Matías Rodríguez Inciarte en el Foro Nuevo Siglo


J.M.Rebolleda saluda a M.Rodríguez (Foto: A.Quintero)

El pasado 3 de noviembre, AhorroCapital tuvo la oportunidad de asistir en Valladolid al Foro de opinión Nuevo Siglo, en el que Matías Rodríguez Inciarte (Tercer vicepresidente del Banco Santander y Presidente de la Fundación Príncipe de Asturias), ofreció una conferencia sobre “Los nuevos retos del sistema financiero español y de la economía internacional”.
Rodríguez Inciarte analizó en su presentación la situación económica actual, abordando las razones, soluciones y los retos a los que debe de enfrentarse el sistema financiero español y que a continuación os resumimos.


En cuanto a la situación actual del sistema financiero, Rodríguez Inciarte considera que gracias a Basilea III se han mejorado notablemente los requerimientos de capital. Se va avanzando por tanto en la mejora de la liquidez del sistema, pero siguen pesando el problema fiscal y el desequilibrio entre los países con déficit y superávit.
A medida que ha ido avanzando el 2011, se han ido deteriorando las perspectivas para el 2012. Poniendo de manifiesto un ritmo de desaceleración de la economía, sin que se considere haber entrado en recesión. En referencia a los años más duros de la crisis, comentó que si bien en 2008-2009 muchos de las principales economías tuvieron crecimientos negativos, a nivel mundial seguimos creciendo gracias a países como India y China. (Tasa media de cto. Mundial 4%)
En cuanto a las razones que pueden habernos llevado a esta tendencia a la baja Matías Rodríguez Inciarte, identificó tres motivos:
1.      Sostenibilidad en el tiempo de financiación a tipos de interés elevados
2.      Menor confianza
3.      Respuesta política lenta y limitada ante la crisis
Reconoce que es cierto que ha habido una respuesta amplia para afrontar los problemas, pero con poca intensidad. Y que la solución pasa por resolver y afrontar las siguientes cuestiones:
·    Dar una solución al problema griego
·    Definir, concretar la cuantía y el mecanismo de actuación del Fondo Europeo de estabilidad financiera (EFSF)
·    Recapitalizar a la banca
Por todo ello valoró positivamente la decisión por parte del BCE de bajar tipos de interés, que se conoció esa misma tarde. Ya que considera necesaria una política económica expansiva más agresiva que contrarreste las políticas fiscales restrictivas que se están aplicando en algunos países. Fundamentalmente a fin de evitar el peor de los escenarios que supondría entrar en recesión. Ya que esto implica que habría más paro y por tanto un mayor gasto público.
Rodríguez Inciarte hacía también una valoración sobre los 26.000 millones de euros que se exigen para la recapitalización de la banca española y que considera injustos. Ya que a pesar de que los bancos afectados no iban a tener ningún problema en su cumplimiento (gracias también al cómputo de las obligaciones convertibles) es una medida que lastra la recuperación económica en España. No ve justificado que en proporción se nos pida más dinero que a los propios griegos, cuando la exposición a deuda soberana es reducida.
Sin duda una  medida que nos va a situar en una posición retrasada respecto al resto de los países y que merma la confianza en nuestro sistema financiero. Un sistema financiero que se tiene que desenvolver en un entorno económico con los siguientes desequilibrios:
1.      Apalancamiento de las familias españolas. Es necesario un ajuste.
2.      Viviendas iniciadas en fuerte descenso.
3.      El stock de viviendas necesitará hasta 2017 para absorberse.
4.      Corregir y limitar el endeudamiento del sector público. El déficit público que aqueja el Estado y las Autonomías es insostenible.
Con todo ello condensa en tres los retos a los que debe enfrentarse el sistema financiero español.
·    Reducción de los márgenes en el negocio bancario. El descenso en la concesión de créditos, unido a un encarecimiento de la adquisición de la materia prima (el dinero), hace que la diferencia entre la cartera de créditos y los recursos captados se estrechen notablemente, mermando los beneficios.
·    Problema de la calidad de los activos. Garantías, inmuebles recogidos en balance y depreciación de los mismos.
·    Problema del coste de financiación y liquidez en el sistema.
El crecimiento negativo en términos relativos de la economía internacional, una creciente morosidad, grandes posiciones de riesgo en balance (inmobiliario, promoción, deuda soberana), conducen de forma inequívoca a un ajuste en el modelo de negocio bancario.
Matiza sin embargo que la deuda soberana que siempre ha sido un activo seguro y que ahora preocupa tanto, hoy día no representa más de un 6,1% en el balance global del sistema financiero. Por lo que los riesgos son limitados. Si bien matiza que las cifras de 17.000 millones de euros (1,7% s/PIB) que suman el FROB I y FROB II representan un esfuerzo público bajo, en relación con el que ha sido necesario realizar en otros países como Irlanda (40% s/PIB).
Por otro lado Rodríguez Inciarte identifica cuatro fases en la evolución del bono español a 10 años y su diferencial sobre el bund alemán. Y considera ilógicos los mas de 300pb actuales que condicionan no sólo los costes de financiación del Estado sino de cualquier pyme o gran empresa española. Con un diferencial de 150pb las cosas volverían a la normalidad, añadió.
Así mismo subrayó que es necesario un ajuste de la capacidad instalada en el negocio bancario, que sea proporcional al negocio y al crecimiento del crédito. Recordaba que desde 1990 las sucursales bancarias en España se habían doblado hasta 2007. En inevitable y necesario una redimensión del negocio. Donde ya se ha avanzado mucho en el ámbito de las cajas, pero donde todavía queda mucho por hacer.

Rodríguez Inciarte sintetizaba de esta forma los retos del sistema financiero y la economía internacional:
·         Bajo crecimiento de los países
·         Afecta al volumen de negocio
·         Agravamiento de la crisis de deuda soberana
·         Actuaciones de la UE determinantes para calmar al situación
·         Resultados sometidos a presión
En general Matías Rodríguez Inciarte quiso despedirse de su ponencia en el Foro de opinión Nuevo Siglo, trasmitiendo un mensaje de optimismo. Quizá por trayectoria personal y al haber sido ministro de Calvo Sotelo, en un momento en el que las cosas para España eran mucho peores que ahora (Inflación 26%, elevado paro, aislamiento internacional), cree que España está capacitada para superar con éxito la situación actual. “Europa es un proyecto demasiado importante como para echarlo por la borda por problemas como los actuales” dijo. “Hace falta un 'shock' de confianza, que la gente vea que existe un horizonte, que las cosas pueden cambiar” concluyó.

No hay comentarios

Participa en la conversación y déjame un comentario.

Con la tecnología de Blogger.