-->
Mostrando entradas con la etiqueta Emilio Botin. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Emilio Botin. Mostrar todas las entradas

lunes, 22 de agosto de 2011

SER AUTÓNOMO y CONSEGUIR FINANCIACIÓN

Es sorprendente ver todavía hoy como algunos profesionales por cuenta propia me plantean escandalizados que al acudir a su entidad financiera que no les conceden financiación para la compra de su vivienda porque no son capaces de determinar si tienen o no capacidad de pago suficiente.
Lo peor de estas situaciones es que cuando hablas con ellos y empiezas a indagar, te encuentras cosas como que nunca ingresan en cuenta más de lo necesario para atender los recibos que puedan tener. Manejan mucho efectivo y no tienen absolutamente ningún registro de ello. Si miras su declaración de la renta puedes ver que si declaran por estimación directa, los rendimientos netos o bien son negativos, cero o muy bajos.
            Si les preguntas si lo declarado se corresponde con la realidad, la respuesta es casi siempre no. Y lo peor de todo es cuando te dicen que hay un asesor fiscal detrás que les ha recomendado hacerlo de ese modo para evitar pagar más impuestos. Un porcentaje muy alto de las ventas o servicios reales no están controlados porque acuerdan con muchos clientes un descuento si el pago se hace en efectivo y sin factura.
            En los módulos es casi peor, ya que al estimarse objetivamente un rendimiento estándar en el negocio, vaya bien o mal, la actividad empresarial se convierte en muchos casos en una caja negra imposible de descifrar para los bancos. Bares, fruterías, peluquerías, zapaterías o centros de estética son algunos de los muchos negocios en los que se ven estas situaciones.
¿Qué se puede hacer para evitar este problema a la hora de pedir financiación?

sábado, 2 de abril de 2011

POR QUÉ LOS ESPAÑOLES HABLAN TAN MAL INGLÉS

El chino mandarín, el inglés y el español, son por este orden los idiomas mas hablados en el mundo. Cuando hablamos de negocios y finanzas, la lengua dominante es el inglés. Es por esto que cualquier profesional que se precie, debe de llevar en el kit básico de supervivencia además de otros muchos conocimientos, un conocimiento aceptable del inglés.
Desgraciadamente este requisito mínimo no es superado mayoritariamente por los profesionales españoles de cualquier campo a quienes se les requiere el conocimiento de este idioma. Curiosamente los currículos de más del 70% de estos profesionales mienten en  su nivel de inglés. Tristemente, la realidad que en muchos de esos casos que se dice que se tiene un nivel medio,  apenas tiene nivel suficiente para mantener una conversación sencilla de forma fluida. Lo que contrasta con lo que un alemán sabe en realidad al decir que tiene un nivel medio, que en muchos es el nivel alto de un español. De hecho destacamos negativamente en desconocimiento e incapacidad para conseguir un nivel medio por un porcentaje de la población significativa.
Nuestros políticos, dirigentes, algunos directivos y altos cargos, van por el mundo dejando por los suelos la capacidad de los españoles para aprender un idioma. Para muestra de ello un Botín, digo un botón. Emilio Botín, presidente del Banco Santander, uno de los mayores bancos del mundo y todo un referente en los mundos de negocios nos deleita con este nivelazo lingüístico, en un mensaje para el Euromoney Awards Dinner. Hay momentos en los que creo estar viendo a Chiquito de la Calzada, pero no, se trata de uno de los banqueros más importantes del  mundo.
               
                Puede resultar gracioso y muchos nos reiremos, pero esto que vemos en Emilio Botín, es el nivel que tienen muchos españoles e incluso después de varios años de estudio.
                ¿Por qué hablamos tan mal inglés?
                Hay bastantes argumentos en relación a este problema. Muchos comentan que a diferencia de en otros países, en España nuestra enseñanza de inglés está excesivamente centrada en la gramática y la expresión escrita. Dejando de lado el desarrollo de la comunicación en el idioma extranjero. Unido a esto muchos de los profesores que imparten las clases no son nativos,  y transmiten su “acentazo” a sus alumnos. Claro que no todos, siempre hay excepciones. Esto queda probado al ver que en otros países multilingües como Holanda o Bélgica, comienzan mucho mas tarde es estudio del inglés y durante muchos menos años, pero sin embargo llegan a un nivel de expresión oral mucho mas alto.
                La razón es también el entorno lingüístico. Da igual las horas que pasemos en el aula estudiando o recibiendo clases de inglés, cuando salimos de ellas nos encontramos en un entorno en que no estamos expuestos al idioma extranjero ni en la televisión, la radio o el cine. Luego la exposición audiovisual juega un papel importante y esta es la razón por la que nórdicos, holandeses, polacos y portugueses adquieren con facilidad un nivel de comunicación y comprensión de la lengua extranjera mucho más alto.
                Otra razón es que el castellano no es de la familia lingüística del inglés. Y además tiene que ver con el sistema vocálico. Mientras que en castellano hay 5 vocales en inglés son 12. Por eso nos cuesta tanto distinguir por ejemplo entre ship y sheep o cut, cot y caught.
                La solución para nuestra limitación, sería implantar un modelo de colegios públicos bilingües, una exposición al idioma mas alta en nuestro entorno y que la enseñanza superior en universidades, estuviese impartida en inglés. Por el momento nos tendremos que consolar con superar a Turquía y Rusia en capacidad de aprendizaje del inglés.

                 Artículos relacionados:
           # Pero... ¿"ande" vas"? - César Vidal - Eleconomista.es