-->

lunes, 9 de mayo de 2016

Widgets

Cómo tener todas tus tarjetas financieras en una sola


tarjeta-unica

¿Te imaginas poder llevar encima un número ilimitado de tarjetas en una sola? Sólo por el hecho de ahorrar espacio en la cartera sería un gran invento. Porque al final entre tarjetas de fidelización y tarjetas financieras, se hace imposible llevarlas todas encima.  

Pero esto que te cuento no es ciencia ficción. Existe y además hay un montón de empresas que han desarrollado su tarjeta única para gobernarlas a todas. El caso es que ya había oído algo hace tiempo sobre esto cuando salió Stocard, pero recientemente leí un artículo sobre las fintech y como los grandes gigantes tecnológicos como Google, Amazon, Facebook o Apple pueden ser una amenaza para el negocio de los bancos. 

Y al hilo de esto, se mencionaba a Imagine Curve. Una start-up inglesa que había creado una tarjeta única para gestionar todas las tarjetas financieras en una

Razón por la cual decidí indagar un poco más sobre el tema y descubrí que existen ya muchas alternativas de tarjetas universales que no conocía. Y es que posiblemente la mayor transformación de los servicios bancarios que viviremos en un futuro próximo,  puede venir de aplicaciones de uso abierto que releguen a un segundo plano las marcas de los bancos. Aunque esto, no es necesariamente una amenaza. Te explico cómo funcionan algunas de las tarjetas all in one que existen actualmente en el mercado. 

Como te decía, creo que el mayor cambio que veremos en servicios bancarios, estará relacionado con medios de pago y envío de dinero. Y probablemente serán aplicaciones de uso abierto, las que sustituirán a los medios tradicionales de la banca. Un poco como ha ocurrido con el impacto que ha tenido WhatsApp o Line en el mundo de la telecomunicaciones. 

Empiezo por la startup británica Imagine Curve. Por lo que he visto se trata de una tarjeta única que vinculada a una aplicación móvil, permite llevarlas todas encima y seleccionar desde el móvil con que tarjeta quieres pagar en cada momento. Teniendo además un control detallado de los gastos. En realidad funciona como una tarjeta prepago Mastercard. 

Tiene la ventaja de que puedes usarla en cualquier parte del mundo sin comisiones y con tipos de cambio por moneda extranjera ultra bajos. En zona euro se pagan cero comisiones y lógicamente no hay costes de divisa. Y además tiene la gran ventaja de que podrás pagar con tarjetas AMEX en cualquier sitio donde sean aceptadas las tarjetas Mastercard. 

imagine-curve

La tarjeta Curve tiene el aspecto de una tarjeta normal cualquiera. Sirve para sacar dinero de los cajeros de cualquier banco y funciona tanto como tarjeta con PIN como por sistema de lectura de banda magnética o sistema contactless

Puedes añadir tarjetas a la aplicación móvil con la cama de tu Smartphone o de forma manual. Y mantiene los estándares de seguridad de cualquier medio de pago de cualquier banco. 

Lógicamente todos los beneficios de la Curve Card no son gratis. Si no de que iba a vivir la empresa que ha inventado esto. Y ofrece dos modalidades, la Curve Blue por 35 libras esterlinas o la Curve Black por 75 libras. Al parecer tienen un sistema de recompensa o puntos del que desconozco los beneficios. Eso sí, al utilizar tus tarjetas a través de la curve card, cada pago que haces también cuenta para los puntos o ventajas que tengas en el banco emisor de la tarjeta original. 

La mayoría de empresas que han lanzado o desarrollado una tarjeta única o universal, llevan muy poco en el mercado o están en fase de preventa y lanzamiento. Por eso es posible que no sepas nada de todo esto. 


Una de las que tiene previsto lanzar sus servicios para este verano es Swyp Card. La finalidad es la misma, solo que en este caso la propia tarjeta es un dispositivo tan fino como una tarjeta convencional, que permite seleccionar  con un botón con que tarjeta quieres pagar. También se controla desde una App móvil. Pero en este caso, además de las financieras, también permite almacenar tarjetas de fidelidad.

Otras más veteranas dentro de lo novedoso del servicio, son la tarjeta Coin que cuesta 99$ o la Plastc que es la más cara, 155$. Esta última permite almacenar hasta 20 tarjetas ya sean financieras o de fidelidad y tiene una pantalla táctil de tinta electrónica. Cómo dispositivo electrónico que es, necesita recargar su batería y lo hace a través de una alfombrilla de inducción de electricidad inalámbrica. Todo una cosa muy moderna, de ahí supongo que vendrá su precio. 


Por lo que he podido ver, además de las ya mencionadas hay otra startup que se ha animado con las tarjetas bancarias universales, la Stratos Card. Que cuesta 95$ y funciona como un servicio de suscripción.

stratos

De todas las alternativas posibles, las pegas principales las veo en la recarga de batería en aquellas tarjetas universales que zona la vez dispositivo electrónico y los fallos que pueden dar a la hora de pagar. 

También me gustaría ver la cara que ponen en algunos comercios cuando sueltas una de estas para pagar, pero por otro lado me parece un sistema discreto, ya que no exhibes la marca del banco o el tipo de tarjeta con la que pagas.

A mí la tarjeta única o universal, me parece algo práctico. Aunque no sé la vida efectiva que puede llegar a tener el invento. Ya que posiblemente, sean directamente los dispositivos móviles, los que sustituyan y terminen de matar al dinero de plástico.  

No sé, a ti que te parece ¿crees que la tarjeta bancaria universal es un buen invento? ¿Piensas que el móvil va a sustituir al dinero de plástico como medio de pago? 

También te puede interesar:

1 comentario :

  1. Tienes razón ,además si pierdes la tarjeta es mas fácil darlas de baja.

    ResponderEliminar

Participa en la conversación y déjame un comentario.