Cinco lecciones de Jesse Livermore para invertir en bolsa


Si hicieses una encuesta entre los traders mas importantes del mundo, pidiéndoles que recomienden un libro de bolsa de indispensable lectura para llegar a ser un buen inversor, es muy probable que la mayoría te dijese que debes leer “Memorias de un operador de bolsa”. Editado y revisado por  Edwin LeFevre, el libro es supuestamente una novela sobre un trader ficticio llamado Larry Livingstone, escrita por el propio Jesse Livermore y donde en realidad relata su vida y experiencias.  Jesse Livermore es considerado hoy día uno de los especuladores mas grandes de la historia.

Jesse Livermore
Seguro que has escuchado alguna vez eso de que “la tendencia es tu amiga”. Muchas de las lecciones que pueden sacarse de la lectura de este libro, son bien conocidas por los inversores experimentados. Ya en su época hablaba de emplear stop loss o de invertir siguiendo la tendencia principal y nunca ir contra el mercado, pues este siempre tiene razón.  

Casi cualquier persona puede lanzarse a comprar acciones en el mercado, pero es la psicología del inversor, la que hace del trading una de las disciplinas mas difíciles.

Memorias de un operador de bolsa” es un libro de lectura obligada para cualquier inversor que quiera comenzar a especular en bolsa. Contiene un buen puñado de consejos y desgrana de forma sencilla las principales trampas del mercado a las que un inversor debe estar alerta. Aquí te dejo algunas de sus lecciones. 

  •      Hay que aprender a perder
 Livermore a través de su personaje de ficción (Livingstone) relata algunos errores que le costaron mucho dinero, pero que sin embargo le ayudaron a aprender.

“No hay nada como perder todo el dinero en bolsa para aprender lo que no hay que hacer. Y cuando sepas lo que no se debe hacer para perder dinero, ya puedes comenzar a aprender lo que hay que hacer para ganarlo”.  

De los ganadores se puede aprender poco, pero de los perdedores se pueden aprender lecciones que valen para toda la vida.

  •             Aprender a ser pacientes

Después años de un duro, largo y salvaje viaje en el mercado, lleno de altos y bajos como especulador, Livermore creía haber encontrado el secreto del éxito. Lógicamente alterado por el descubrimiento, Livermore compartía su secreto diciendo:

“Después de toda una vida en Wall Street, ganado y perdiendo millones de dólares quiero decirte que nunca pensé que encontraría el gran dinero. Sin embargo siempre estuvo ahí. Si quieres conseguirlo, debes aprender a ser paciente” 

Y añadió, “He conocido muchos inversores que estaban en el lugar adecuado, en el momento preciso, que comenzaron comparando y vendiendo acciones cuando los precios de las acciones alcanzaban sus máximos. Y consiguieron grandes beneficios. Sin embargo, esta experiencia no es compatible con la mía. Esos inversores que ganaron dinero en un mercado alcista, no encontraron el gran dinero. Es poco común encontrar un inversor con éxito que gane en un mercado alcista y a la vez sepa ser paciente. Esta es una de las cosas más difíciles de aprender. Hasta que un inversor no aprenda esto, no podrá encontrar el gran dinero”

  •        Aprende a cortar las perdidas 

De todas las lecciones del mercado, materializar una pérdida es una de las lecciones mas difíciles  de aprender para la mayoría de los inversores. Tal vez porque necesitan tener razón o porque se niegan a admitir un error, muchos inversores se resisten a vender cuando pierden dinero.

Livermore se decía a si mismo que tenía que cortar las perdidas y dejar correr las ganancias. A pesar lo evidente de esta sencilla regla, Livermore, se sorprendía a si mismo haciendo lo contrario en mas de una ocasión.

Livermore decía, “Una pérdida nunca vuelve a molestarte una vez materializada. Una vez hecha, al día siguiente esta olvidada. Sin embargo mantener una pérdida, te daña tu bolsillo y también tu alma”

  •        Estudia los fundamentales del mercado y su tendencia

Gran parte del éxito de Livermore procedía de estudiar las acciones, al resto de inversores y las condiciones generales del mercado. Livermore, afirmaba que esto es esencial para poder invertir en bolsa. Sin identificar los motivos que hacen que surja un gran mercado bajista o alcista o sin saber distinguir la tendencia principal, es imposible pretender ganar dinero en la bolsa. Nuevamente y a pesar de lo evidente, a Livermore le llevó bastante tiempo darse cuenta de esta sencilla regla, que le servía para poner en su favor las probabilidades de ganar dinero en bolsa.

  •        Aprende, cómo y cuando comprar y vender tus acciones

Livermore, explicaba que uno de sus métodos para comprar acciones, era comprar tan pronto le fuera posible, cuando una acción marcaba nuevos máximos. Livermore solía decir, que comprar en un mercado alcista, era la forma más sencilla de acertar comprando. 

La clave por tanto, no era intentar comprar lo mas barato posible esperando acertar con el momento en que el mercado se diese la vuelta, para luego vender alto. Normalmente este método fallaba, pues las caídas continuaban. Livermore decía, que los precios se movían arriba o abajo en función de los soportes y resistencias que los precios iban encontrando en su camino.

En general, a pesar de la simplicidad de sus métodos, Livermore advertía, que aunque sonase fácil, un inversor siempre tiene que estar atento y controlar sus impulsos naturales. Como el miedo, la esperanza o la codicia. 

Jesse Livermore fue una auténtica leyenda de su tiempo. A pesar de que el libró se publicó por primera vez en 1923, muchas de las lecciones incluidas en él se usan hoy día.

1 comentario:

  1. El libro de Jesse Livermore es por cierto indispensable para quién desea investir en Bolsa. Lo leí y se enteró de mí a controler mis impulsos (entr ' otros) lo que es obligatorio con el fin de evaluar los riesgos y proteger las inversiones.

    ResponderEliminar

Participa en la conversación y déjame un comentario.

Con la tecnología de Blogger.