Header Ads

¿Tengo que tributar por los regalos de boda?

tributacion-regalos-boda

Si te vas a casar o te has casado en los últimos cuatro años, puede que te preocupes pensando en si tienes o tenías que tributar por los regalos de boda que los invitados suelen entregar con motivo de la invitación a tu enlace. 

Tal vez en alguna ocasión has cometido alguna ilegalidad o alguna infracción sin saberlo. Otras eras perfectamente consciente, pero las pasabas por alto, ya que consideras que se tratan de pequeñeces. 

Lo cierto es que un delito o una infracción, lo hagas conscientemente o no, es lo que es. Con la tributación de los regalos de boda pasa exactamente eso. 

Más o menos se te puede pasar por la cabeza que eso de recibir una suma de pequeñas cantidades que en total alcanzan una cifra no muy elevada, puede ser una cosa que atraiga la atención de Hacienda y sus controles. 

Pero por decirlo de una forma suave, no te imaginas que en Hacienda tan puñeteros de exigir la tributación de los regalos de boda ¿verdad? Incluso hasta parecería una ofensa que lo hicieran, habiendo la corrupción que hay y que se fijen en pequeñas menudencias como esas. Pero esa es tu opinión. ¿Hay que tributar los regalos de boda?

Pues tanto si te parece una locura que Hacienda pueda exigirte tributar por los regalos de boda, como si sospechas que podría ser algo en lo que Hacienda podría fijarse, pero que hace la vista gorda, estas equivocado. 

Con la Ley en la mano, los regalos dinerarios de una boda, no dejan de ser una donación de dinero que los invitados hacen a los novios. Y que como tal, deberían de tributar en el Impuesto de Sucesiones y Donaciones, en un porcentaje que va desde el 0% hasta el 34%, dependiendo de la Comunidad Autónoma y el grado de parentesco de los donantes. 

Tranquilo, no te alteres. No conozco a nadie que haya tenido que pagar ISD por los regalos de boda. Normalmente son cantidades de dinero pequeñas, que van entre los 150€ y los 600€.  Y muchas veces esos importes se pasan por cuenta. Bien en ingresos en metálico o por transferencia en cuenta. 

Pero ojo, los bancos tienen la obligación de facilitar al Banco de España, la relación de cuentas con operativa e indicios por política de prevención de capitales y después se despacha al servicio correspondiente para que haga algún seguimiento especial o lo archive. 

¿Cuál es el problema? Pues que aunque a ti te parezca muy inocente el hecho de dar una cuenta en un banco para que varias personas hagan pequeños ingresos, en realidad estas llevando a cabo y puede que sin saberlo, un tipo de operativa que se utiliza para poner dinero negro en circulación e integrarlo en el sistema bancario. Una práctica que se conoce como pitufeo o smurfing. Por lo que los bancos también tienen que relacionar las cuentas con sumas de ingresos fraccionados, que al cierre mensual alcanzan los límites de control de ingresos o recepciones de transferencias. 

Si se pasasen por alto las cuentas que reciben ingresos con regalo de boda, los delincuentes que quieran blanquear dinero, estarían cada dos por tres celebrando bodas. No sé si me entiendes. 

De modo que controlarse se controlan las cuentas de las bodas. De hacer una cuenta para los regalos de boda, mejor que te paguen por transferencia y quede acreditado el origen del dinero. Si se hacen muchos ingresos en efectivo, ya te digo que la van a inspeccionar aunque a ti no te digan nada. Muchas veces los organizadores reales o ficticios de la boda, pueden repartir entre un grupo de invitados cierta cantidad de dinero en efectivo, para que engorden los ingresos con la excusa de la boda. Y blanquear cierta cantidad de dinero sin que llame demasiado la atención. 

Y no sabes lo avanzada que esta la informática para hacer seguimiento a cosas como estas y los medios de que dispone Hacienda para procesar esta información. 

A decir verdad, lo que busca Hacienda en las cuentas de boda, no es hacer tributar los regalos de boda en metálico. Sino controlar todo el negocio que se mueve alrededor de un enlace matrimonial y evitar el potencial fraude que pueden generar estas empresas y profesionales. 

Por eso un error muy importante que no debes cometer si no quieres tener problemas con Hacienda, es ingresar la suma de dinero de los sobres en cuenta después de la boda o tratar de pagar facturas del banquete, el fotógrafo, etc. De importes de más de 2.500€ en efectivo. 

Más de uno ha sacado el dinero del banco para no pagar comisión por la transferencia a la horade abonar los de servicios y se ha tenido que volver al banco a ingresarlo, para hacerla, porque el organizador del banquete le ha dicho que tiene que ser así. 

Hay mucha economía sumergida alrededor de las bodas y es una fuente fraude que a veces genera inspecciones, que pueden incluso a implicar que presentes todas las facturas de los servicios contratados y pagados para la boda. 

Así que no tires nada hasta que pasen cuatro años por si acaso. No sabes los quebraderos de cabeza que te pueden dar si tienes la mala suerte de que te abran una inspección y lleguen a ese detalle. Pero podría pasar. 

Ni que decir tiene, que si Hacienda tiene en el punto de mira y te han revisado la declaración de la renta o algo parecido, puedes tener más probabilidades de que te miren con detalle los movimientos por el tema de la boda, pero no te preocupes que es muy difícil que te hagan tributar por los regalos de boda

También te puede interesar:

2 comentarios:

  1. Dinero negro se mueve sin dificultad entre médicos y dentistas con consulta privada. ¿Alguien ha recibido una factura de un médico o un dentista?. Y después blanquean montando un negocio a un familiar. Hay miles de negocios "zombis" blanqueando dinero de profesionales liberales.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cada vez se controla más, pero todavía quedan rendijas en el sistema donde se genera mucha economía sumergida.

      El régimen de mólulos era y sigue siendo un coladero. Lo que pasa que hay otras formas indirectas que les permite detectar el fraude.

      Un saludo.

      Eliminar

Participa en la conversación y déjame un comentario.

Con la tecnología de Blogger.