de sus patas de negocio más rentable, como es el crédito al consumo, le llega desde compañías de telecomunicaciones que dan créditos, pasando por concesionarios, financieras de grandes almacenes y un sinfín de empresas no financieras y parafinancieras que son nativas del medio digital y móvil. Y ahí es donde está el gran cambio.

Dentro del mapa fintech, estas nuevas compañías también atacan al prestación de servicios de inversión y atraen dinero hacia nuevos canales de gestión de patrimonio, que van desde gestores financieros automatizados o roboadvisor, hasta plataformas de comparativa de productos financieros, pasando por aplicaciones y herramientas de gestión de finanzas personales. Todo un mundo de valor añadido al servicio del inversor, que la banca de siempre, es hoy por hoy incapaz de incorporar a su catálogo de productos y servicios.

Desde el lobby bancario se dice que el impacto que están teniendo las fintech no es tan grande y que aun sólo han mordido un trozo minúsculo del negocio financiero. Que en todos casos es verdad que se verán obligados a coexistir en el futuro, pero no como competidores sino como colaboradores o empresas que irán absorbiendo e integrando en su estructura futura.


Pero yo tengo un amigo que trabaja en banca que cree que el cambio que vamos a vivir en los próximos cinco años es brutal. Que van a desaparecer muchas oficinas, se va a destruir mucho empleo, habrá más fusiones y cambiará la forma radical de trabajar. Y que el cambio será mayor que cuando se informatizo las transacciones bancarias con la implantación a nivel empresarial de los ordenadores. Mi opinión va más por ese camino ¿tú que crees que pasará? 

También te puede interesar:

2 comentarios :

  1. Desde mi humilde opinion, llevamos ya unos años de expansion de las fintech y al inicio, cuando se dieron a conocer, ninguno sabiamos hasta donde iban a llegar, pero em general se veian como una gran ameneza a la banca. Varios años despues de su nacimiento, nada mas lejos de la realidad, a mi modo de ver esta claro que muchas de ellas podran perdurar en el tiempo ofreciendo servicios auxiliares en relacion a la actividad bancaria y aparentemente su nicho de mercado son los microcreditos entre particulares y poco mas... el negocio q da de comer a la banca tradicional va mucho mas alla..para ganar parte del paste sel sector financiero hay q ser capaz de captar y prestar dinero lo que legalmente esta restringido a las entidades de credito con sus respectivos requisitos de capital y demas aspectos formales como auditorias y diversos organos de gobierno. El mundo de los medios de pago, donde hay una pequeña parte del pastel es el coto de las fintech pero nunca podran desbancar a la banca ya q nadie en su sano jucio depositara su dinero en una starup, ya q ninguna esta autorizada para ello, y a fin de cuentas el dinero siempre estara en una entidad de credito aunque hagamos compras x paypal o similares. Tener el dienero de los ciudadanos es lo q realmente genera bemeficios a la banca ya que pueden prestarlo a cambio de un interes muy superior al que pagan al depositante, x no hablar del efecto multiplicador del dinero en manos de la banca.

    ResponderEliminar
  2. El tema de que van a desaparecer sucursales y demas, que lleva ya sucidiendo unos cuantos años, no creo q venga promovido x las fintech, han sido los propios bancos los que se han sabido adaptar a sus clientes, los cuales demandan transaccionalidad desde medios digitales para no tener q acudir a las oficinas.

    En relacion a los microcreditos que es el negocio de muchas fintech, tengo muchas dudas acerca de las responsabilidades legales en el momento en el que un prestatario no devuelve el capital al prestamista, lo dicho desconozco los mecanismos para la reclamacion, etc.

    ResponderEliminar

Participa en la conversación y déjame un comentario.