Header Ads

Cómo hacer un plan financiero en 5 sencillos pasos

plan-financiero

Crear un plan financiero te ayuda a poner por escrito la gran visión de cuánto dinero necesitas para vivir tu vida de la manera que deseas. También te ayuda a identificar lo que necesita hacer para llegar allí.

Cuando tienes un plan financiero, es más fácil tomar decisiones sobre tu patrimonio, hacer cambios y mantenerte en el camino para alcanzar tus metas. Piensa en ello como una brújula para llegar hacia tu independencia financiera.

Este proceso requiere un enfoque integrado en todas las etapas de la planificación financiera. Todo con las perspectivas generales económicas y previsibles. Este enfoque debe estar inspirado en los principios de administración prudente que no ponen en peligro tu salud financiera personal. Sin embargo, las limitaciones personales y los objetivos deben ser legítimos y realistas.

Lo más importantes antes de empezar, si no sabes nada sobre planeación financiera es formarte un poco. Realmente, depende de ti desarrollar tu propia educación en finanzas personales. La buena noticia es que para educarte no tienes que acudir a la universidad o desembolsar grandes cantidades de dinero. 

De hecho, hay varias páginas online que no te cobran por darte información, como por ejemplo Mundofinanzasedu.com que te provee artículos educativos muy relevantes sobre finanzas personales que incluyen; presupuesto, ahorro, inversión, crédito y consumo responsable. O plataformas online como Coursera.org, donde puedes tomar clases de finanzas personales y te cuesta muy poco. 

Nunca es demasiado temprano ni demasiado tarde para comenzar a aprender y al mismo tiempo planificar tu futuro financiero. Pero, cuando se trata de planificación financiera, todos tenemos diferentes metas y objetivos. 

Además de aprender lo básico, guíate por estos cinco pasos y podrás comenzar a sentar las bases de un futuro financiero sólido.

Paso 1: Define tus metas

Tienes todo tipo de proyectos y tus amigos descubren que siempre los haces. Esta es una buena noticia. Has aprendido a establecer metas y a tomar pasos concretos para lograrlos. Este es también es el caso de los proyectos financieros. 

Es importante establecer objetivos financieros realistas, pero también es importante soñar un poco. Intenta clasificar tus objetivos por orden de importancia y establece tiempos razonables para finalizarlos. 

Aquí hay algunos ejemplos de objetivos financieros personales que a menudo se identifican:

    Pagar los gastos relacionados con la educación de un hijo en un año.
     Pagar una tarjeta de crédito con interés elevado en un año y medio.
    Crear un ahorro para imprevistos en 2 años. (Trata de construir de tres a seis meses de ahorros para que estés preparado en caso que perdieras el trabajo o enfermedad).

Paso 2: Analiza tus ingresos y gastos

    Ingresos

    •Es fundamental saber exactamente cuánto dinero ganas Y no solo tú salario bruto, sino el ingreso real después de impuestos que llevas a casa.

    Gastos

    •Hipoteca y/o pagos de alquiler.
    •Suministros del hogar, internet y facturas telefónicas.
    •Primas de seguros
    •Facturas de comestibles
    •Gastos médicos
    •Gasto de entretenimiento
    •Coste de funcionamiento y mantenimiento del coche

Paso 3: Planea como vas lograr estas metas

Tal vez tengas que conseguir un segundo trabajo a media jornada. Quizás puedas recortar algunos gastos, por ejemplo dejar de ir a comer fuera los sábados o eliminar la suscripción a una revista, suprimir todos los gastos innecesarios, etc.

Paso 4: Empieza a implementar tu plan 

El logro de tus objetivos financieros requiere implementar las metas que desarrollaste en el Paso 1. La clave para el éxito del objetivo es la siguiente: establecer un objetivo y luego traducir esa intención en acción. Un objetivo es un resultado deseado. Cuando estableciste tus metas, te diste instrucciones para realizar ciertos comportamientos con el fin de lograr el resultado deseado. Por lo tanto implementar es esencial para alcanzar tus metas

Paso 5 revisa periódicamente tus metas
La planificación financiera es un proceso continuo. La regla de oro es regresar regularmente a tus metas y ajustar tu plan a medida que avanzas con los cambios en tu vida. Realiza revisiones periódicas, evalúa tu progreso financiero y haz los cambios necesarios.

También te puede interesar:

2 comentarios:

  1. Yo ahora estoy en el punto cuando empezar a gastar de los dividendos,xq gastar cuando no tienesla misma vitalidad y sabiendo q cada año sigues generando dividendos.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola José María.

      Entonces eso significa que estás llegando a la meta en tus objetivos financieros. Enhorabuena por haberlo cumplido y ser ejemplo de otros que quieren lograrlo. Que lo disfrutes.

      Un abrazo.

      Eliminar

Participa en la conversación y déjame un comentario.

Con la tecnología de Blogger.