-->

lunes, 8 de septiembre de 2014

Widgets

Lo que el banco no te dice de sus fondos de inversión



fondos-de-inversionLas entradas de dinero en fondos de inversión están en máximos históricos. Ante la falta de alternativas de inversión, muchos ahorradores e inversores optan por este vehículo de inversión como forma de tratar de rentabilizar su dinero. 

En un porcentaje muy elevado, esas suscripciones se hacen guiadas con el consejo de los empleados de las sucursales bancarias. La oferta de fondos es amplísima, pero no es oro todo lo que reluce

Incluso aunque el fondo de inversión escogido invierta en el activo que a la postre tendrá el mejor comportamiento, ese fondo en concreto, puede esconder cosas que podrían desagradar al inversor en caso de conocerlas. 

Por eso ahora que están tan de moda los fondos de inversión, quiero que conozcas cierta información sobre la industria de gestión de activos, que el comercial de un banco nunca te contaría. 

Para empezar te diré que pase lo que pase con las inversiones de cualquier fondo de inversión, el depositario y el banco comercializador siempre ganan

Hoy por hoy, tal y como están los márgenes financieros en el negocio bancario y el actual precio de dinero, las comisiones de los fondos son la salvación para las cuentas de resultados de muchas entidades financieras. 

Si contratas un fondo de inversión, en todos los casos vas a pagar unas comisiones de gestión que pueden llegar al 2,25%, hasta el 1,35 del patrimonio y de hasta un 9% de comisión calculada sobre resultados

Además de esto una comisión anual de custodia y depósito que asciende al 0,20%. Y pueden llegar a cobrarse hasta un 5% de comisiones de suscripción o reembolso, tal y como establecen los topes legales que regulan la industria. 

Esto que es una información básica que puedes encontrar en cualquier ficha de fondo de inversión y que nunca se va a comentar cuando te venden un fondo. Ya que además el cliente se da por informado, al firmar como entregada la documentación básica del fondo. 

La mayoría de banco tiene su propia gestora de fondos y evidentemente ganan más con los fondos propios que otros de gestoras externas. De quienes también sacan un beneficio por su distribución, pero en menor medida. Por lo que siempre verás cómo se trata de vender el fondo de la casa que cualquiera de fuera. Los cuales reservan en muchos bancos y casi en exclusiva, a la oferta para grandes patrimonios. 

En el caso de que contrates un fondo de inversión externo, debes saber que muy probablemente, el banco usará cuentas ómnibus para venderte ese fondo. Esto lo que quiere decir, es que la inversión la hará el banco comercializador en una cuenta a su nombre y a ti el back office del banco, te irá actualizando la posición del fondo como si realmente fueses el titular directo. 

Este tipo de operativa es muy frecuente en los supermercados de fondos y el problema que plantea es que si quiebra el comercializador tu dinero puede esfumarse. Porque las participaciones en realidad no son tuyas, son del banco. De modo que cuidado. 

Una forma indirecta de saber si un comercializador usa cuentas ómnibus para fondos de inversión, es ver si te dejan suscribir pequeñas cantidades. Normalmente las gestoras externas tienen unos mínimos más altos, por una cuestión operativa. Si te dejan hacerlo, es que el comercializador agrupa las órdenes de varios clientes para hacerlo en su nombre por importe superior. 

Pero los fondos de inversión, pueden plantear también otro tipo de problemas en el lado de la gestión. Si los fondos tienen algunos detractores, es porque en cierto modo, son una especie de caja negra donde es difícil tener el conocimiento y el control de lo que se hace con el dinero de los partícipes. 

Y eso da lugar a que se den ciertas operativas poco transparentes, que pueden ir en perjuicio de los inversores pequeños. Cómo por ejemplo tomar posiciones al alza y a la baja a la vez en un valor con derivados y después imputar los resultados a uno u otro fondo según los resultados. De forma que algunos fondos estrella, se maquillan artificialmente, para presentar un track record de asombro construido a base de trucos. 

Los fondos de inversión también sirven como vía para limpiar posiciones del banco que quieren dar salida de forma rápida y trasferir riesgos. O hacer aplicaciones de paquetes de activos a precios fuera de mercado, para asegurar un precio o resultado al banco. 

Es decir, de vez en cuando los fondos se usan como contrapartida del banco cuando les interesa vender o comprar determinados activos y diluirlos sin que nadie se dé cuenta de nada. 

También es muy habitual proporcionar un mejor trato a los grandes patrimonios, cargando sobre los pequeños partícipes más comisiones de gestión que a lo que mantienen grandes posiciones. Creando diferentes clases de participaciones y compartimentos o sacos en un mismo fondo

O creando a media un fondo o SICAV a un gran cliente según sus intereses y buscarles unos cuantos pequeños inversores que completen el fondo, para cumplir con los requisitos legales de participación, etc. 

Hay que tener también mucho cuidado con las liquidaciones que hacen los fondos. Las fechas valor operación que tienen algunos fondos de fondos o fondos extranjeros, pueden tener varios días de desplazamiento. Desde D+1 a D+5. Lo que hace que vayas un poco a ciegas con los precios de participación en la suscripción, traspaso o reembolso. Generando liquidaciones favorables al comercializador cuando se usan cuentas ómnibus de fondos. 

En realidad los fondos de inversión un vehículo de gestión de patrimonio muy interesante, pero que mal usado, puede causar perjuicios al participe, que obviamente el comercializador nunca contará al cliente al que se los quiere vender. 

También te puede interesar:

1 comentario :

  1. Hola,
    Estoy leyendo este post antiguo en el que comentas que las participaciones de fondos de inversion que están en cuentas ómnibus están realmente al nombre del banco y no al del partícipe. ¿Seguro que esto es así?
    En el caso de la quiebra de banco madrid, creo recordar, que las participaciones de fondos internacionales, que igual estaban en cuentas omnibus, se traspasaron más facilmente que las de los fondos depositados en cuentas del propio banco.
    ¿No fue así?
    Gracias
    Saludos

    ResponderEliminar

Participa en la conversación y déjame un comentario.