Ahorra este verano con Viaconto

ahorrar-dinero

Ahorrar no siempre es fácil. De hecho, desde que comenzó la crisis económica ahorrar se ha ido convirtiendo en una misión cada vez más imposible. Así mismo, una de las épocas en las que desde siempre ha sido más complicada es el verano. Si queremos aprovechar las vacaciones de verano para irnos de viaje a algún sitio o hacer un plan especial no siempre es fácil contar con el dinero suficiente. Por eso, en algunos casos se recurre a servicios como los préstamos Online Viaconto.

Se trata de préstamos rápidos que cualquiera puede obtener por internet, casi de manera instantánea, por eso se conocen también con el nombre de préstamos online. La ausencia de procesos burocráticos y de papeleo permiten precisamente que la recepción del dinero se produzca en cuestión de horas. Este punto es especialmente importante si, por ejemplo, decidimos irnos de vacaciones a última hora. Si el único problema es el dinero, un préstamo para viajes puede ser la solución.

En cualquier caso, tanto si solicitamos un crédito que luego tendremos que devolver como si no, intentar ahorrar en verano puede sernos de gran ayuda: tanto en el presente como en el futuro, cuando tengamos que volver a la rutina. Como eso no siempre es fácil, Viaconto ha elaborado una lista de 7 trucos para ahorrar en verano. Se trata de pequeñas indicaciones fáciles de poner en práctica, solamente tenemos que conocerlas y no olvidarnos de ellas:

  • Ojo al gasto energético: además de ayudar a cuidar al medio-ambiente, controlar nuestro gasto energético ayudará también a nuestro bolsillo. Es importante que mantengamos el termostato siempre entre los 24 y 26 grados. Alterar esta temperatura tendrá consecuencias directas sobre nuestras facturas.
  • Consumo de agua: especialmente en verano, tener acceso al agua es indispensable. Sin embargo, prestar atención a la cantidad que gastamos facilita enormemente el ahorro. En lugar de darnos un baño o duchas largas, es conveniente que este proceso no dure más de 5 minutos. Así mismo, una ducha larga puede substituirse por varias más cortas.
  • El ocio: es uno de los mejores placeres del verano. Además, en esta época suele haber muchas actividades gratuitas, por lo que darles prioridad nos ayudará a gastar menos.
  • Ofertas: nos permitirán adquirir productos que necesitamos, pero a mejor precio. Es muy frecuente que en verano encontremos descuentos o precios más asequibles e ciertos productos. Debemos aprovechar la ocasión.
  • La cesta de la compra: al igual que el precio de los productos varía mucho de unos comercios a otros, también varía el precio de unos alimentos a otros. En verano tenemos la suerte de que el calor nos incita a comer alimentos frescos y refrescantes. Es también una época en la que los productos estacionarios son más baratos. Aprovecha entonces para consumir fruta y verduras.
  • Los desplazamientos: cuando estamos de vacaciones solemos desplazarnos más que de costumbre. Saber qué días de la semana está más barato el combustible nos ahorrará unos cuantos euros.
  • Las ofertas de última hora: si tenemos flexibilidad horaria y disponibilidad, este tipo de oportunidades pueden ser muy provechosas.

 

No hay comentarios

Participa en la conversación y déjame un comentario.

Con la tecnología de Blogger.