Cómo presentar una declaración complementaria y subsanar errores en la Renta


Somos humanos y cometemos errores. Afortunadamente en la vida todo tiene remedio excepto la muerte. Si después de presentar la declaración de la renta en plazo, te has dado cuenta de un error o se te olvido incluir algún dato o información, puedes rectificar la declaración de la renta presentada con una declaración complementaria

decalracion-complementaria
Hacienda no entiende de excusas, de modo que si te has dado cuenta del fallo corrígelo cuanto antes y por iniciativa propia, que te saldrá más barato. 

Habrá veces que se te escapar donde está el fallo y será Hacienda quien te haga la propuesta de liquidación que considera correcta. Otras, aunque hayas dejado la declaración de impuestos en manos de un asesor fiscal, también puede haber cometido errores. A veces porque no le facilitaste toda la información necesaria o porque el asesor que escogiste estaba hasta arriba de trabajo y te hizo la declaración deprisa y corriendo o simplemente la hizo mal sin más. 

De todos modos, no todas las rectificaciones de la declaración de la renta, se corrigen de la misma forma. La declaración complementaria sólo debe presentarse, si del error u omisión de información, resulta una cantidad a devolver inferior o te toca a pagar un poco más. En ocasiones también tendrás que presentar una declaración complementaria por causas ajenas a ti. Como por ejemplo, la percepción de atrasos de rendimientos de trabajo. Veamos cómo se hace. 

Siempre que haya habido un perjuicio para la Administración, por la pérdida de una deducción, por no presentar una declaración informativa, por la pérdida de la exención fiscal por reinversión en vivienda, atrasos de rendimientos de trabajo imputables a otros ejercicios y un sinfín de supuestos más, tendrás que presentar una declaración complementaria

Si el error es en tu contra el procedimiento para rectificarlo, es diferente. 

Para la subsanación de la declaración presentada, tienes que rehacer la declaración de la renta, con los datos omitidos o con la corrección de los errores, para recalcular la autoliquidación. 

Para hacerlo, necesitarás el programa PADRE del ejercicio fiscal correspondiente. A veces toca hacer la declaración complementaria de rentas de hace tres o cuatro años atrás. En AEAT te puedes descargar las versiones anteriores del programa o tal vez lo tengas instalado en tu ordenador. A malas, los asesores fiscales suelen conservar una versión de los programas y los ficheros presentados. Así que esa puede ser otra opción. 

En función de la causa que motive la declaración complementaria tendrás que marcar la casilla correspondiente (120, 121, 122 o 123) y hacer la declaración como otra cualquiera. 

El programa, te pedirá también cual fue el resultado de la declaración de la renta que estas sustituyendo. En función de lo marcado y del resultado de la autoliquidación, en la regularización habrá que ingresar la cantidad que corresponda, si como consecuencia de la declaración complementaria la cantidad a pagar es mayor o la devolución que procede es menor.



Dependiendo de cuando se realice la subsanación y a que concepto, puede que corresponda además el ingreso de los intereses de demora correspondientes. 

Recuerda que tienen que rehacer la declaración en la misma modalidad en la que la presentaste. Si se trata de conjunta con junta o en su caso individual.

Si has detectado un erro a tu favor, no te hagas el despistado y regularízalo presentando la declaración complementaria. Hacienda no puede controlar el 100% de los casos y hay personas a las que igual no las pillan, pero mejor no te arriesgues que las consecuencias pueden ser peores. Si no tienes claro como presentar una declaración sustitutiva, te recomiendo que acudas a un profesional, que para eso están. 

También te puede interesar:

1 comentario:

  1. Hola!! Yo hice una declaración complementaria, pero hacienda me ha devuelto el importe de la primera. Que he de hacer, si el importe de la complementaria era menor?

    ResponderEliminar

Participa en la conversación y déjame un comentario.

Con la tecnología de Blogger.