¿Cuidado con la comisión de éxito de los fondos de inversión?


comision-de-exito


Estamos en un contexto en que los fondos de inversión, son de calle el producto estrella con el que gestionar los ahorros. Quien más y quien menos están entrando en algún fondo, dirigido por las recomendaciones de su asesor o gestor comercial en las oficinas bancarias. 

Es un negocio muy rentable para los bancos, especialmente en un momento en que a las entidades financieras les cuesta mucho trabajo obtener beneficios con su actividad. Son las comisiones asociadas a los fondos de inversión lo que les convierte en el vehículo de inversión estrella para los bancos y quizá no tanto para los ahorradores o inversores. 

Se demoniza a veces a los fondos de inversión o a la industria de fondos, porque es una forma de gestión de patrimonios, donde gestores, distribuidores y depositarios, siempre ganan dinero, aunque los partícipes pierdan. 

Pero realmente los fondos de inversión no son ni buenos ni malos por cobrar comisiones. El peligro es como dirigen las entidades distribuidoras a sus ahorradores hacia los fondos. Especialmente en los bancos. ¿Están bien perfilados los clientes? ¿Se hacen adecuadamente los test de idoneidad y conveniencia? ¿Se ofrece el mejor producto y con menores costes a cada cliente?

Hay un conflicto de intereses, que hace pensar que los bancos sólo venden aquellos fondos que más les interesan por comisiones como distribuidores, pero no los más adecuados a cada cliente. Y por esa razón algunos fondos introducen la comisión de éxito. Pero cuidado, porque puede ser una ventaja envenenada. Ahora te cuento por qué.

Ya llevamos varios años en los que el patrimonio gestionado en fondos de inversión no para de crecer. Al final con tipos cero, los plazos fijos y los depósitos, vencen y como no hay otra cosa, el dinero entra en los fondos.

Bien. Pero al mismo tiempo que entran más y más inversores en fondos, se empieza a exigir costes más ajustados, con la entrada también de nuevos competidores y formas de inversión. ETFs, fondos indexados, supermercados de fondos que ofrecen un universo de fondos, la bolsa de fondos de BME, etc. Todo un compendio de factores que empuja a la baja las comisiones que cobran los fondos de inversión por su función de gestionar patrimonio.

Y donde de media se cobra un 2% sobre patrimonio medio gestionado, las gestoras se ven obligadas a bajar comisiones, ante la férrea competencia y la dificultad de justificar elevados honorarios vía comisiones, por cada vez resultados más pobres. Es decir, los beneficios en la industria de fondos en España se estrechan cada vez más. 

En otras partes como en EEUU, los inversores son un poco más listos y hace años que las comisiones en los fondos a duras penas llegan de media al 1%. Pero los inversores en España también están aprendiendo ahora y comienzan a comprar comisiones, exigiendo comisiones de gestión y depósito cada vez más ajustadas. 

Hasta ahora, las comisiones de los fondos de inversión siempre han sido un gran negocio para los bancos, porque al cobrarse implícitamente y día a día en el valor liquidativo del fondo, el cliente no se entera de lo que está pagando. 

Aunque las comisiones de los fondos y los TER (total expenses ratio) no se ocultan, al no cobrarse de forma directa, por decirlo de alguna forma, digamos que los inversores todavía no se enteran.

Para que te hagas una idea. Imagina que tienes 20.000€ invertidos en un fondo o una cesta de fondos, que tiene una comisión media del 1,80%. Supón además que el saldo medio del fondo o fondos, coincide con el del importe invertido. Al cabo de un año, habrás pagado 360€ en comisiones que se reparten entre la gestora y el banco fundamentalmente. 

Si por 10€ de comisión de mantenimiento hay quien casi mata al gestor comercial del banco, imagínate si muchos inversores supiesen lo que pagan porque les gestionen sus ahorros y en muchos casos les hagan perder dinero. 

comisiones-sobre-rentabilidad

Esto se va acabar dentro de muy poco, porque con la MiFID II que entra en 2018, el cliente va a tener que conocer hasta el último euro que paga. Pero bueno, mientras tanto, se vive en la ignorancia. Ya veremos de todas formas como se materializa todo esto llegado el momento.

