-->

lunes, 7 de julio de 2014

Widgets

Cómo hacer negocio de las necesidades humanas



negocios-necesidades-humanasEso de hacer negocio de las necesidades humanas así leído, puede sonar muy feo. Pero cuando te lo explique, seguro que lo entiendes a la perfección. 

Verás, me gusta mucho eso de leer las entrevistas que hacen a emprendedores emergentes, por si me dan alguna pista de cómo empezar un negocio de éxito o para ver si se me ocurre una nueva idea para emprender. 

Y resulta que hace unos días me entretuve leyendo las repuestas de varios emprendedores sobre sus casos de éxito. Y me llamó mucho la atención, que cuando les preguntaban que como se les había ocurrido su idea de negocio, se dio la coincidencia que en varios de los casos, vinieron a decir que se dieron cuenta de que podían hacer negocio de la necesidad o de las necesidades. 

Esto casi suena peor que como lo he expresado yo en el título de este artículo. Pero dándole un poco de vueltas lo cierto es que además de ser una obviedad, me ha servido para identificar algunas buenas ideas de negocio pensando en la pirámide de Maslow. 

En realidad si piensas en cualquier marca o cualquier producto, todas satisfacen algún tipo de necesidad humana. Si lo quieres ver en un sentido cruel de la expresión “hacer negocio de las necesidades de las personas”, te darás cuenta que efectivamente se cumple en muchos casos. Y es que muchos negocios, el marketing y no digamos las ventas, son crueles. A ver si te explico de forma un poco más clara lo que te quiero decir y como esto te puede ayudar si quieres emprender. 

La jerarquía de necesidades humanas de Maslow, es la forma más simple de sintetizar todo esto.

necesidades-humanas-maslow

Si no la conoces, verás que no es más una simple agrupación de necesidades de las personas clasificadas en cinco niveles. Y que cada uno de nosotros tenemos la necesidad de satisfacer. Pero en cada caso hay prioridad en aquellas que son más básicas y esenciales respecto de las posteriores y por tanto menos vitales. Pero que sin embargo el hecho de no realizarlas nos puede llevar a sentirnos insatisfechos. 

piramide-marcasAclarado este punto y entendiendo la definición de aspectos que componen cada nivel, no te resultará difícil pensar en alguna marca o producto, que encaje con las distintas categorías. 

Así como Jaguar, Audi o Breitling representan prestigio, reputación y estatus, DIA o Danone cubren necesidades fisiológicas. Y por tanto, detrás de cada tipo de producto, marca o servicio, hay una necesidad que impulsa a consumir. 

Si consigues desarrollar un negocio que satisfaga alguno de esos valores o motivaciones y además hacerlo de una forma más completa o eficiente, tendrías un buen negocio entre manos. 

Y para proyectar un buen negocio a veces hay que ser un poco transgresor y atrevido. 

Como por ejemplo talleres de sexo o montar una escuela de sexo oral, como la que Ekaterina Liubimova quiso importar a España en su momento. A lo mejor puedes pensar, que locura, ¿cómo va a funcionar una idea así? 

escuela-sexo-oralSi lo estudias desde un punto de vista moralista y conservador, posiblemente lo rechazarías como idea de negocio. Pero si te paras a pensar, el sexo es una de las necesidades más básicas dentro de la jerarquía de Maslow. Y del mismo modo que se han extendido como la pólvora las reuniones de tupper sex entre las jóvenes españolas ¿por qué no puede funcionar una escuela de sexo?

Detrás de una barrera o un tabú, hay un nicho de negocio. Una vez cae y el público potencial se insensibiliza, el que esté mejor posicionado, es el que dominará el mercado. 

Otras ideas que pueden tener gran recorrido se pueden encontrar en el nivel de estima. Si te das cuenta, no es nada nueva la ambición de muchos, de alcanzar un estatus o nivel económico elevado. O al menos de poder experimentarlo en apariencia. 

Gran parte del elevado precio que se paga por los artículos de lujo, es el valor intrínseco de las marcas y la exclusividad de posesión por su alto coste, más que el de la calidad de los productos o servicios. 

Si las imitaciones y falsificaciones de marca funcionan bien en los mercadillos y en los tirados, ¿por qué no iba a funcionar una marca blanca de artículos de lujo?

Es decir, hacer accesible la calidad sin la marca. Aunque es verdad que muchos artículos sólo son comprados por la marca, en determinados tipos de productos, mucha gente pagaría por calidad si eso reporta imagen o estatus. 

Por ejemplo, si creas una empresa de muebles de lujo y a medida que imitan diseños de prestigio con materiales de calidad. Lo mismo ocurre con el textil y la moda. 

Pero también podría funcionar una empresa de alquiler de artículos de lujo. Como bolsos, joyas o relojes.
Por último, se me ocurre que en España hay un nicho con recorrido dentro del nivel de pertenecía y afiliación. Muchos oficios o pequeños empresarios que trabajan en España en dinero negro, tienen un bajo nivel de actividad, que en caso de legalizarlo, los costes y la burocracia se llevarían sus beneficios. Por lo que se queda en la economía sumergida. 

Como no puedes esperar que de un Gobierno surja una reforma fiscal o iniciativa real que solucione el problema, una iniciativa privada podría hacer negocio de esa necesidad. ¿Cómo? Muy sencillo, del mismo modo que el consumo colaborativo ha irrumpido con el couchsurfing, el alquiler vacacional o el uso compartido de un coche, ¿por qué no compartir los costes de constitución de una sociedad o de alta de actividad de un profesional?

La única pega a esta idea es la seguridad jurídica de los partícipes de la estructura colectiva ante el mal uso del sistema compartido. Pero ese es el negocio, que se solucionaría creando una plataforma online o un regulador matriz, que aportaría seguridad a los profesionales y distribuiría los beneficios. 

Imagina que media docena de fontaneros hacen chapuzas por su cuenta, pero ninguno tiene ingresos como para legalizar su actividad. Se asocian a través de una plataforma matriz a los otros fontaneros. Y es el regulador o intermediario es quien crea la SL o da de alta a un único administrador, pero los costes se comparten en función de los ingresos aportados. Y luego se distribuye a los socios como participación en beneficios o trabajos profesionales agrupados o esporádicos. ¿Me coges la idea?

En cada nivel hay negocio de las necesidades humanas, pero hay que rebuscar en las fronteras que nadie ha querido atravesar ante o verlo desde un punto de vista diferente. ¿Se te ocurre alguna idea para hacer negocio de la necesidad

También te puede interesar:

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Participa en la conversación y déjame un comentario.