-->

domingo, 14 de junio de 2015

Widgets

¿Por qué no puedes fiarte de tu banco para asesorarte?




La respuesta más inmediata y visceral de muchas personas, es que no pueden fiarse de su banco porque son unos ladrones y engañan a sus clientes. Sin embargo se da la paradoja de que el asesoramiento bancario sigue siendo la principal fuente de asesoramiento con una gran diferencia. 

Hay varias razones que explican esta contradicción. Una de ellas es que es un servicio aparentemente gratuito que prestan las entidades financieras. En España además tenemos la red bancaria más grande en relación a nuestra población. Y por otro lado está que existe un gran desinterés de la ciudadanía en lo que se refiere a los asuntos de las finanzas personales. 

En resumidas cuentas, como es gratis, los bancos están por todas partes y tampoco nos tomamos demasiadas molestias en estos temas, el asesoramiento bancario es la opción más generalizada para mucha gente. 

La realidad es que toda esta situación ha degenerado en un clima de relación con el banco bastante hostil. A pesar de que los bancos hacen esfuerzos, todavía se siguen haciendo muchas cosas mal. Y de esta forma es muy difícil restaurar la confianza. ¿Quieres saber realmente porque no puedes fiarte de tu banco para asesorarte?

¿Te pones a la defensiva cada vez que te llama un empleado del banco? ¿Piensas que te intentan engañar cada vez que te ofrecen un producto en el banco? ¿Crees en que cada vez que insisten mucho en que contrates un servicio o producto es que es malo para ti?

No hay que llevar las cosas a extremos. Quizá no lo sientas tan exagerado, pero no me negarás que hay un gran recelo hacia la banca comercial. Y lo cierto es que como ocurre siempre no todos son iguales. Pero ni los bancos ni las personas que trabajan en ellos. Por eso hay que saber diferenciar. 

Hoy en día, encontrar una persona honesta y de confianza en un banco es un tesoro. Ese sector por desgracia, se llenó desde hace años de muchos piratas con don de gentes y buenas maneras adornadas con corbata, que son profesionales de la venta sin escrúpulos. 

A mí me resulta muy cómico cada vez que escucho a algunas entidades financieras anunciar a los cuatro vientos, que ellos hacen banca de clientes y no de producto. No es más que una moda de modelo comercial. Pero tristemente, la idea que subyace es la misma de siempre. Porque si no se avanza en el negocio y se pierde cuota, peligra la supervivencia. Y al final prima el producto. Este es uno de los cánceres de ese sector. 

El mayor peligro que existe en la banca, en realidad es la confianza. La confianza en las personas. Porque por esa grieta en nuestras defensas a lo desconocido, termina entrando justo lo que no queríamos. 

Seguramente ese empleado en el que confías y que un buen día termina traicionándote, no quería hacerlo, pero las circunstancias le obligaron. También simple y llanamente hay malas personas. Recuerda que el empleado con el que tratas, ya sea un director u otra persona con responsabilidad, no es dueño del negocio. Al final se debe a unos intereses que están por encima de su persona. 

¿Qué ocurre para que se haga un mal uso de la confianza? La respuesta son los objetivos. Muy a pesar de que los organismos reguladores, cada vez intenten desvincular la comercialización de ciertos productos y servicios bancarios a la retribución variable, al final se cae en el pecado por el incentivo. 

Supervivencia del negocio bancario, la presión comercial de las redes y la ambición personal por alcanzar los objetivos, son tres de las causas que amenazan tus intereses como cliente de un banco

Luego existen otros factores colaterales, como son los conocimientos. No hay más que coger una oferta de empleo de hace diez años para entrar en un banco, para entender que es lo que ocurre hoy. Lo fundamental don de gentes y perfil relacional. Y en segundo plano, acostumbrado a trabajar con presión por resultados y con disponibilidad para cambiar de residencia. 

Muchos bancos tenían la mala costumbre de dejar que se ganasen la confianza de los clientes de una oficina, calzarles todo lo que pudiesen y después mandarles a 500 km de distancia para repetir la operación y que el cliente no pudiese pedir explicaciones al nuevo que llegaba. 

Hoy el sector está más profesionalizado. La crisis también ha ido escupiendo muchos empleados de banca. A veces de los malos, pero también de los buenos. Una pena. Todos los que hay no son los mejores. Pero hay calidad. El problema es que tú también hagas un esfuerzo para entender. Y que las conversaciones con el banco sean provechosas. La única forma de aprovechar el asesoramiento bancario, es que te molestes en aprender cosas nuevas y exprimas a tu asesor. 

Tienes que entender que si eres cliente de una entidad a la que le demandas un servicio de asesoramiento patrimonial y solo te ofrece su producto, ni te sale gratis ni estas recibiendo el mejor asesoramiento del mercado. 

No seas ingenuo y no le pidas a tu banco comercial que te trate como la boutique financiera que cobra directamente de su cliente. El asesoramiento financiero bancario es otra cosa. Y no excluyente de las otras formas de asesoramiento, internet, asesores independientes o especializados. 

También te puede interesar:

2 comentarios :

  1. Hay un gran desconcierto e inseguridad a la hora de contratar una hipoteca. En este momento comienza a verse muy clara y rentable, el contratar la gestión hipotecaria a empresas especializadas. Ha sido durante muchos años un aspecto que se ha obviado por la confianza en el banco. Ahora, con todas las cartas encima de la mesa, la mejor forma de asegurar la mejor hipoteca es a través de una empresa especializada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Juan.

      Nunca como hasta ahora tras la nueva Ley hipotecaria y de transparencia bancaria, había estado tan hiper regulada la contratación de una hipoteca. La información precontractual, la ficha de oferta personalizada y la oferta vinculante.

      Otra cosa es que el usuario bancario, se pierde a la hora de comparar con otros bancos y tratar de decidir cual es la mejor oferta. Y ahí es donde un asesor financiero independiente puede servir de ayuda, aportando su experiencia y conocimiento.

      Cosa que las empresas de gestión hipotecaria hacen, pero tampoco son imparciales. Porque al final cobran de los bancos con los que colaboran, directamente del cliente o ambas cosas.

      Un saludo.

      Eliminar

Participa en la conversación y déjame un comentario.