-->

miércoles, 16 de diciembre de 2015

Widgets

Ventajas de ahorrar para la jubilación usando el dollar cost averaging



dollar-cost-averaging

Una de las principales críticas a la hora de valorar los planes de pensiones como vehículo para ahorrar de cara a la jubilación, es la rentabilidad. 

Históricamente pocos planes y fondos de pensiones han batido a largo plazo a los índices con los que se comparaban o intentaban superar. Es verdad que razones que lo explican, puede haber muchas. Cambios de gestores, fusiones de fondos y planes a lo largo de los años, el volumen del patrimonio gestionado etc. 

Sea como fuere, si destinas parte de tu dinero para ahorrar para la jubilación invirtiendo en planes de pensiones, lo que te interesa es capitalizar ese dinero a largo plazo. 

Pues bien, te voy a proporcionar algunas ideas basadas en la estrategia del dollar cost averaging, que pueden ayudarte a mejorar los resultados de tu ahorro a largo plazo para la jubilación. 

Una de las primeras cosas que debes tener clara de cara al ahorro para complementar la pensión cuando te jubiles, es que cuando antes empieces mejor. El esfuerzo para llegar a la cifra objetivo que completa tus necesidades de renta cuando te jubiles será menor. Y además por el efecto capitalización, conseguirás incrementar los rendimientos fácilmente. 

Por otro lado, el hecho de asignar a una inversión un horizonte temporal de muy largo plazo, como puede ser el de destinar parte del dinero que ganas todos los año al ahorro para la edad de retiro, te permite asumir riesgos más altos. 

Esto es así porque la volatilidad estadísticamente se minimiza en plazos muy largos. Todo el ruido de mercado que en unos pocos meses puede provocar rangos de fluctuación en un índice de un 25% o 30%, se disipan con el tiempo. Con lo cual cuanto más largo sea el plazo de inversión y más joven seas, más riesgo o con más porcentaje en bolsa, puedes elegir tu plan de pensiones.  

Por otro lado está la absurda costumbre que tenemos, de aportar a los planes de pensiones a final de año. Mucha gente apura al último momento del año para decidir cuanto invertir. 

Esa rutina y la arbitrariedad de precios que pueden tener los mercados en el momento en que decides meter tu dinero al plan de pensiones, plantea un problema. Y es que el precio de las participaciones puede que sea elevado. Algo que condiciona notablemente las rentabilidades de una inversión. 

Muchas entidades que disponen de servicios personalizados de asesoramiento financiero-fiscal para patrimonios como Banco Mediolanum, recomiendan a sus clientes seguir la estrategia del dollar cost averaging para establecer sus aportaciones a planes de pensiones. Este sistema de inversión, consiste en establecer una cantidad de dinero fija, para invertir en un activo de forma recurrente.

En este caso, el familly banker o consejero experto, me explicaba que de este modo se conseguían dos beneficios claros. 

En primer lugar si se hacen las aportaciones a planes de pensiones mes a mes con una cantidad fija, se minimizan las subidas y bajadas en la valoración del plan. De tal forma que, cuando hay periodos bajistas, con el mismo importe se compran más participaciones. Y de ese modo se obtiene un precio medio que reduce los riesgos de la inversión. Pero no se está sujeto a la arbitrariedad de la situación de mercado, en la que se hace una aportación aislada.

Y de otro lado, lo que se consigue con el ahorro sistemático, es que se facilita el esfuerzo del ahorro. Es mucho más cómodo aportar pequeñas cantidades mes a mes, que meter de golpe un importe, que puede coincidir con un imprevisto y comprometer nuestras finanzas en un momento dado. 

Al final hay que entender que los mercados a largo plazo varían de forma aleatoria. Y que en periodos de inversión de 10, 20 o 30 años, es imposible hacer predicciones. Por lo que lo más sencillo es sistematizar la inversión con un método como el DCA y dejar de intentar adivinar qué hará la bolsa a cada momento. 

Si hay una cosa que hemos aprendido con el estudio de los datos pasados de los mercados, es que los valores de las acciones y la bolsa por extremos que lleguen a ser, con el tiempo tienden a converger a la media. 

De modo que el dollar cost averaging se adapta de forma excelente a los movimientos aleatorios de un plan de pensiones que invierte fundamentalmente en renta variable. Y elimina el efecto psicológico de tener que tomar decisiones de aportación o inversión, al hacerlo de forma automatizada con cantidades constantes. 

Y todo eso debería ayudarte a que al final, el resultado y la rentabilidad de tu plan de pensiones sea mejor a largo plazo. 

Recuerda que si intentas adivinar qué hará la bolsa y estás constantemente traspasado tu posición de riesgo a no riesgo o tratando de acertar el momento en que más bajo esta el mercado para hacer tu aportación, te perderás los mejores días de subida. Y al hacerlo, perderás gran parte de la rentabilidad de tu inversión. 

¿Qué me dices? ¿Habías oído hablar del dollar cost averaging? ¿Eres de los que espera hasta el último momento para hacer sus aportaciones a planes de pensiones? ¿Cómo inviertes para tu jubilación?

También te puede interesar:

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Participa en la conversación y déjame un comentario.