-->

jueves, 5 de noviembre de 2015

Widgets

3 cosas que tu bróker no quiere que sepas sobre invertir a largo plazo

invertir-a-largo-plazo

Lo más cerca que has estado de invertir a largo plazo es mantener aquellas acciones en las que te quedaste pillado. Prácticamente todo el mundo comete los mismos errores a la hora de invertir su dinero. Da igual que te hayan prevenido antes o no, al final caes en los mismos tropiezos. Reconócelo.

En el mejor de los casos al cabo de un tiempo, haces balance y te das cuenta de que no has hecho más que pasar el rato. No habrás ganado más de un euro de lo que hubieses obtenido en las alternativas sin riesgo para colocar tu dinero.

En caso contrario, puede que aun sigas obcecado y te dejes seducir por las recetas infalibles de algún curso de bolsa para aprender a invertir. Y seguirás enganchado a la especulación que no a la inversión, dejándote un montón de dinero por el camino.

¿Y todo por qué? Bueno, puede que alguien te haya dicho que eso de invertir a largo plazo es lo que funciona, pero a ti te gusta eso de estar encima de los mercados. Mirando la bolsa y el precio de las acciones varias veces al día, todos los días de la semana. Porque te gusta la adrenalina. Y posiblemente porque en algún momento habrás pensado que eres más listo que los demás. Pues déjame que te cuente tres cosas que tu bróker no quiere que sepas sobre la inversión a largo plazo.

La primera gran mentira de todo esto de los mercados, consiste en convencerte de que cualquiera puede hacerse rico o al menos ganar un buen pellizco en poco tiempo invirtiendo en bolsa.

Y te meten todas esas imágenes de las pantallas con los gráficos de las acciones y esos tíos escudriñando concienzudamente todos los datos y figuras, que intentan anticiparse al siguiente movimiento de los precios de las acciones y pescar ese dinero fresco que puedes coger en la bolsa.


Posiblemente poco tiempo después terminarás oyendo de algún amigo de un conocido que se forra comprando y vendiendo acciones y un buen día, te dejas caer por tu banco para preguntar que hay que hacer para comprar acciones.

Empezar es muy fácil. Abres una cuenta de valores y con internet, hoy día puedes invertir casi en cualquier mercado a golpe de click y o de toque desde la pantalla táctil de tu Tablet o de tu Smartphone.

Lo peor que te puede pasar nada más empezar es que ganes con tu primera o con tus primeras operaciones. Normalmente suelen ser a muy corto plazo y muchas veces con valores volátiles.

A lo mejor lo ves todo tan claro que decides buscar un bróker barato que te permita invertir en mercados más raros y exóticos pagando bajas comisiones. Donde puedas encontrar  acciones de las que sólo con su nombre, no tengas ni la más remota idea de a qué se dedican.

Ya sea que operes con el bróker de tu banco o cualquier otra agencia de valores, debes saber una cosa. Cuanto más operes, el único que ganará dinero con total seguridad es el intermediario bursátil.

No importa si ganas o pierdes, lo importante es que sigas en el juego. Una vez el pez está dentro de la pecera, lo fundamental es que no te escapes, hasta que te hayas dejado todas las escamas y tu billetera esté vacía. Pero eso sí, si te vas siempre te estarán esperando con los brazos abiertos.

Por si acaso vuelves, siempre están esos gurús de los mercados, que te venderán su método infalible de inversión.  Donde se lleva mucho eso de poner stop loss para preservar el capital  y entrar y salir de bolsa tantas veces sea necesario. No te digo ya si te da por el trading intradiario. Por favor, no te vayas nunca a dormir con las posiciones abiertas. Paga tus buenas comisiones de compra por la mañana y las de venta antes de que cierre el mercado.

Si por un casual al final tiras la toalla y te niegas a reconocer tu error, es muy posible que consideres invertir a largo plazo y mantengas tu cartera de inversión en pérdidas. Porque claro aún pierdes un 50% y ves que eso va a tardar en subir, si es que sube.

