1024x512

Cómo entender los términos usados por las aseguradoras

entender-terminos-usados-aseguradoras

Al momento de contratar un seguro, es común encontrarse con palabras nuevas que no se usan en otros contextos, lo cual complica conocer exactamente las ventajas que ofrece cada uno y los deberes que se tiene como usuario. En ese sentido, es recomendable entender a qué se refiere cada seguro cuando utiliza palabras como “prima”, “copago”, etc. No vaya a ser que uno termine pagando más de lo que debería o peor aún, se contrate un servicio costoso que ofrezca beneficios que no se necesitan.

Aunque es posible encontrarse con corredores de seguros amables que puedan explicar toda la terminología a los clientes, no siempre pasa así. Además, hoy en día muchas de las tareas se realizan de forma virtual y en muchas páginas web los asistentes son automatizados, así que sus respuestas ya están pre cargadas y no se adaptan a las necesidades reales de los usuarios. Sin más preámbulo, a continuación se explican algunos de los conceptos más comunes.

¿Qué significan las palabras usadas por los seguros?

Para empezar está “copago”, el cual está vinculado a si se paga una tarifa fija por el servicio, o si el monto a pagar varía dependiendo del uso que se le dé al servicio.

Tiene ese nombre debido a que muchas veces se apoya en otro medio de financiamiento, que puede ser los impuestos o alguna mensualidad por pagar. En la actualidad este concepto tiene bastante polémica, ya que muchos consideran que ya se está haciendo un pago al cumplir con los tributos del país, por lo que a veces le dicen “repago” a modo de crítica y rechazo.

En todo caso, es una realidad que hace falta tener un dinero extra por si surge cualquier emergencia, y hay quien busca la manera aprendiendo a invertir comprando acciones. Seguidamente está la palabra “deducible” que consiste en la cantidad de dinero que debe pagar el cliente, antes de que el seguro cubra los gastos médicos.

Eso quiere decir que si el deducible es de 1.000€ y la persona se enferma, ésta debe costear esos 1.000€ antes de que el seguro aporte financieramente. Mientras más problemas médicos haya sufrido la persona, más edad y antecedentes médicos tenga, más alto puede ser el deducible de los seguros que le ofrezcan.

Vale decir que las compañías aseguradoras se rigen mucho por la probabilidad de que a sus clientes les ocurran accidentes o siniestros. A mayor posibilidad de que suceda algo negativo, mayor serán los costos para los contratantes.

¿Qué otros términos se utilizan?

También está el “coseguro” que representa la cantidad compartida con el seguro que paga cada cliente por gastos médicos, después de cubrir el deducible. Puedes ver más información aquí. En otras palabras, si el usuario ya ha pagado el deducible pero la cuenta por hospitalización sigue subiendo, se activa una forma de pago conjunta entre la empresa aseguradora y el paciente.

Podría ser que la compañía pague el 70% de los costos, mientras que la persona cubra el 30% restante, todo va a depender del acuerdo al que hayan llegado previamente. Esto quiere decir que si las facturas médicas tienen un valor muy alto, el porcentaje que es responsabilidad del paciente equivaldrá a una cantidad que podría ser costosa.

Cabe acotar que el deducible, el copago y el coseguro forman parte del desembolso máximo, el cual corresponde al monto más alto que paga el cliente al año, antes de que su seguro lo apoye con los gastos. En el mejor de los casos, no habrá necesidad de alcanzar este desembolso, puesto que si se llega a cubrir, es muy probable que se hayan pasado varios días de hospitalización, aparte de someterse a procedimientos médicos.

Escribe un comentario

Participa en la conversación y déjame un comentario.

Artículo Anterior Artículo Siguiente