¿Cómo ahorrar en la cesta de la compra?


Ahorrar-comprando

Alquiler, hipoteca, coche, hijos, recibos… ¿Y comer? El día a día de cualquier persona que se ha independizado cambia radicalmente. No hablamos solamente de la nueva forma de convivir o del cambio de hogar, sino de la cantidad de dinero que debemos gastar mensualmente para poder vivir. La compra es uno de los gastos que más sorprenden, puesto que una vez acudes al súper, nunca sabes cuánto dinero te vas a gastar. 

Además de todo ello, es cierto que algún mes puede surgir algún tipo de imprevisto como una reparación del coche o una avería en nuestra casa. Debido a que la cantidad de gastos fijos puede limitar en gran medida nuestro dinero y lejos de llevarse las manos a la cabeza, una solución es solicitar alguno de los préstamos rápidos de Viaconto.

Tips para ahorrar en la cesta de la compra

Como decimos, la cesta de la compra es un presupuesto que suele dispararse y nunca es fijo. Dependiendo del mes, de las ofertas y del tipo de alimentación de cada familia, el precio puede variar. Sin embargo, de media, una familia suele gastarse unos 300 euros mensuales. Dependiendo de la cantidad de personas que integren la familia, el precio se verá aumentado. En el caso de que haya hijos, la educación, actividades extra escolares o la ropa, pueden hacer que el precio experimente una cifra anual que bien podría asemejarse al coste de un coche.

Independientemente de todo ello, cada comunidad autónoma tiene un gasto mensual diferente. Según distintos estudios, los gallegos son quienes más invierten en la cesta de la compra con 375 euros y quienes gastan menos son las personas que viven en La Rioja, donde la media se sitúa en 312 euros al mes. Estos datos son generales, gastar más o menos dependerá de cada persona. Por ello, recabamos a continuación una serie de consejos útiles de cara a cómo ahorrar en la cesta de la compra.

El primero de ellos es anotar en una lista todo aquello que necesites a medida que se vaya acabando. No es recomendable acumular en la despensa o en la nevera productos, puesto que existe la posibilidad de que caduquen. Parece una simpleza, pero no lo es. Acudir al supermercado con el estómago lleno, reduce considerablemente el gasto en comida. Cuando estamos hambrientos nos apetece todo aquello que vemos en las estanterías de comida, por lo que acumulamos más comida de la que después llegaremos a consumir.

Otro de los trucos es comparar precios. El mismo producto, dependiendo de una marca u otra, hará que sea más o menos económico. Lo mismo ocurre con las ofertas. Aprovéchate de las distintas ofertas de los supermercados y compra cada producto allá donde esté de oferta, puesto que a fin de mes lo agradecerás. Otro truco que quizás no conoces es el de comprar artículos que se encuentren debajo de la estantería, ya que serán más baratos. Por otra parte, aprovecha los cupones descuento de los establecimientos y consume productos de temporada que son más económicos. 

Como último tip, no hay manera más recomendable de ahorrar en cocina que guisar. Empieza por  sacar el libro de recetas y ver qué puedes cocinar para congelarlo y aprovecharlo en varios días. Sólo así, conseguirás no ahogarte a final de mes y tendrás mayor tranquilidad económica.

2 comentarios:

  1. Yendo al DIA con sus cupones descuento y su app me ahorro una pasta gansa sin necesidad de comprar marca blanca como en el Mercadona.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todo empieza con el ahorro y en la cesta de la compra se puede ahorrar mucho dinero al cabo del año, si se siguen unas simples pautas.

      Eliminar

Participa en la conversación y déjame un comentario.

Con la tecnología de Blogger.