Si acabas en esta situación, es porque compraste en mal momento, cosas que no valían lo que pagaste. Y puede que no lo valgan nunca. Y eso no es invertir a largo plazo. Eso es aferrarte a tus errores. Pero da igual, para eso se inventaron las comisiones de custodia, para que sigas dejando pelo por el camino.

¿No te das cuenta? Te lo han metido por los ojos. Te dijeron que tú también podías comprarte un BMW con lo que ganases en bolsa y pagarte esas vacaciones en el caribe. Esos tíos que han estudiado carrera y dos masters, que saben idiomas y que tienen mejor información que tú y que sí que están en los mercados, se equivocan como cualquiera. Y vaya como las preparan. Sobre todo con el dinero de otros. Entonces, ¿tú de verdad te crees que vas a ser más listo que ellos?

A la industria financiera no le gusta que los particulares saquen su dinero de fondos de inversión y acciones. Porque pase lo que pase, ellos siempre ganan.

Curiosamente el perfil inversor del español medio es conservador, miedica y a la vez especulador o amante de las emociones fuertes y el dinero fácil. Nuestra radiografía inversora es un poco bipolar. Tan pronto está en el fundamentalismo del plazo fijo, como pasa al riesgo irracional.

Pero al final los que ganan dinero en esto, son señores de cierta edad con sus necesidades básicas cubiertas, que pusieron por azar un dinero en bolsa en acciones sólidas y se olvidaron.

Pero eso de invertir a largo plazo no le deja dinero a tu bróker. Y mucho menos ese invento del demonio que son los ETF o los fondo indiciados de gestión pasiva. Cuanto más amplio es el horizonte temporal, más baja es la volatilidad y en consecuencia el riesgo. Y si el momento de entrada no fue en sobrevaloración, nada bate al mercado como inversión a largo plazo.

Lo cierto es que tratar de adivinar lo que hará el mercado, tratando de salir en el mejor momento para volver a entrar en el peor, nunca funciona. Las mejores sesiones de bolsa vienen después de las peores y haciendo lo anterior te las perderás. Perderse esos días arruina más de la mitad de rentabilidad a largo plazo de una inversión ya sea en índices o acciones.


Ahora ya lo sabes. No digas después que nadie te lo dijo ¿crees que invertir a largo plazo funciona?

También te puede interesar:

5 comentarios :

  1. Tienes mas razón que un santo, los articulos que haces son muy buenos, pero en este de psicologia bursatil, diria yo, te has superado, creo que ha todos nos ha pasado una o múltiples casos de los que comentas.
    muchas gracias y sigue haciendo tan buenos artículos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias a ti por tu comentario.

      Al final el problema fundamental de la gestión del dinero, es que las decisiones son tremendamente emocionales. Mas allá de tener cultura financiera y entender ciertos conceptos, lo que más falta hace es saber controlar las emociones y ver las cosas con perspectiva.

      Un saludo.

      Eliminar
  2. Nada más que subscribir el comentario anterior. Tus artículos son muy de valorar, abren los ojos ante ese gran desconocido que es el mundo financiero. Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se agradece leer eso. Intentamos aportar un pequeño granito de arena dentro de este mundo tan complejo de las finanzas. Un saludo.

      Eliminar
  3. Particularmente me da mala espina invertir a largo plazo, invertir en el cambio de divisas es más rápido y se puede mover bien el capital si haces las cosas correctas. Ir a comprar en acciones estancadas por ir a lo "seguro" no me parece.

    Un ejemplo claro esta en el uso del Metatrader, allí se puede ver como los resultados historicos demuestran que los movimientos a largo plazo ni siquiera son seguros.

    En fibogroup pude ver tambien algo de esto

    ResponderEliminar

Participa en la conversación y déjame un comentario.