OBLIGACIONES BONIFICADAS AUDASA | ALERNATIVA DE INVERSIÓN RENTABLE

A pesar de la intervención del Gobierno de España en el mercado de los depósitos bancarios, estableciendo un tope del 3,137% para los depósitos iguales o superiores a un año, la guerra entre las entidades por captar el dinero de los ahorradores continuará. Claro que presumiblemente a tipos de interés más bajos.
            Ante esto el inversor conservador debe saber que hay vida más allá de los plazos fijos. Y que puede encontrar alternativas de inversión rentables muy interesantes. Una de estas oportunidades son las obligaciones de Autopistas del Atlántico, Audasa. Recientemente amortizaron 66,1 millones de euros de deuda vencida que financiaron con una nueva emisión el 25 de mayo y que salía con una rentabilidad por cupón del 6%.
            Estas obligaciones cuentan con una peculiaridad que permite a los tenedores de la deuda obtener una rentabilidad financiero-fiscal del 7,68%, que desde mi punto de vista es donde tiene su principal atractivo.

             Audasa es una filial del Grupo Itínere. Si con esto no aclaro gran cosa, añadiré que es la empresa encargada de explotar la concesión administrativa de la autopista de peaje que une Ferrol y Tui. Esta autopista de 219,6Km, se abrió al tráfico en 1979. Lo bueno de esta emisión de deuda, es que aparte de su cupón del 6% se beneficia de una ley de mayo de 1972 de construcción, explotación y  conservación de autopistas en régimen de concesión, que otorga una ventaja fiscal a las emisiones de deuda con esta finalidad.
            Si la retención habitual en el cobro de los intereses de cualquier otro producto es del 19%, las de las obligaciones de Audasa tienen una bonificación fiscal del 95%, reteniéndose tan sólo un 1,2%. Pero no sólo eso, en la declaración del IRPF los obligacionistas se pueden deducir hasta el 24% de los intereses brutos.
            Veámoslo con un ejemplo. Si yo tengo 10.000€ en obligaciones de Audasa, al cobro del cupón recibiré 600€ de intereses brutos y me practicarán una retención de 7,2€. Luego cobro netos 592,8€. En la declaración de la renta, se declara como si nos hubiesen retenido 144€. Si los bonos no gozasen de bonificación tendrían que haberse retenido 114€, es decir el 19%. Por lo que la diferencia entre el 24% y 19%, es decir entre 144 y 114, que es de 30€ hay que sumarla a nuestra ganancia neta, lo que da un total de 622,8€.
            Para que con cualquier otro producto cobremos un neto de 622,8€ sobre 10.000€, nos tendrían que haber pagado 768,88€, que es de donde sale el 7,68% de rentabilidad financiero fiscal.
            Estas obligaciones a 10 años se emiten en títulos de 500€ y se identifica con el ISIN ES0211839172 (existen otras 4 emisiones vivas), pudiendo comprarse y venderse en el mercado de deuda anotada AIAF a partir del 30 de junio. No obstante no está garantizada la liquidez.
            Otro aspecto a  considerar son los riesgos asociados ya que de ninguna manera se puede equiparar a los depósitos a plazo fijo. Aquí existe entre otros el riesgo del emisor y el de la evolución del tráfico de la autopista. No obstante el año pasado ganó 66,6 millones de euros. Y la emisión está garantizada subsidiariamente por ENA Infraestructuras. Otra pega es que la emisión no tiene rating.
            De cualquier modo me parece una buena alternativa a considerar para una cartera de ahorro-inversión bien diversificada.

También te puede interesar:

No hay comentarios

Participa en la conversación y déjame un comentario.

Con la tecnología de Blogger.