Header Ads

Planificación financiera personal | Ahorrar para imprevistos

Tras algo más de cuatro años de crisis muchos hogares se las ven y las desean para mantener a flote su economía familiar. El pago de la hipoteca, los recibos, la guardería de los niños… son muchas las obligaciones. La economía doméstica nos preocupa.
El miedo a enfrentarse a una situación de apuro económico es algo que afecta a mucha gente, especialmente en los tiempos de crisis que vivimos. Según el barómetro del mes de julio realizado por Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), el paro es con diferencia el problema que más preocupa a los españoles, seguido de los problemas de índole económica.
Por este motivo ahora más que nunca debemos de atar en corto los gastos y analizar la situación de nuestras finanzas personales realizando un presupuesto de nuestros gastos básicos. En el afortunado caso de aquellas familias que cuenten con suficiente capacidad económica para cubrir sus gastos y generar ahorro mes a mes, deben incluir de inmediato en su presupuesto mensual una cantidad de dinero destinada a formar un fondo de ahorro para imprevistos.



Un problema de salud,  una avería, una derrama, una multa… los gastos imprevistos que pueden ocurrir son innumerables. La primera pregunta que debe uno hacerse, es si podría soportar un gasto extra sin recurrir a financiación o a echar mano de otros ahorros destinados a otros fines. Para evitar perder el control sobre nuestra economía personal, debemos de ir acumulando un capital equivalente al menos a los gastos básicos para 6 meses.
Si se cuenta con un capital ahorrado previamente, podemos destinar una parte para empezar y obligarnos a separar cantidades más pequeñas mes a mes hasta completarlo. En el caso que se parta de cero, la cantidad ahorro mensual dependerá los ingresos regulares y del planning de pagos que se tenga. No todos los meses los gastos son iguales, pero se intentará siempre cumplir con una cuota fija constante. El objetivo es alcanzar cuanto antes cierta seguridad financiera mediante el ahorro.
Otro punto importante a matizar son las características que debe de tener la forma de ahorro escogida para ese fondo de ahorro para imprevistos.
Dado que se trata de un dinero que podríamos necesitar en cualquier momento, es necesario que el dinero se invierta en un producto líquido.
Por otra parte, dado que se trata de un ahorro periódico, la forma de ahorro debe de ser flexible y pudiendo añadir las cantidades que mensualmente se consiga ahorrar.
Se trata de un capital para proporcionarnos seguridad financiera ante una emergencia, no se debe colocar ese ahorro en productos de riesgo. Dado que con este dinero vamos a asumir un riesgo nulo o muy bajo y tenemos preferencia por la liquidez, el objetivo de rentabilidad será a lo sumo el de la inflación. De este modo evitaremos perder poder adquisitivo en el capital ahorrado.
Las alternativas de inversión que mejor encajan con estas características, son los planes de ahorro, las cuentas remuneradas y los fondos de inversión monetarios o de tesorería. No es conveniente guardar el dinero en efectivo en casa o cajas de seguridad.
Hay que revisar cada cierto tiempo el presupuesto familiar, los gastos y el planning de pagos pues pueden variar y la cantidad de ahorro podría precisar de un ajuste.
Existen muchos programas gratuitos de contabilidad domestica que pueden ayudarnos a tener un control mas exhaustivo de las finanzas personales. Easy cash money para descargar y en inglés o algunas aplicaciones online como Contamoney  son algunas opciones. No obstante una sencilla hoja Excel puede bastar. Si no manejáis Excel con soltura os recomiendo esta de Artemio de Plantillas-Excel completamente gratuita. Y también puedes aprovechar el curso gratuito de Preahorro para ahorrar más y mejorar tu libertad financiera.
Tambien te puede interesar:

2 comentarios:

  1. Un buen consejo en favor de las finanzas personales es crear un "fondo de contingencias", sin embargo, la mayoría de las personas no llevan un control del gasto diario, lo cual finalmente se traduce en la supuesta imposibilidad de ahorrar.

    ResponderEliminar
  2. Lo cierto es que una buena planificación financiera para el ahorro comienza con un buen presupuesto y control del gasto.

    ResponderEliminar

Participa en la conversación y déjame un comentario.

Con la tecnología de Blogger.