Banner - 970x250

Hipoteca a tipo fijo o interés variable ¿qué debería elegir?

hipoteca-tipo-fijo-variable-reflexiones

Después de más de cinco años de tipos de interés en negativo, la subida de tipos de interés actual, te puede haber cogido de sorpresa. Especialmente, por su cuantía y rapidez.

Este cambio de escenario tan brusco, motivado por el intento de contención de los precios, está haciendo replantearse a muchas personas si deberían hacer cambios en las condiciones de su financiación hipotecaria o no.

Tanto en las oficinas de las principales entidades financieras, como en los despachos de asesores hipotecarios como Inmofinan, nos confirman que hay un importante auge de consultas. La principal preocupación es hasta donde pueden llegar los tipos de interés, como afectará esta subida en las cuotas de sus préstamos y durante cuánto tiempo se puede esperar que se sostenga esta situación.

¿Hasta dónde puede subir el Euribor?

Cada poco tiempo, las previsiones sobre la evolución de tipos de interés, se queda obsoleta. A medida que el Banco Central Europeo (BCE) ajusta su discurso, en relación con su batalla con la inflación, las expectativas sobre los tipos de interés se ajustan.

Respecto al alcance y la duración. Todo dependerá de cómo evolucione el índice de precios. Pero lo que sí es seguro, es que si la restricción de la oferta monetaria genera recesión, el BCE tendrá que moderar sus subidas.

Es arriesgado hacer predicciones dada la incertidumbre. Pensamos que el Euribor puede acabar en el 3% en 2022. Y dependiendo de los datos económicos, podríamos ver un pico de hasta un 4% antes del próximo otoño. Para después, tras un periodo de estabilidad, comenzar a moderarse.

Es posible que entremos en un periodo en el que la inflación que nos acompañe, se mueva en una banda de 2-4%. O que obligará a mantener los tipos de interés, en un nivel mas elevado de lo que estábamos acostumbrados, durante algunos años. Lo que en principio está descartado, es que volvamos a tipos de interés negativos.

¿Qué debería elegir? ¿Tipo de interés fijo o variable?

Dado el escenario que se nos presenta, muchas personas que ya tienen hipoteca, se plantean cambiar su hipoteca de interés variable a interés fijo. Las subidas de cuota en algunas hipotecas en la revisión, están siendo bastante elevadas. Lo que está causando bastate angustia y ansiedad en algunos hipotecados, que ven en los tipos de interés, una nueva amenaza a su economía familiar.

Muchas personas que tuvieron que elegir condiciones de financiación cuando los tipos estaban en negativo, escogieron tipo variable. Puesto que ¿quién se imaginaba la subida que estamos viviendo? Aunque se han beneficiado de condiciones muy ventajosas, ahora se arrepienten. Hay quién no ha sido previsor o no ha tenido opción y no cuenta con un colchón de ahorro para enfrentarse a la situación.

Sin duda, si hay problemas, es el momento de actuar antes de que sea demasiado tarde. Si te ves presionado por las obligaciones de pago, a pesar de que las ofertas a tipo fijo hayan subido, puede que te interese limitar el impacto pasándote a una hipoteca a tipo fijo y reunificando préstamos personales con tu hipoteca.

El escenario central que se maneja, es que los tipos de interés se estabilicen en uno o dos años. para situarse en un nivel que talvez, esté por debajo de las mejores ofertas a tipo fijo que hay actualmente.

Aun así, dado que no podemos eliminar la incertidumbre sobre lo que pasará, lo mejor para algunas personas será cubrirse con un tipo fijo. Es una forma de comprar protección y ganar en tranquilidad.

¿Cuándo no contrataría una financiación a tipo fijo?

Si la capacidad de pago de tu unidad familiar es elevada. Tenéis estabilidad laboral. Si cuentas con ahorros. Y si el porcentaje de las cuotas de tus préstamos actualmente están por debajo del 25% de tus ingresos, puedes permitirte mantenerte en interés variable sin que tu calidad de vida se vea perjudicada.

Un deudor con este perfil, suele anticipar préstamo porque genera ahorro año a año. De modo que puedes afrontar con tranquilidad la actual coyuntura. Puede que durante dos revisiones hipotecarias tengas que afrontar una cuota más alta. Pero muy probablemente y especialmente si hay recesión, los tipos de interés volverán a bajar. Y las cuotas hipotecarias se volverán ajustar a la baja.

