Banner - 970x250

¿Qué hay que hacer para ahorrar en tu seguro de vida?

seguro-vida-barato-2022

Antes de nada, si ya has decidido embarcarte en contratar un seguro de vida, primero, te recomiendo que te replantees el producto que vas a pactar con la entidad que finalmente decidas: así, podrás apreciarlo como la útil herramienta de previsión y planificación que es en sí misma. Y esto se debe a que, a partir de tu acuerdo de protección, tu relación con la aseguradora consiste, ni más ni menos, en que cumpla y prevenga aquellos acontecimientos no deseados en tu vida y que puedan redirigir tu desarrollo o el de tu familia con la mayor normalidad posible.

No obstante, en este proceso, pese a que nos interesa obtener la mejor ayuda, esta también puede ser barata; por ello, también es lógico que, antes de firmar el contrato, pienses en cómo es posible protegerte a ti y a tus seres queridos mientras intentas ahorrar en tu seguro de vida.

De esta manera, puesto que esa tranquilidad debe ser considerada por las empresas del sector como una obligación del servicio, especialmente por esa planificación financiera, ¿Cómo es posible, para los consumidores, encontrar la opción más económica según la situación de cada uno?

Tú eliges tu seguro de vida

En primer lugar, lo primero que tienes que saber antes de ponerte a buscar entre tantas opciones es que eres libre. Es decir, puedes acordar tu póliza de seguro de vida con la compañía que tú quieras, siempre teniendo en cuenta que sea la que más y mejor se adapta a tus necesidades.

De este modo, puesto que nadie, ni bancos ni empresas aseguradoras, pueden imponerte un plan vital de protección, siempre tendrás que ser tú, como posible cliente y futuro asegurado, el que dé la respuesta final y tome la decisión al decantarse por un seguro de vida u otro.

En este proceso, por supuesto, habrá que atender a las coberturas que se ofrecen, pues variarán según la competencia que haya en el mercado. Preguntar por ellas es importante y es que, de nuevo, las necesidades de cada uno serán determinantes para elegir una opción. Por todo, no te dejes convencer por una entidad aseguradora si la póliza que te proponen no es para ti.

Si no te gusta… ¡puedes cancelarlo!

¿Piensas que un seguro de vida es, nunca mejor dicho, para toda la vida? Pues estás muy equivocado: si sientes que tu contrato de protección no cumple con lo que buscas o confiabas en que tu seguro era bueno hasta que lo tienes que utilizar, puedes pedirle al banco o a la compañía que te ha asegurado que quieres un cambio y/o cancelarlo. Esto, además, es mucho más fácil desde que se aprobó la Ley del Seguro.

De este modo, aunque puede dar miedo enfrentarse a nuestra aseguradora, lo único que tienes que hacer, más allá de estar tranquilo, es notificar tu intención de no renovar el contrato con, al menos, 30 días de antelación. Como tal, el procedimiento se ha facilitado en gran medida, pues hasta la nueva resolución legislativa, la ley obligaba al asegurado a avisar a la entidad 2 meses antes para lograr una cancelación efectiva.

Busca, compara y ahorra

Puesto que elegir es complicado, especialmente ante la gran cantidad de oferta que todos podemos encontrar, para ahorrar habrá que comparar. Esto es una realidad; de hecho, este paso es tan decisivo por todos aquellos factores que varían tanto el precio de unas aseguradoras a otras: para escoger habrá que fijarse en la prima anual ofrecida por las compañías, el capital que va a ser asegurado, los tipos de interés que cobran los bancos frente a las empresas, etc. Entonces, sabiendo todo esto y algunos datos más, se puede llegar a calcular el ahorro que supondría una oferta por un seguro de vida frente a otra.

Este paso, previo a decidir el contrato que más te conviene, es realmente sencillo y, obviamente, necesario. Esto es así porque, cuando nos paramos a comparar, nos damos cuenta de que los precios que los bancos reclaman por este producto de auxilio vital están, de media, un 80% por encima del de las aseguradoras. De esta forma, si no te detienes y observas el sector, a lo mejor terminas contratando un seguro que te tiene protegido, pero por el que pagas un precio mucho más exagerado por no haber comparado las ofertas correctamente.

Por favor, céntrate y elige bien

Tras todo lo dicho, solo quiero recordarte que puedes estar asegurado y ahorrar, pues eligiendo sabiamente podrás pagar mucho menos por el mismo servicio. En este sentido, siempre debes que tener en cuenta que, aunque sabemos que no existen los milagros, hay soluciones para poder gastar menos dinero en tu seguro de vida, sin sacrificar las coberturas que buscas en la póliza.

Por eso, Traetupóliza ayuda a los usuarios, especialmente cuando estos están interesados en contratar o cambiar su acuerdo con la compañía aseguradora. Al final, estar asegurado debe entenderse como una decisión más de nuestra vida y de la que dependen todos aquellos que queden a nuestro cargo. Al final, el seguro de vida que elijas debe protegerte de todo aquello que no puedes controlar.

Escribe un comentario

Participa en la conversación y déjame un comentario.

Artículo Anterior Artículo Siguiente