Dónde invertir en inmuebles en España


invertir-en-inmuebles


Si piensas que para lo que te pagan en el banco por tus ahorros, es mejor invertir en inmuebles, coincides con una gran mayoría de ahorradores conservadores.

Una vez más, años después de la crisis financiera e inmobiliaria, invertir en ladrillo está de moda. Pero no todo vale. No es lo mismo comprar un piso en Soria que comprarlo en Bilbao, especialmente cuando hablamos de invertir en vivienda. 

Son muchos los factores que influyen a la hora de seleccionar un buen activo inmobiliario para invertir. El stock de pisos en venta en Barcelona y Madrid, representan prácticamente el 20% de la oferta total pisos de segunda mano a la venta en España. 

Y es precisamente en esas dos provincias donde se encuentran mejores oportunidades para invertir en inmuebles y las ciudades favoritas de la mayoría de inversores. Pero lógicamente, dentro de esa gran oferta, no todos son aptos para comprar buscando obtener un rendimiento. 

Las estadísticas arrojan, que ya llevamos varios meses consecutivos en los que se han incrementado las transmisiones de viviendas de segunda mano. No obstante se tiende a una estabilización de precios. Con bajadas puntuales según zonas y activos inmobiliarios. Pero donde también se ven incrementos de valor en algunas zonas de las principales capitales de España. 

Una buena referencia de lo que puede ser un buen inmueble para invertir, es la que puedes tomar de las nuevas tendencias de las nuevas promociones que están haciendo algunas de las constructoras que han sobrevivido a la crisis o que se han refundado. 

invertir-en-ladrilloAlgunas de estas promociones de obra nueva, se están llevando bajo los criterios marcados por los resultados de un estudio de mercado, que revela que es lo valoran los nuevos compradores potenciales en la actualidad. 

Y es que si antes de la crisis se construía buscando la mayor edificabilidad del terreno, ahora han decidido adaptarse a las necesidades de los compradores, que demandan espacios más amplios, cocinas más grandes para su uso diario, una mejor distribución, calidad en los acabados y ubicaciones provistas de servicios. 

Esto unido a un ajuste en los precios de venta, de acuerdo con la situación actual de mercado, les está permitiendo vender más y hacerlo sobre plano. Y la sorpresa está siendo que la demanda de este tipo de inmuebles, es tan alta, que están proyectando nuevas fases a precios más elevados. 

Por lo tanto si se quiere invertir en inmuebles con potencial de rentabilidad, las viviendas usadas que contengan las características, de los activos que más se están vendiendo en estos momentos o invertir en estas nuevas promociones, son a priori una oportunidad de compra sostenida por la creciente demanda.

La vivienda de costa sin embargo, no es una buena opción ni el norte de España, ni en el Levante. Ya que a pesar de que rusos, chinos y ciudadanos europeos de países con mayor poder adquisitivo, estaban alimentando la demanda en estas zonas, ahora se ha visto frenada por la incertidumbre política en España y eventos no previstos como el Brexit. 

Además de ciertas zonas en Madrid y Barcelona, así como otras grandes ciudades, también puede ser una buena alternativa invertir en inmuebles para reformar, seleccionándolos por la ubicación. 

Muchos cascos históricos y zonas céntricas están plagados de viejos edificios, que cohabitan con la reconstrucción y reforma de inmuebles, respetando históricas fachadas. Hace muchos años que esas zonas de las ciudades, dejaron de ser en focos marginales donde nadie quería vivir, para dar paso a entornos renovados. Creando barrios bohemios, con mucha vida y demandados gente joven que desea tener una vivienda en un lugar excepcionalmente ubicado. 

Por esa razón también pueden ser una buena inversión, ya que mantienen un nivel de demanda por encima de la media tanto para compra como para alquiler. 

Aún sigue existiendo un elevado volumen de inmuebles sin vender, que tienen poco más valor que el suelo que ocupan. Y aunque es verdad que la pirámide poblacional invita a pensar en un menor número de compradores potenciales con los años, gran parte de ese stock de inmuebles, no forma realmente parte de la oferta que les puede interesar. 

En definitiva, invertir en inmuebles puede ser en la actualidad, una buena forma poner a trabajar el dinero. Pero nunca volverá a ser como en los años antes de la crisis, donde se vendía todo y a cualquier precio. 

También te puede interesar:

No hay comentarios

Participa en la conversación y déjame un comentario.

Con la tecnología de Blogger.