¿Qué podemos esperar del mercado de crédito en los próximos meses?

Sin duda, siempre que nos encontramos en un momento de subidas de tipos de interés, la oferta de crédito se reduce. Se vuelve más exigente con los requisitos y se encarece.

Si vas a pedir un préstamo o de verdad necesitas cambiarlo para que tu estilo de vida no se vea afectado, muévete con urgencia. Las condiciones de financiación que puedes esperar a partir de 2023, serán peores que las actuales. Piensa que si ahora contratas un tipo fijo o mixto para protegerte de la situación de incertidumbre actual y luego las cosas se normalizan, siempre podrás plantear una novación más adelante, para mejorar tus condiciones conforme a las ofertas que haya en ese momento.

En cualquier caso, ante la duda, plantea tus consultas a tu asesor para estudiar tu caso y ayudarte a tomar la mejor decisión.  

3 Comentarios

Participa en la conversación y déjame un comentario.

  1. En mi opinión, las hipotecas variables no deberían estar disponibles para el público general, y mucho menos para gente con pocos conocimientos financieros o que van muy al limite, porque es un producto muy arriesgado para el que si no se hacen los cálculos adecuados (y la mayoría no los hace) te puedes meter en un buen lío. En puesto de eso, se podría ofertar en cada momento hipotecas a tipo fijo con los valores de tipos de interés existentes en cada momento, de esa forma cada persona podría simplemente calcular si puede afrontar el pago o no, y si bajan en un futuro cambiarse.

    Por contra, si pienso que las hipotecas variables deberían estar disponibles para aquellos que tengan capacidad de arriesgar y los conocimientos necesarios para hacerlo, ya que también creo que en el largo plazo si se gestionan bien salen más baratas que cualquier fija. Pero son un producto financiero arriesgado que se ofrece de forma mayoritaria a un público carente generalmente de los minimos conocimientos financieros para ir más alla siquiera de depósitos a plazo fijo, y sin embargo permitimos que se metan ¡En una deuda variable!

    Creo que todo esto de ls hipotecas se planteó mal desde el principio.


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amén tío. Luego que tenemos que pagarlas los demás (como va a pasar ahora), ya que ahora lloran porque no les llega el dinero para pagar. Se metieron hasta el cuello sin pensar en que podía subir el Euribor (cosa muy fácil, ya que estaba en negativo). Mientras vivamos en el capitalismo no todo el mundo se puede comprar piso. Es triste, pero es la realidad.

      Eliminar
    2. Hola.

      Hasta el año 2016, el 90% de las hipotecas que se escrituraban en España eran a tipo variable. Las ofertas de tipo fijo no eran competitivas y era difícil conseguir financiaciones a más de 20 años.

      Siempre ha resultado algo extraño, que personas que se definían como conservadoras en la gestión del ahorro, eligiesen hipotecas a tipo variable. Pero esa era la norma durante muchos años. Y el riesgo se medía teniendo en cuenta esas posibles oscilaciones en el ratio de esfuerzo del hipotecado.

      Por otro lado, cuando los tipos han estado en negativo, nadie se ha quejado. Es más, se pensaba que si un banco te ofrecía un tipo fijo al 1,25%, te estaba engañando. Porque con el Euribor en negativo, la restarle al diferencial, prácticamente pagabas el cero. Estoy seguro de que a muchos clientes se les han puesto encima de la mesa la dos opciones y han elegido libremente. Y cuando han cambiado de opinión, han podido subrogarse o pedir una novación. Pero queremos ser los más listos siempre y que pierda otro.

      Por lo tanto, las medidas de rescate al hipotecado, me parece que tratan al ciudadano como si fuese un estúpido al que hay que tutelar y subsidiar. En lugar de fomentar la educación financiara para que las personas se auto responsabilicen de sus decisiones, se infantiliza a la sociedad y se politiza todo con intervencionismo e interés electoral. De verdad que cada vez hay menos seguridad jurídica con estas medidas populistas. ¿Qué pasa con los que hacen los deberes, se asesoran y toman decisiones responsables? Esos, que paguen ¿no?

      Un saludo.

      Eliminar

Publicar un comentario

Participa en la conversación y déjame un comentario.

Artículo Anterior Artículo Siguiente