Mientras tanto, hay quien se le ha ocurrido recuperar un tipo de comisiones que ya existían, pero que sólo uno de cada once fondos utilizan en España. Las comisiones de éxito.

Ante la presión en el sector, los bancos y gestoras bajan comisiones fijas. Pero para dar la apariencia de transparencia, introducen una comisión de éxito. Para alinearse con los intereses del cliente dicen. Y además lo hacen o lo suelen hacer en fondos o servicios de gestión delegada de carteras de fondos Premium, a partir de ciertos importes. Hasta aquí todo muy bonito. 

Pero cuidado. Depende de cómo se implemente, la comisión de éxito, puede ser una ventaja envenenada para tu bolsillo. Esto de las comisiones de éxito no tiene nada de novedoso, pues son formas de retribución al gestor en los hedge funds desde hace más de dos décadas, que se han llevado ahora a fondos comerciales. La diferencia está en la forma de aplicación. 

Imagina que tu banco te dice, que por ser un cliente de los buenos o de banca privada con un patrimonio X, te dice que solo te ofrece fondos o carteras de fondos Premium alineadas con tus intereses. De modo que las comisiones fijas son híper ajustadas, pero que te cobrarán en caso de hacerlo bien, una comisión de éxito sobre el beneficio

Por ejemplo. Pones 60.000€ en una cartera de fondos de gestión activa, con una comisión fija del 0,75% y una comisión de éxito del 5% sobre lo ganado en el año que te cargan en cuenta el primer día hábil de cada enero.  

A priori parece atractivo y suena razonable. Los gestores ganan más cuanto mejor lo hagan. Pero ay amigo. Imagina que el primer año, los mercados están mal y pierdes un 10%, bajando hasta los 54.000€. Y un segundo año después el mercado recupera y tu cartera se revaloriza un 10% también, llevando la valoración de tus fondos hasta los 59.400€. Pues bueno, resulta que han pasado dos años y tú todavía pierdes dinero, pero tienes que pagar adicionalmente al equipo gestor el 5% de comisión de éxito sobre  los beneficios del año, que son 270€ más. ¿Cómo te quedas? 

Para que el juego sea limpio, los bancos y las gestoras deben aplicar las comisiones de éxito, aplicando a cada cliente la comisión si antes se ha recuperado de las pérdidas pasadas. Lo que en el mundo financiero se o conoce como high water mark. Cuya finalidad es evitar que pagues comisiones sobre resultados aunque el año haya sido bueno,  si aún pierdes dinero en cómputo global.

Así que si de repente ves que en tu banco empiezan a ofrecerte fondos con comisiones más bajas pero con comisión de éxito por rentabilidad en el año, ponte en alerta y aclara este punto. Si no aplican la high water mark, piensa que un gestor le da lo mismo perder un 5% 25% a efectos de retribución variable, pero si puede llevarse un plus, tratará de ganar lo máximo posible y también asumir mayores riesgos. Y más cuando el año previo ha sido malo y más factible ven obtener resultados positivos al año siguiente para cobrar comisión. 

También te puede interesar:

3 comentarios:

  1. Hola!

    Gracias por el artículo y la información.

    Al final es un problema de educación financiera. Hay personas que se meten en lugares sin conocerlo, y así empiezan los problemas.

    Si una persona quiere invertir debe tener un criterio mínimo. De otro modo perderá su dinero fácilmente.

    Salu2

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este articulo de ahorro capital, esta muy bien. Pero le ha a faltando poner, en mi modesta opinión y pocos conocimientos financieros.que esas comisiones de éxito de los gestores de fondos no se consideran fiscalmente deducibles para Hacienda, ni como gastos ni como perdidas patrimoniales. Así que vendes el fondo con perdidas(sumando pérdidas patrimoniales Comisión de gestión y comisiones de éxito y solo te pones como pérdidas las dos primeras pero no así la tercera.

      Eliminar
    2. Hola Antonio.

      Hilando mas fino, añadir que son deducibles para las personas jurídas que sean titulares de fondos, que también es posible.

      La comisión de éxito se cobra por cuenta y además lleva IVA. De modo que hay que sumarle otro 21%.

      Un saludo.

      Eliminar

Participa en la conversación y déjame un comentario.

Con la tecnología de Blogger.