-->

jueves, 14 de agosto de 2014

Widgets

Lo que nadie te ha contado sobre la inversión en bolsa




Tan cierto es que la renta variable es el activo históricamente más rentable, como que no hay ningún sistema de inversión conocido que sea infalible y consistente a largo plazo.

De modo que sí, la inversión en bolsa puede ser muy rentable, pero en realidad nadie tiene ni idea de cómo hacerlo mejor que el mercado. Esa es la primera verdad del mundo de la inversión, que nadie se atreverá a reconocer. Puede que sea la más cruda, pero tampoco es la única. 

Es posible que te estés preguntando que si a largo plazo, nadie puede batir al mercado y aun así esto sería una inversión más rentable en comparación con otros activos ¿Por qué no hacer una inversión pasiva sobre índices con los mínimos costes posibles?

Bueno, eso sería una opción de inversión en bolsa, que además no requeriría muchos conocimientos ni supondría un coste de gestión elevado. Pero hay otras más rentables. Aunque estas sólo están al alcance de los intermediarios financieros y analistas de bolsa. Se trata de ganar dinero haciendo creer a los inversores que se puede batir al mercado con sus servicios o con sus métodos

Da igual si los clientes de estos intermediarios ganan o pierden. Lo que importa es que sigan pensando que pueden hacerlo mejor. Mientras tanto, ellos se embolsan inmensas cantidades de dinero procedentes de comisiones de intermediación, gestión, depósito, formación o asesoramiento. ¿Quieres saber más?

Aunque cueste creerlo, los negocios más rentables en torno a la inversión en bolsa, son precisamente los que no tienen nada que ver con comprar acciones directamente. 

Luego hay otra parte de la industria de gestión de activos, que sí que trata de ganar dinero con los mercados. Y para ello usa sofisticados sistemas, modelos económicos, técnicas cuantitativas y gran cantidad de recursos humanos y tecnológicos. Se trata de la banca de inversión. 

Pero ellos también se equivocan, porque están sometidos a las mismas fuerzas incontrolables que suponen la inversión en incertidumbre. Al fin y al cabo, son personas y máquinas las que están detrás de las órdenes de comprar o vender. 

Puede que nazcan nuevos instrumentos financieros, que cambien de nombre o que tomen formas diferentes (en realidad está todo prácticamente inventado), pero a no ser de que se hagan trampas, nadie ni nada puede saber qué pasará en el futuro. Es lo que tiene invertir dinero en un mundo aleatorio. 

Por eso de vez en cuando desaparecen gigantes como Lehman Brothers o Barings Bank, por poner unos conocidos ejemplos. Porque detrás hay personas que comenten errores. 

La única diferencia entre ellos y tú, es que posiblemente ellos han estudiado en reputadas universidades y tienen colgados en la pared de sus despachos, las más prestigiosas acreditaciones profesionales y los títulos académicos más importantes. Y eso les da una ventaja. 

Les permite elaborar una ininteligible explicación a posteriori, basada en sus conocimientos, para justificar los errores que comenten. Con lo que consiguen engañar a sus clientes y probablemente a sí mismos.

Pero el mayor de los secretos que nadie te ha contado sobre la inversión en bolsa, es que así como el principiante sólo se fija en lo que puede ganar y desprecia las posibilidades de perder dinero, los profesionales también miden mal el riesgo. 

La mayoría de bancos de inversión, analistas financieros y gestores de patrimonio utiliza modelos de gestión de riesgos irreales e incompletos. 

Se basan en datos pasados para formar sus expectativas de futuro y hacer sus estimaciones de error. Pero la vida real es a veces sorprendente y nada se parece con cualquier cosa que pueda haber pasado a lo largo de una serie temporal de datos recogida durante de muchos años. Es lo que se conoce como el error de cola larga o también los llamados cisnes negros. 

Aquellos sucesos poco probables, aunque posibles, que en caso de ocurrir tienen un impacto devastador. 

En resumidas cuentas, todos aquellos que puedas consideras más listos o mejor preparados que tú para invertir en bolsa, a la larga rara vez terminan siendo mejor que el mercado. 

Lo que me lleva a recordar que muchas ocasiones, esos que sobresalen por error, lo hacen por azar. O bien aciertan equivocadamente o se equivocan acertadamente. Y eso les hace destacar durante un tiempo. Pero de ahí la importancia de estudiar el track record de un inversor. 

¿Quiere decir todo esto que no merece la pena invertir en bolsa? Ni mucho menos. Sólo quiero que reflexiones. Y que quienes se hacen ricos en bolsa no siempre lo hacen por sus buenas inversiones. Que sepas cuanto se puede ganar en bolsa de forma razonable. Y que cuando consigas ganar más dinero por encima de la media, coge el dinero y vete. 

También te puede interesar:

1 comentario :

  1. Sí se puede batir el mercado, por mucho y de forma continuada en el tiempo. Sólo tienes que cumplir un par de requisitos, llamarte Warren Buffet y haber nacido en Omaha, US

    ResponderEliminar

Participa en la conversación y déjame un comentario.