-->

jueves, 1 de octubre de 2015

Widgets

¿Por qué no compensa especular con fondos de inversión?



especular-con-fondos-de-inversion

En momentos en los que el mercado bursátil o de bonos sufre un fuerte repunte, los ahorradores que tienen su dinero invertido a través de fondos de inversión pueden sentir el vértigo del beneficio y plantearse la posibilidad de vender el producto para hacer caja.
 
Esto puede tener sentido si el fondo de inversión ha cumplido con su plazo de inversión (de tres a cinco años) y esa rentabilidad es atractiva. El miedo a perder lo ganado puede ser lo bastante fuerte como para incitar al ahorrador a realizar beneficios o, simplemente, a reducir riesgos en su cartera. 

En es ese momento cuando la principal ventaja del fondo de inversión se hace más palpable. Si usted considera que ha llegado el momento de deshacer posiciones en un fondo para situarse en un producto más defensivo o, simplemente, hacer caja con lo ya ganado y retirarse a estudiar los siguientes movimientos, basta con traspasar el capital de su fondo a otro. 

De esta manera, diferirá el pago de impuestos, con lo que la buena operación que acaba de cerrar no sufrirá la merma de la retención para el pago de los tributos, algo que sí ocurrirá si convierte su inversión en liquidez.

Los expertos de asesora.com recomiendan no especular con fondos de inversión porque no sale rentable en términos de impuestos y comisiones. Otra cosa es que usted decida llevarse una parte del ahorro de un fondo de inversión para disfrutarlo o invertirlo en algún otro producto. Lógicamente, las comisiones e impuestos a aplicar afectarán sólo a esa parte del capital en liquidez, con lo que la merma sería muy inferior. 

El producto continuará su evolución alcista, pero desaparecerá ese vértigo o ese miedo a perder un beneficio obtenido en el tiempo al reducir el capital invertido. 

Dicho de otra manera, en lugar de vender todo el fondo y por tanto tributar por la ganancia que ha tenido ese fondo, venda sólo la parte que quiera cobrar a modo de renta o convertir en beneficio real.
 
Es decir, si la revalorización del fondo se lo permite y cada dos meses quiere tener una renta de 200 euros, venda sólo esos 200 euros y de este modo tributará tan solo por esa parte y no por el capital entero.

Otra opción que puede ser interesante para muchos ahorradores es la de diversificar su ahorro en fondos de distribución y de acumulación (los más habituales). Estos fondos de distribución lo que hacen principalmente es repartir dividendos, frente a los fondos de acumulación que lo que hacen es reinvertir esos dividendos. De este modo, si bien tributará por los dividendos cobrados, obtendrá una pequeña renta periódica (beneficio neto).

Y en lo que respecta a los importes necesarios para diversificar una cartera, un ahorro de unos 30.000 euros debería estar repartido en una cesta de unos cinco fondos de inversión. Con importes menores, los expertos de asesora.com aconsejan diversificar víaproducto (fondos de inversión mixtos) más que a través de una cesta. 

También te puede interesar:

0 comentarios :

Publicar un comentario

Participa en la conversación y déjame un comentario.